Las 15 máximas anotaciones en un partido NBA

Aun estando inactiva, la NBA siempre nos brinda información y datos capaces de amenizar el peor de los aburrimientos. En esta ocasión, desde Sportball, repasaremos los jugadores con más puntos en un partido de la NBA.

Máximo anotador NBA en un partido

Una lista con ‘ridículas’ sumas de anotación y repleta de jugadores cuyo nombre ha pasado, sin lugar a dudas, a la posteridad de la historia de esta competición. Comencemos.

15 – Wilt Chamberlain (67 Puntos)

Este top comienza con uno de los jugadores con mayor dominación dentro de la cancha en toda la historia. Hasta en cuatro encuentros lograría el bueno de Wilt Chamberlain alcanzar la friolera de 67 puntos. El primero de ellos sería en 1961, en un partido contra los New York Knicks. Tras ello, en febrero de 1962 los alcanzaría hasta en dos ocasiones, perdiendo uno de ellos. Y, como guinda del pastel, un año más tarde firmaría otra colosal actuación frente a los Angeles Lakers, nuevamente con una derrota. Esta será la primera aparición de Wilt Chamberlain en este franklin. Pero, por suerte o por desgracia, no la última de ellas.

14 – Pete Maravich (68 Puntos)

A día de hoy, el 5 veces All-Star y miembro del salón de la fama, continúa siendo el único base en este ranking. Lograría dicha hazaña el 25 de febrero de 1977. El encuentro enfrentaría a sus New Orleans contra los New York Knicks. Gracias, en gran parte, a sus 26 tiros de campo y 16 tiros libres anotados, los de ‘Pistol Pete’ Mavarich se llevarían la victoria bajo el brazo. Siempre es más sencillo ganar si tu base roza los 70 puntos en una noche en la que todo parece entrar.

Pete Maravich, el base máximo anotador NBA en un partido

13 – Wilt Chamberlain (68 Puntos)

Como decíamos, Wilt destaca mucho en esta lista de jugadores con más puntos en un partido de la NBA. Con 68 tantos durante el encuentro que le enfrentaba a los Chicago Bulls el 16 de diciembre de 1967, firmaría otra actuación para la historia de la NBA. Con esta demostración de dominación en la faceta ofensiva, ‘Thi Big Dipper’ vuelve a nuestra lista con tan solo 1 punto más desde su última aparición. Es increíble, cuanto menos, el increíble el nivel de juego que desarrollaba el pívot por aquella época.

12 – Michael Jordan (68 Puntos)

Era de esperar la existencia de grandes nombres en esta lista, nombres como el de Michael Jordan. El considerado por muchos como el mejor de todos los tiempos, lograría alcanzar esta abundante cifra en marzo de 1990, durante un encuentro que le enfrentaba a los Cleveland Cavaliers. El ‘G.O.A.T’ alcanzaría dicha cifra gracias a 23 tiros de campo, 2 de 6 posibles triples y 21 tiros libres encestados. Histórica noche para un Michael Jordan que firmaría su máxima de carrera.

11 – Devin Booker (70 Puntos)

Con vosotros, el máximo anotador NBA en un partido que sigue en activo. Esta asombrosa gesta sería llevada a cabo en marzo de 2017, en un partido frente a los Boston Celtics.

Pese a marcharse con tan solo 19 puntos al descanso, el joven alero de los Suns anotaría hasta lo imposible para intentar hacerse con la ansiada victoria. Sin embargo, no todo en la vida son finales felices. Si bien Devin Booker parecía querer hacerse con la victoria sin importarle nada más, para su equipo parecía todo lo contrario. Aun con las 70 dianas anotadas por el escolta, su equipo sería derrotado por un marcador total de 120-130. No debió ser nada divertido haber estado aquella noche en el vestuario de los Phoenix Suns al finalizar el encuentro.

Devin Booker tiene una de las máximas anotaciones en un partidos de baloncesto NBA.

