The following two tabs change content below.

Abel Caride

Amante del fútbol inglés siempre con un ojo en las demás ligas europeas. Gooner y del Athletic. NBA en general, Sixers y Jazz en particular.

MCW y Trey Burke buscan su camino: de estrellas a fondo de rotación

Cada año el Draft de la NBA nos llena de sorpresas y de decepciones. Cada año el Draft de la NBA trae un aire nuevo y lleno de ilusión a la liga más poderosa del baloncesto mundial. Hoy hablaremos de dos chicos particulares, dos chicos que por unas cosas u otras desprendieron ilusión en el inicio de su carrera pero los cuales actualmente luchan por sobrevivir, y mantenerse, en la NBA. Hablamos de Trey Burke y Michael Carter-Williams, actualmente en Wizards y Bulls respectivamente. Ambos jugadores son de la generación del 2013, sí, esa generación que será conocida por ser la de Anthony Bennett, elegido número uno por los Cleveland Cavaliers.

Trey Burke

Trey Burke llegó a la NBA tras ser una estrella universitaria en Michigan. Desde bien joven, ya en High School, Burke ya apuntaba maneras pese a su baja estatura, actualmente mide 1,83 centímetros. En Michigan fue jerárquico, recibió algunos premios sobre todo en su segundo año, en sus dos temporadas allí. Promedió casi 17 puntos por partido añadiendo 5,7 asistencias y 3,3 rebotes en sus 73 partidos. Tras dos años en la Universidad, Burke decidió dar el salto a la NBA. Llegaba con buen cartel aunque con la duda de su altura y su físico. Pese a ello los Jazz lo buscaron en el Draft traspasando sus dos primeras rondas con los Timberwolves, Muhammad con la 12 y Dieng con la 21, a cambio de Trey Burke, el cual fue escogido con la pick número 9.

MCW y Trey Burke buscan su camino

Burke busca su lugar en la NBA tras encontrarlo en la NCAA. hoopshabit.com

En Utah, Burke no vivió siempre buenos momentos. Tras una primera temporada de adaptación, 32 minutos por partido para 12,8 puntos 5,7 asistencias y 3 rebotes, se esperaba un cierto crecimiento en su segunda temporada, con más competencia, Dante Exum llegaría en el Draft de 2014. En su segunda temporada tampoco logró mejorar sus falencias, mala dirección de juego, mala selección de tiro y bastantes pérdidas de balón. En su tercera temporada, aún como Jazz, Burke perdió totalmente la titularidad, ya en el tramo final de la temporada anterior la había perdido. Sus minutos e importancia en el equipo se redujeron hasta tal punto de que en la parte final dejó de contar para Snyder. Su traspaso, ya en verano, a los Wizards parecía un cambio de aires positivo, sin embargo, Burke ha tenido un rol muy secundario hasta tal punto de llegar al ostracismo de 0 minutos.

Michael Carter-Williams

La historia de Michael Carter-Williams ha sido diferente a la de Trey Burke. Les separó apenas C. J. McCollum, actual estrella de los Blazers, en aquel Draft de 2013. MCW, como mejor se le conoce, fue escogido sorpresivamente por los Sixers, de la era Hinkkie, en el puesto número 11 del Draft. Llegó a la NBA tras dos años en Syracuse, el primero muy discreto. Llegó como un base que sabía hacer un poco de todo, anotar, no más allá de la línea de 3, asistir, rebotear y como buen ladrón de balones. Sin embargo llegó con la vitola de jugador con un techo bastante bajo. Su presentación en la NBA fue soñada. Partido de inauguración ante los actuales campeones, los Heat de Miami, donde MCW cuajaría una histórica actuación con 22 puntos 12 asistencias y 9 robos. Dicha temporada acabaría ganando el ROY con unos stats de 16,7 puntos 6,2 rebotes 6,3 asistencias y 2 robos por partido.

MCW y Trey Burke buscan su camino

MCW ganador del Rookie of Year. twitter.com

MCW, tras su primer año, prometía bastante. En su segundo año Hinkie aprovechó su valor en auge, aunque estaba descendiendo, para traspasarlo, MCW acabó en los Bucks. Allí mostró las mismas virtudes y los mismos defectos, inconsistencia cara al aro y excesivas pérdidas de balón. Para más inri, los Bucks con él al mando no cuajaban acabando perdiendo fuelle e importancia en Milwaukee. Esta temporada los Bucks lo traspasaron a los Bulls, otro cambio más para un jugador con apenas tres años en la NBA. ¿Ciudad nueva, vida nueva? MCW aterrizó en un equipo con problemas, los Bulls, con la necesidad, tras traer a Wade, de ser un equipo candidato al anillo. Sin embargo en los Bulls nada funciona y MCW no sería una excepción. Cuajó algunas buenas actuaciones pero actualmente se ha quedado sin sitio en la rotación de los Bulls.

Ambos jugadores, Burke y MCW, están en la ante sala de un nuevo contrato. Ambos serán, en verano, agentes libres restringidos. Burke llegó a la NBA como estrella de la NCAA y actualmente está en el fondo de la rotación de los Wizards. MCW sorprendió a propios y extraños con un ROY incluido y tres años después también está en el fondo de la rotación, en este caso de los Bulls. Ambos son jóvenes, 24 y 25 años respectivamente, pero ambos están en la línea que separa seguir en la NBA o tener que buscarse las habichuelas fuera de ellas. No son malos jugadores simplemente no han logrado encontrar su lugar.