Marcos Llorente se sube al carro de la titularidad, ¿rival para Casemiro?

Marcos Llorente Real Madrid Mundial de Clubes

El pasado sábado 22 de diciembre el Real Madrid se proclamó Campeón del Mundo de Clubes por tercera vez consecutiva. Una gesta insólita en la historia del fútbol que el conjunto merengue consiguió tras imponerse al Al Ain (4-1). La gran noticia para el madridismo, más allá de la consecución de un nuevo título, es la consolidación Marcos Llorente.

Marcos Llorente fue nombrado MVP de la final, después de anotar su primer gol como madridista. Con el paso de los partidos, ha aprovechado la lesión de Casemiro para consolidarse en el primer equipo. A día de hoy es titular para Solari, a la espera de que Casemiro se recupere de sus problemas físicos.

Los inicios de Marcos Llorente en el Real Madrid

La primera temporada de Marcos Llorente en el primer equipo del Real Madrid dejó bastante que desear. El canterano blanco llegó tras su cesión de un año en el Alavés, equipo en el que fue uno de los jugadores revelación de la temporada.

Sin embargo, bajo las órdenes de Zinedine Zidane, Marcos Llorente no dispuso de demasiadas oportunidades. Esa temporada, jugó 20 partidos, 11 de los cuales fueron de titular (seis en copa), se quedó esperando su oportunidad en el banquillo en 15 partidos, y no fue convocado en 27.

Esa pobre temporada llevó a la directiva blanca a plantearse su salida en verano. Sin embargo, el interés de Kovacic por salir, y su posterior cesión al Chelsea, sirvieron de excusa para que Marcos tuviera otra oportunidad con Lopetegui a los mandos del Real Madrid.

Marcos Llorente Casemiro Real Madrid

Hasta ahora, Marcos Llorente solo podía aspirar a ser el suplente de Casemiro.

Lopetegui tampoco confió en Marcos Llorente

Con la llegada del ex seleccionador nacional al banquillo del Real Madrid, el jugador madrileño esperaba jugar más. Nada más lejos de la realidad, Lopetegui tampoco contó con él. Con el entrenador vasco, Marcos Llorente tan solo jugó 11 minutos en los 14 partidos que el técnico ocupó el banquillo blanco.

El panorama no cambió con la llegada al banquillo de Solari, tras la dimisión de Julen por los desastrosos resultados. Tres partidos en la grada, 11 minutos frente al Espanyol, y los 90 minutos de la ida contra el Melilla fue el bagaje del madrileño hasta su primera titularidad.

La derrota contra el Eibar: punto de inflexión

Con la lesión de Casemiro, Solari no apostó por su relevo natural contra el equipo vasco. El joven madrileño viajó a Eibar por si Javi Sánchez (defensa del Castilla), no pasaba las pruebas físicas previas al partido. Finalmente Javi Sánchez se sentó en el banquillo, relegando a Llorente a la grada, y con Ceballos ocupando el puesto de «5». El resultado habla por sí solo, derrota por 3-0, y Solari cuestionado por dejar en la grada al relevo puro de Casemiro.

La historia cambió en el siguiente partido contra la Roma en Champions. Sin ritmo de competición, y sin haber jugado apenas unos minutos en 15 meses, a Marcos Llorente le llegó la oportunidad de ser titular en el Olímpico de Roma. El centrocampista no desaprovechó la ocasión, ni mucho menos, acabó siendo el mejor jugador del partido.

Desde entonces, ocho partidos como titular, en los que ha demostrado estar capacitado para ocupar la posición de Casemiro. De esos ocho partidos, siete se saldaron con victoria, el club de Concha Espina solo fue derrotado por el CSKA en el Bernabeu (0-3).

Exceptuando ese desastroso partido, Marcos Llorente ha destacado para bien en todos los partidos. Ha dado equilibrio al equipo, demostrando un gran acierto en los pases y una seguridad defensiva que hacía mucho tiempo que no gozaba el Real Madrid.

¿Es Marcos Llorente rival para Casemiro?

A día de hoy va a ser difícil para Casemiro quitarle la titularidad. Sin lugar a dudas, Marcos Llorente vive sus días más felices en el Real Madrid. Hace un par de meses, el centrocampista tenía apalabrada su marcha en enero al Alavés. Sin embargo, tras el Mundial de Clubes confirmó que se queda en el conjunto blanco.

Sin duda, el Real Madrid ya tiene su primer refuerzo invernal. Se trata de un jugador de la casa, un madridista de cuna. No hay que olvidar que es la quinta generación de su familia que viste de blanco. Antes lo fueron su padre Paco; su tío, Julio; su abuelo Grosso; y su tío abuelo, el mítico Paco Gento.

Marcos Llorente se ha convertido en la revelación de esta temporada para el Real Madrid. Pese a la mala temporada de los merengues, una de las pocas buenas noticias es su gran momento. Apunten su nombre, porque ya está aquí, y ha llegado para quedarse.

Quién escribe
Álvaro Sanz

Lee más artículos míos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.