Las 10 máximas puntuaciones en un partido de baloncesto NBA

Comienza una parte más selectiva, por decirlo de alguna manera, de este flamante y exclusivo listado.

10 – Wilt Chamberlain (70 Puntos)

Al igual que nosotros no nos cansamos de verla, Wilt Chamberlain tampoco se cansó de anotar y establecer récords en la NBA. Esta vez, en otra de sus destacadas actuaciones, el pívot alcanzaría la friolera de 70 puntos. Lo haría, al igual que Devin Booker, con una dura derrota. Su equipo vería en marzo de 1963, como pese al festival anotador de su pívot, los Syracuse Nationals – actuales 76ers – se llevarían la victoria a casa. Otra noche de enfado para la historia del baloncesto.

8 – David Robinson (71 puntos)

Un jugador que ha marcado de tal manera su sello en la historia del baloncesto como lo ha hecho David Robinson no podría faltar en este top. Con sus 71 puntos conseguidos por el pívot en marzo de 1994, los Spurs se llevarían un cómodo triunfo frente a unos Angeles Clippers que nada pudieron hacer para evitar tal festival de anotación. Gracias a este encuentro y la increíble actuación del pívot, David Robinson conseguía asegurarse el título de máximo anotador de la temporada, por encima del incansable Shaquille O’Neal.

8 – Elgin Baylor (71 Puntos)

Durante la noche del 15 de septiembre de 1960, sin él saberlo, Elgin Baylor firmaría una actuación que, a la postre, le convertiría en uno de los jugadores con más puntos en un partido de la NBA. En el encuentro que enfrentaba a sus Angeles Lakers contra los New York Knicks, el alero anotaría nada más y nada menos que 28 Tiros de Campo y 15 TL para así llevarse la victoria por un marcador de 123-108. Otra noche para los libros de historia del deporte de la mano de la franquicia angelina.

Elgin Baylor es uno de los jugadores con más puntos en un partido de la NBA.

7 – Wilt Chamberlain (72 Puntos)

Una vez más, el pívot firmaría unos números que pasarían a la posteridad del mundo del baloncesto. Con 72 dianas anotadas el 3 de noviembre de 1962, Wilt Chamberlain realizaría la séptima mayor anotación en un partido NBA sin siquiera saberlo. Pese a esta monstruosidad, su equipo perdería frente a los Angeles Lakers de Elgin Baylor y Jerry West. Esta no sería ni la primera ni la última derrota que el pívot sufriría pese a su enorme aportación en ataque encuentro tras encuentro.

4 – David Thompson (73 Puntos)

El escolta, con tan solo 8 temporadas disputabas en la competición, fue capaz de firmar la cuarta máxima anotación en un partido de baloncesto NBA. Lo lograría en abril de 1978, con una derrota frente a los Pistons de Detroit. En aquel partido, aun llegando al descanso con 53 puntos a sus espaldas, Thompson no sería capaz de repetir tal hazaña en los últimos dos cuartos de juego. A pesar de la enorme diferencia de anotación entre primera y segunda mita, 9 puntos en el tercer cuarto y 11 en el último cuarto de juego, le servirían para asentarse firmemente en este ranking.

David Thompson es uno de los jugadores con más puntos en un partido de la NBA.

4 – Wilt Chamberlain (73 Puntos)

Una vez más, el jugador con un hambre insaciable de récords vuelve a aparecer en este top. En esta ocasión, durante su encuentro del 16 de noviembre de 1962. La víctima del pívot estadounidense serían los New York Knicks. Gracias a sus 29 tiros de campo anotados, junto a 15 tiros libres de 25 posibles, Wilt Chamberlain, por enésima vez, haría gala de su enorme dominio y poder en la faceta ofensiva.

4 – Wilt Chamberlain (73 Puntos)

De nuevo, Wilt vuelve a presentarse en nuestro top de máximas anotaciones en un partido NBA. Por segunda vez, el pívot alcanzaría los 73 puntos en tan solo un partido. Sería la noche del 13 de enero de 1962, en un encuentro en el que se llevó una fácil victoria frente a los Chicago Packers por un marcador de 127-111.

