Los Sundays de SportBall (1) – 2019-2020

Tras el piloto de la semana pasada, continuamos con nuestros Sundays. Un resumen rápido dividido en categorías sobre lo que ha sucedido cada semana en la NBA. Ya ha empezado la competición y hay muchos detalles sobre los que hablar. Como todavía llevamos sólo dos Sundays, os dejamos la explicación aquí debajo.

Dividiremos el artículo en seis secciones.

  • Tres positivas: free throw, mid-range y three-point.
  • Tres negativas: turnover, foul y flagrant foul.

Además, podemos tener:

  • Dunk: una actuación espectacular o cualquier cosa impactante.
  • Controversy: sección de máxima negatividad.
  • Game-winner: algo histórico, algún récord o cualquier otra sorpresa.

¡Esperemos que os guste!

Free throw: rivalidades en el Oeste

Los Clippers ya dan miedo. Y no ha llegado Paul George. Derrotaron a los Lakers con un gran último cuarto y arrasaron a los Warriors en el estreno de su nuevo pabellón. Al fin tenemos rivalidad angelina en la NBA tras décadas donde no ha habido color. Por otro lado, Nuggets y Blazers abrieron la temporada como la acabaron. Enfrentándose entre ellos. Y los Nuggets parecen un equipo más maduro. Dos victorias para empezar.

Mid-range: Doncic y Young no tienen límites

Los rookies suelen enfrentarse al Rookie Wall. Todos los jugadores que llegan a la liga acaban sucumbiendo a un ritmo de 82 partidos e interminables viajes. Y en las temporadas sophomore, los que destacan en su primer año, empiezan a sufrir defensas más duras. Tras ver el inicio de la liga, es obvio que Trae Young y Luka Doncic no lo van a sufrir. Pueden ser las sorpresas de sus conferencias esta temporada. El octavo puesto de playoffs puede ser posible si siguen así.

Three-Point: Karl-Anthony Towns, es mi año

Nadie coloca a Minnesota en playoffs. Y lo de Wiggins no hay por donde cogerlo. Pero Towns ha comenzado el año contrarrestando los 50 puntos de Irving y comiéndose a los Hornets en 25 minutos. Candidato a mejor pívot de la liga, necesita confirmarse como la piedra angular de su proyecto.

Turnover: Mike Conley está irreconocible

Acabará adaptándose y haciendo su mejor juego. Pero Conley ha empezado con un 4/27 en sus dos primeros partidos. Mitchel salvó el partido contra Oklahoma y no pudo evitar la derrota con los Lakers. A pesar de que el sistema de Quin Snyder es similar al que jugaba en Memphis, tiene sus diferencias. Solo juegan con un pívot dominante y por fuera Mitchell hace y deshace. Tranquilos, sé que Conley volverá. Pero esta semana no ha sido la suya.

Foul: Kings y Pelicans se estancan

Luke Walton quiere demostrar que lo que pasó en los Lakers no fue culpa suya. Pero en Sacramento, la sombra de Joerger le acecha. Recordemos que los Kings acabaron 9º del Oeste el año pasado. Apalizados por los Suns y derrota vs Blazers. Y lo mismo podemos aplicar a los Pelicans. La baja de Zion afecta mucho a su sistema (falta un ejecutor). Ingram y Lonzo parece que mejoran cada año, pero las derrotas siguen llegando.

Flagrant foul: lo de Whiteside

No se puede juzgar a un jugador por un highlight (en este caso malo). Pero esa defensa no se puede permitir. Portland tenía el partido controlado hasta ese momento. Pero Jokic despertó tras esa suspensión: 16 puntos y 8 rebotes en el último cuarto. Y repito, no se puede juzgar solo por eso. Hizo un gran partido en ataque y reboteando. Pero la pereza en defensa en la NBA se paga.

The dunk: Irving llega fuerte

Los que me conocéis habitualmente sabéis que no soy un gran fan de Irving. Su cabeza le ha hecho no tomar las mejores decisiones y su falta de liderazgo ha sido una constante en su carrera. Pero madre mía, como ha empezado la temporada. 50 puntos y canasta ganadora frente a Knicks. Sí, es cierto. Este puesto podría ser para Towns e Irving quedarse en three-point. Pero se puede ver un cambio de actitud. Esta semana Irving se lleva the dunk.

The controversy: Deandre Ayton, 25 partidos de suspensión

Consumo de drogas es igual a sanción inmediata. Los Suns empezaron genial (arrasando a los Kings) y lucharon contra Denver hasta el final. Lo de Ayton lo único que hace es bajar la euforia. La eterna maldición. Y por supuesto, la sanción es correcta. Estas acciones lo único que hacen es estancar el progreso de un sophomore que tiene muy buena pinta.

Deja un comentario