,

Memorias de La Rosaleda: 5 remontadas inolvidables

The following two tabs change content below.

Alberto Fuentes Lopez

Facultad de Ciencias de la Comunicación en Málaga. Amante del deporte, que sueña con ser periodista deportivo... ¿por qué no?

Memoria, Compromiso y Fé. Tres palabras que dan sentido al Málaga Club de Fútbol. Atendiendo a la primera palabra, Memoria, se pueden sacar conclusiones. El aficionado tiende a guardar en su memoria ciertos hitos, hechos o fechas que van a servirle como relatos futuros y recuerdos nostálgicos. Esas expresiones típicas como “yo vi al Málaga jugar la Champions” o “yo estuve presente en el ascenso a Primera División” son un claro indicio.

Y qué mejor recuerdo que una remontada de esas que se hacen llamar épicas. He aquí una selección de 5 remontadas que La Rosaleda pudo disfrutar en los últimos años, ya sea por su dificultad, emoción o importancia. Clasificadas en orden de menor a mayor importancia, son las siguientes:

Málaga 2-1 Athletic Club

Temporada 2016/2017. El Málaga estaba contra las cuerdas, con un gol en contra y un Athletic echado atrás. Corría el minuto 67 cuando Juande Ramos optó por tirar de veteranía. Duda saltó al campo, un cambio que extrañó a muchos de los aficionados, que esperaban un revulsivo de otras características. El luso acabo siendo el héroe inesperado del partido. En el minuto 80 asistió a Sandro y un minuto después marcaba el gol que valdría 3 puntos. Remontada en 2 minutos. Un arreón sorprendente de un Málaga que puso el estadio patas arriba.

Málaga 2-1 Real Valladolid

Temporada 2012/2013. El Málaga de Manuel Pellegrini buscaba los tres puntos en la jornada 8 pero Manucho dificultó el partido con un tempranero gol. Isco empataría antes de llegar al final de la primera mitad. El conjunto malacitano siguió intentándolo pero el balón no entraba. Hasta que llegó la gran oportunidad para hacerlo. Penalti a falta de 4 minutos para el final. Joaquín tiene la responsabilidad pero… la manda fuera. Pero instantes después, todo cambiaría. Minuto 87 y Joaquín, el mismo jugador que falló el penalti, marcó el gol de la victoria con un gran gesto técnico. Las sorpresas del fútbol, con el gaditano como protagonista.

Málaga 3-2 Sevilla

Temporada 2013/2014. Derbi andaluz de tensión y emoción hasta el final. El Málaga se adelantó con gol de Duda de penalti, pero el Sevilla consiguió remontar con goles de Bacca y Fazio. Al Málaga le quedaban 25 minutos para reaccionar. Así pues, se puso manos a la obra. El Málaga obtuvo resultados pasados diez minutos, con el gran gol de Samu García. 2-2 y el pescado aún por vender. Y quién sino, el hombre de los goles importantes. Duda lo volvió a hacer, controló a la perfección un centro exterior de Pablo Pérez y sin ponerse demasiado nervioso batió a Beto. Remontada en casa ante el eterno rival, lo que podría ser el partido deseado por cualquier aficionado blanquiazul.

Málaga 3-2 Getafe

Temporada 2011/2012. Comenzó el conjunto visitante adelantándose en el marcador con una obra de arte de Pedro León, controlando un balón y sin dejarla caer, la colocó en la escuadra. El empate del Málaga llegaría en el 64′ con un gol de cabeza del veterano Van Nistelrooy. Diez minutos más tarde respondió el conjunto madrileño con un remate de Miku que sorprendió a la defensa y a Willy Caballero. De nuevo en desventaja, el Málaga no dejó de buscar portería. Hasta el minuto 87 no llegaría el empate, con un remate a bocajarro de Maresca.

Sin embargo, la hazaña aún estaba por llegar. En el tiempo de descuento, se dio uno de los goles más recordados de la historia del Málaga y probablemente de los más bellos de La Rosaleda. La chilena de Júlio Baptista. La Bestia hizo una obra de arte traducida en espectacular chilena, para poner al Málaga como líder de la clasificación en una temporada en la que acabarían clasificándose para la Champions.

Málaga 2-0 FC Porto  (Global 2-1)

Temporada 2012/2013. Vuelta de los cuartos de final de Champions. El Málaga jugaba una final, el partido más importante hasta la fecha. Tenía que remontar un 1-0 en contra, y el Porto no era un equipo fácil. Para alegría de los malaguistas, volvió a vivirse una noche mágica de Champions en la Rosaleda. Y por supuesto, Isco puso la magia. En el 42′ marcó uno de los goles más recordados de la era Pellegrini. Un derechazo a la escuadra que inició el camino de la remontada. Esta la culminaría el delantero Roque Santa Cruz, allá por el minuto 75. Un córner botado por el del Arroyo de la Miel le llegó al paraguayo, cuyo cabezazo valió una eliminatoria. La Rosaleda soñaba despierta, el Málaga conseguía el pase a las semifinales de la máxima competición europea. Lo demás, es historia.