Los problemas de fútbol del Celta 17-18

Los problemas del Celta de Unzue

El Celta ha arrancado la temporada 17-18 con nuevo entrenador, Juan Carlos Unzué, que asumió las riendas tras tres maravillosas temporadas de la mano de Eduardo el Toto Berizzo, en las que el equipo celeste alcanzó cotas históricas. No obstante, las siete primeras jornadas no han sido nada esperanzadoras para la grada de Balaídos. El Celta es undécimo con 8 puntos: 2 victorias, 2 empates y 3 derrotas. Sin embargo, peores que los números son las sensaciones que ha transmitido el equipo, sobre todo en defensa. Hay que tener en cuenta también que el calendario ha sido muy benévolo: solo ha jugado 1 partido de 7 contra un rival que juegue este año en Europa, la Real Sociedad en la primera jornada, mientras que de Balaídos ya se han llevado puntos dos recién ascendidos como Getafe y Girona.

Juan Carlos Unzué no está consiguiendo sacar todo el rendimiento de la plantilla del Celta.

Juan Carlos Unzué no está consiguiendo sacar todo el rendimiento de la plantilla del Celta. Marca.com

Si le metemos el bisturí a este Celta, nos damos cuenta de que tiene varias deficiencias serias. Unzué ha querido introducir ciertos cambios con respecto a la propuesta de Berizzo que de momento no están funcionando y están provocando desajustes. Ahora analizaremos punto por punto los problemas de fútbol del Celta 17-18.

1. Endeblez defensiva

El Celta de Unzue ha encajado 11 goles en 7 partidos, lo que le sitúa de mitad de tabla hacia abajo en esa faceta. El entrenador ha querido que sus jugadores sacaran el balón jugado en cualquier circunstancia, y eso ha provocado errores graves que han derivado en goles en contra. El entrenador ha tratado de matizarlo, pero se ha encontrado con otros problemas. Se han cometido errores individuales groseros por falta de contundencia. En todo caso, me parece que no es un problema exclusivo de los defensas, sino de un concepto de fútbol aún verde. Con Berizzo el equipo también encajaba bastantes goles, pero lo paliaba de otra manera y nunca daba tanta sensación de fragilidad.

Aún así, es cierto que la defensa es la línea más débil de la plantilla del Celta de Unzue y que no posee grandes especialistas que den seguridad. Otro punto destacable es que Unzué no se decide por ninguna pareja y cada partido juega con dos centrales distintos. También ha cambiado de portero: Rubén por Sergio. Los jugadores no ganan en entendimiento con sus compañeros ni en confianza al no gozar de continuidad.

2. No saber administrar ventajas

El Celta de Unzue parece un equipo muy blando al que suelen remontarle en los últimos minutos. Echando unas rápidas cuentas nos damos cuenta de que ha perdido hasta 7 puntos del minuto 80 en adelante: tres contra la Real Sociedad, dos contra el Getafe y dos contra el Girona, en tres partidos en Balaídos. También a domicilio contra el Betis empezó ganando y acabó derrotado. Esto habla de que el Celta está siendo un equipo incapaz de administrar resultados a favor. No cierra los partidos, no sabe enfriarlos manteniendo la pelota, sino que siempre concede alguna llegada que muchas veces le acaba costando gol. Le falta oficio a la hora de manejar los partidos en los últimos minutos.

Iago Aspas no está siendo tan decisivo en el Celta de Unzue

Iago Aspas no está siendo tan decisivo como acostumbra en este inicio de temporada. Lavozdegalicia.es

3. Poco Iago Aspas

Iago Aspas es la estrella del equipo, pero en este inicio de temporada no estamos viendo su mejor versión. Unzué sigue ubicándolo en banda derecha, como Berizzo, aprovechando la presencia de un nueve para aparecer más liberado en segunda línea. Ese nueve que la temporada pasada era Guidetti esta es el uruguayo Maxi Gómez, que está viendo portería con una facilidad pasmosa. No obstante, ya sea porque el de Moaña no encaja en el nuevo engranaje o porque no atraviesa un buen momento de forma, sus prestaciones no están siendo las esperadas. Aún no ha marcado y, exceptuando algún partido aislado, no ha sido ese futbolista imaginativo y desequilibrante capaz de desarbolar las defensas rivales.

