El mejor empate posible para el Espanyol

Diego López logró romper la racha del Espanyol de 25 partidos consecutivos encajando como visitante ante el Las Palmas.
The following two tabs change content below.

Más de un año después, el Espanyol logra romper una racha negativa de 25 partidos seguidos fuera de casa encajando por lo menos un tanto.

El pasado viernes, el Espanyol logró un punto en un campo muy difícil. La UD Las Palmas no es un rival cómodo en su estadio, sobre todo después del 4-0 que le endosó al cuadro catalán la temporada pasada. Sin embargo, el Espanyol, sin ganar, logró el mejor resultado posible: un empate a cero. ¿Y por qué es tan bueno para los pericos ese empate a nada? Pues porque consiguieron dejar su portería a cero a domicilio 525 después. Más de un año, más de una temporada, recibiendo goles fuera de casa. La última vez que logró no encajar fue en la victoria 0-2 en Ipurúa ante el Eibar, con Sergio González en el banquillo y Sergio García y Stuani como goleadores. Fue el 8 de mayo de 2015, también un viernes. Ha llovido desde entonces. Concretamente, han llovido goles.

Con Diego López en la portería llegó el fin de la mala racha del Espanyol

Con Diego López en la portería ante el Las Palmas llegó el fin de la mala racha. Laliga.es

La temporada pasada fue terrible para la defensa blanquiazul. Encajaron en todos y cada uno de los partidos lejos de Cornellà-El Prat, tanto en Liga como en Copa. Y esta campaña no había comenzado nada bien, con el 6-4 recibido en el Sánchez-Pizjuán frente al Sevilla. Un total de 25 encuentros viendo como el balón acariciaba las redes espanyolistas en casa ajena. Y en esos 25 partidos, 62 goles encajados. Casi 2’5 goles por choque, que no es poco. O, lo que es lo mismo, un gol recibido cada, aproximadamente, 36 minutos. Y hasta 6 guardametas han defendido los intereses periquitos en este tiempo.

Kiko Casilla fue el primero al encajar 3 tantos contra el Celta en Balaídos en la última jornada de la 2014/15. Otro que sólo jugó uno de estos partidos fue Bardi. El italiano jugó en el 1-1 de los pericos en el Ciutat de València la pasada campaña en Copa del Rey frente al Levante. Roberto Jiménez ha disputado solamente un partido también a domicilio y tiene el dudoso honor de tener el peor promedio de estos cancerberos, con los mencionados 6 goles recibidos ante el Sevilla la primera jornada esta campaña. Sin embargo, no queda muy lejos en cuanto a promedio Arlauskis. El lituano jugó dos partidos como visitante: 6-0 frente al Real Madrid y 4-0 ante Las Palmas. Y Diego López, que ha acabado con esta maldición, tuvo antes que recoger el balón de su portería en el 1-1 contra la Real Sociedad y el 1-2 ante Osasuna.

Arlauskis encajó 10 goles en dos partidos como visitante con el Espanyol

Arlauskis encajó 10 goles en dos partidos como visitante con el Espanyol. Sport.es

Pero la principal víctima de esta mala racha ha sido Pau López. El guardameta catalán disputó 18 partidos a domicilio encajando 40 goles (unos 2’2 goles cada encuentro). Eso equivale, más o menos, a un gol cada 40 minutos. El cancerbero de Girona fue uno de los señalados por la sangría de tantos encajada la temporada pasada por parte de los pericos y este curso ha decidido cambiar de aires y ha pedido ir cedido al Totteham Hotspur. El canterano blanquiazul no tuvo suerte en su primera temporada como titular en el primer equipo, pero no ha querido desvincularse del todo del Espanyol, por si pudiera regresar el día de mañana.

Pau López fue el portero con más partidos durante la mala racha del Espanyol

Pau López fue el portero con más partidos durante la mala racha del Espanyol. Ibtimes.co.uk

Así pues, esta terrible racha llegó a su fin el pasado viernes. Diego López mantuvo su puerta a cero con alguna intervención de mérito en el Estadio Gran Canaria. Han tenido que esperar los catalanes 1 año, 5 meses y 6 días: 525 interminables días, muchos balones cruzando la línea de gol y muchos inventos en la defensa. Como dato curioso, y para que se vea la transformación del equipo en menos de un año y medio, sólo Víctor Sánchez fue titular aquella noche en Ipurúa y el pasado viernes ante los canarios (y ni siquiera jugó en la misma posición). Con tan poca continuidad de grupo, es difícil conjuntarse en defensa. Ahora, los pericos esperan que haya comenzado una nueva racha, pero esta vez de partidos a domicilio sin encajar gol. Veremos cuánto dura.