Resulta un tanto desesperante ver la facilidad anotadora de este jugador y todas sus enormes cifras anotadoras noche tras noche. Entonces, por solo un instante, trata de imaginar la impotencia sufrida por gran parte de los pívots que jugaron en la NBA durante la década de los 60 y principio de los 70. Toda una mala suerte cruzarse con este titán en la pintura. O quizás buena. Todo depende del punto de vista.

TOP-3 máximo anotador NBA en un partido

Entramos así en la cúspide del ranking. Un lugar con ‘lo mejor de lo mejor’. Con actuaciones y jugadores que, no sólo por estas cifras anotadoras, cuentan con un sitio más que asegurado en la historia del baloncesto.

3 – Wilt Chamberlain (78 Puntos)

Esta sea, quizás, unas de las situaciones más frustrantes que un deportista puede sufrir a lo largo de su carrera. El 8 de diciembre de 1961 los Philadelphia Warriors de Wilt Chamberlain se veían las caras contra los Ángeles Lakers de Jerry West y Elgin Baylor, y no precisamente por primera vez. En resumen, era uno de esos partidos que cualquier aficionado lleva en la cabeza durante toda la semana previa a él.

Una vez finalizado el encuentro, el pívot de los Warriors, aun habiéndose echado al equipo a sus espaldas con los 78 puntos que anotó aquella noche, contemplaría, con la mayor de las impotencias, como los de los Ángeles se llevarían la victoria por un marcador de 147-151. A modo de pista, cabe mencionar que esta no sería la última vez que Wilt Chamberlain alcanzara, o quién sabe si superase, esta impresionante cantidad de puntos.

2 – Kobe Bryant (81 Puntos)

Kobe, gracias de parte de SportBall

A pesar de no ser la actuación más reciente, sin duda es la más emblemática y recordada por el baloncesto moderno. Todos recordamos aquella mágica noche del 22 de enero de 2006. Noche en la que Kobe Bryant destrozó a los Toronto Raptors sin piedad alguna. Con un marcador final de 112-104, tan sólo 42 minutos en pista, 28 Tiros de Campo, 7 triples y 18 Tiros Libres le bastaron al escolta para sellar su nombre, nuevamente, en la historia de este deporte.

Esta sería, la única anotación capaz – salvando las distancias – de acercarse lo más posible al número 1 de este ranking. Sin más vueltas de hoja, desvelemos la máxima anotación en un partido NBA y su afortunado artífice.

1 – Wilt Chamberlain (100 Puntos)

Wilt Chamberlain Harlem GlobeTrotters.

Sí, has leído bien, la centena de puntos fue alcanzada por un jugador. Y en tan solo 48 minutos de juego. Quien iba a ser si no que el jugador con más menciones en este top. El mejor jugador, en cuanto a anotación se refiere, de toda la historia: Wilt Chamberlain.

El 2 de marzo de 1962, Wilt Chamberlain se tomaría aquella legendaria foto con un papel en el que se leía el número “100”. Una vez más, su víctima serían los New York Knicks, equipo más que acostumbrado a las estelares actuaciones del pívot. Poco pudieron hacer aquellos impotentes Knicks, los cuales finalizarían el encuentro perdiendo por un marcador de 169-147. Un marcador decente si tienes en cuanta que un solo jugador rival ha llegado a la centena de puntos frente a tus propias narices.

Con 36 Tiros de Campo y 28 Tiros Libres, Wilt Chamberlain firmaría la máxima anotación en un solo partido NBA hasta la fecha. Han pasado y pasarán las temporadas en la NBA, y, pese a haber pasado una incontable cantidad de jugadores y estrellas por la competición, nadie parece estar tan siquiera cerca de igualar este récord. No hablemos ya de superarlo. A fin de cuentas, superar a la mayor leyenda anotadora de toda la historia del baloncesto, no es para nada fácil.

Deja un comentario