El delantero ha mencionado en alguna entrevista que parte de una posición más retrasada, que tiene que hacer de enganche y le cuesta más llegar a posiciones de remate. No sabemos si por órdenes del entrenador o por contexto de los partidos. En cualquier caso, Unzué debe darle una vuelta al esquema para encontrar la manera de potenciar a Iago Aspas, ya sea devolviéndolo al puesto de nueve, volviéndolo a acompañar de un nueve más físico como Güidetti o introduciendo alguna otra variación. Otra incógnita en ataque es conocer si el técnico va a ir dando entrada al fichaje estrella de este verano, el turco Emre Mor (13 millones), y en qué posición.

 4. Pérdida de fluidez y de producción ofensiva

Otro de los puntos a destacar en el nuevo Celta de Unzue que es un equipo más espeso en la circulación de balón en el centro del campo y que encuentra con menos facilidad a sus atacantes. Unzué trató de dar más fútbol al equipo introduciendo a Jozabed por el ‘Tucu’ Hernández, pero la apuesta no funcionó y ha vuelto a jugar con un centrocampista más físico como el chileno. La entrada de Lobotka por el lesionado Radoja en el medio centro debería haberle dado más clarividencia en los pases, pero el eslovaco parece aún verde y sus prestaciones defensivas son bastantes peores que las del serbio.

Al equipo le ha faltado elaborar más el juego en la sala de máquinas y no convertir los partidos en un correcalles donde tiene las de perder. El fútbol practicado no ha sido demasiado vistoso. El Celta solo ha ganado dos partidos, y en uno de ellos, el 0-4 ante el Éibar, se adaptó a las singularidades de su rival y asumió una forma de jugar mucho más física y menos preciosista que dista mucho de la del Celta en los últimos lustros. Fue un 0-4 sin ningún brillo.

Los problemas de fútbol del Celta 17-18

Los centrales del Celta, que no están contando con continuidad, celebran uno de los goles contra el Éibar. Elgoldigital.com

En resumen, estos son a grandes rasgos los problemas de fútbol del Celta de Unzue. Pese a que los números no son alarmantes, en Vigo hay inquietud con el equipo. El juego no convence, los resultados no son lo buenos que la gente espera e incluso hay quien pone en duda la continuidad del entrenador. Van siete jornadas, hay que tener paciencia pero el equipo no tiene buena pinta.

[amazon_link asins=’B015J8DQYY,B01HZER8MQ,B0161LDBCA’ template=’ProductCarousel’ store=’sportball-21′ marketplace=’ES’ link_id=’ff570f8a-adde-11e7-b2a2-b51ff17f08a6′]

5 comentarios
  1. Nikola
    Nikola Dice:

    En resumen,el entrenador equivocado,porque Unzúe hasta ahora ha demostrado tener poca idea de lo que es entrenar en la élite.

    Responder
  2. Alex
    Alex Dice:

    No sé si es el entrenador equivocado, me parece que hay que darle más tiempo para poder afirmar eso con seguridad. Pero es verdad que el equipo no arranca y que su labor como entrenador está dejando muchas dudas. Esto se puede arreglar con resultados, si no me temo que tarde o temprano acabará cayendo.

    Responder
    • Nikola
      Nikola Dice:

      Es que siento que no tiene idea de lo que hace,cómo puede ser que el Celta haya empeorado tanto en sólo unos meses si conserva a buena parte de la plantilla original y descartando que la plantilla sea pasota o sufra de desidia cómo la del Madrid hace un par de temporadas,siento que no se comerá el turrón,el Celta da para mucho más que la mediocridad mostrada hasta ahora.

      Responder
      • Alex
        Alex Dice:

        Es evidente que la plantilla del Celta da para jugar mejor y tener muchos más puntos, pero también es verdad que cuando llega un nuevo entrenador e intenta introducir cambios futbolísticos los jugadores necesitan adaptarse y eso lleva un tiempo. Igual le iría mejor con una línea más continuista con respecto a Berizzo, pero solo deshacer los marcajes al hombre ya implica un cambio que necesita adaptación. Por eso creo que, aunque no lo esté haciendo bien por ahora, hay que darle unas jornadas más para juzgarle definitivamente.

      • Nikola
        Nikola Dice:

        Se supone que para eso está la pretemporada y las primeras 3 jornadas,mejor sigo tu consejo y esperemos,pero no tiene buena pinta,sobretodo por la Maxi dependencia.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *