Lucas Pérez, el líder del Depor

The following two tabs change content below.

Alberto Fuentes López

Esta temporada liguera está siendo de los más sorprendente. Jugadores que probablemente pocos admiraban, hoy gozan de total protagonismo en sus respectivos equipos, y un gran ejemplo de ello es Lucas Pérez.

Y es que sus números estratosféricos lo sitúan como una de las revelaciones de la temporada en la Liga BBVA sin ninguna duda. En los 14  encuentros de competición que se han disputado, el delantero ha marcado 10 goles. Ya ha igualado los números del mejor Roy Makkay, quien a estas alturas de campeonato en la temporada 2002/2003 tuvo una racha semejante. El holandés del Depor llegó a 29 goles y logró la Bota de Oro en aquella campaña.

Lucas marcó al Valencia, (1-1), al Rayo (1-2), también anotó ante el Ahtletic de Bilbao (2-2), el Atlético de Madrid (1-1), el Celta del Vigo (2-0), el Levante (1-1), la UD Las Palmas (0-2) y el Sevilla (1-1), además de su doblete ante el Espanyol (3-0). Sus tantos han sido muy determinantes, y gracias a ellos el Depor ha sumado 16 puntos de los 23 que lleva. Datos que demuestran el gran momento del jugador, convertido en el líder del equipo y héroe de la afición e incluso compañeros, que se deshacen en elogios con él. De hecho, su compañero de vestuario, el lateral Juanfran, reconoció en unas declaraciones:  “Lucas está a un nivel impresionante y pegando fuerte para la selección. Ojalá que tenga la oportunidad y si llega a marzo al ritmo de ahora, será increíble y no sé si podrá seguir muchos años aquí. Con Lucas así lograremos el objetivo, que es la permanencia, y luego, a soñar, porque con él así podremos llegar lejos”.

El delantero deportivista tuvo sus comienzos en el Rayo Vallecano, equipo que le hizo debutar en 2010. Anteriormente formó parte de la cantera del Atlético, pero allí no consiguió dar el salto a Primera División, ya que sólo disputó de minutos con el equipo “B”.

Lucas Pérez, en un partido de su etapa como jugador del Rayo.

Lucas en su etapa como jugador del Rayo Vallecano. (vía Marca.com)

En 2011 cambió de aires, y se fue al extranjero para jugar en el Karpaty Lviv ucraniano. Dos años más tarde, se marcha al Dynamo de Kiev, donde no jugó ni un minuto debido a una grave lesión. El año posterior ficha por el PAOK FC de Salónica de la liga griega, y allí marca 12 goles en 52 partidos.

Lucas celebra el gol de la victoria en el PAOK FC.

Celebrando el gol de la victoria en el PAOK FC. (vía vavel.com)

Entonces, a la siguiente temporada llegó cedido al Deportivo de la Coruña. Pero su primer año (temporada 2014/15) fue complicado, pues sufrió una lesión que lo tuvo apartado durante la mayor parte de la campaña. Este año, como estamos viendo, se ha reivindicado y ha sorprendido a muchos que no apostaban por este jugador.

Celebrando uno de sus tantos con el Depor.

Lucas está “on-fire”. Celebrando uno de sus tantos con el Depor (vía As.com)

Lucas Pérez es un jugador con muchas cualidades: la primera de ellas es el sacrificio. Se deja el alma en cada partido, presionando y bajando a ayudar en lo defensivo. Es raro el partido que no acaba exhausto debido al gran esfuerzo realizado en sus minutos dentro del campo. También es muy bueno de espaldas a portería, capaz de girarse y sacar de la nada una ocasión de gol, así como su capacidad para el desmarque. Es un delantero muy rápido, y lo aprovecha para ser muy peligroso a las espaldas de la defensa. Además, posee una magnífica pegada y todas las jugadas a balón parado recaen en él. Y por supuesto, su definición, mostrando una sangre fría y unos recursos de crack que suele dejarnos en cada partido. En resumen, un jugador muy interesante cuyo liderazgo y regularidad han sido claves para ser uno de los futbolistas del momento.

Por esto y por su actitud dentro y fuera del campo, se ha convertido en uno de los mejores jugadores españoles de nuestra Liga. Manteniendo este nivel, podría llamar la atención de Del Bosque y cumplir su sueño de debutar con la Selección. El tiempo lo dirá.