El rompecabezas de los Grizzlies… ¿Reconstruir o alargar el proyecto?

The following two tabs change content below.

Abel Caride

Amante del fútbol inglés siempre con un ojo en las demás ligas europeas. Gooner y del Athletic. NBA en general, Sixers y Jazz en particular.

Memphis Grizzlies y el dilema de si reconstruir o alargar el proyecto

Difícil la tesitura en la que se encuentran los Memphis Grizzlies. Los Osos venían de siete temporadas jugando post temporada, cierto es que de más a menos, pero esta temporada han tocado fondo. La grave lesión, entre otras, a principio de temporada, de Conley,  junto con los problemas de vestuario que llevaron al despido de Fizdale, han llevado a los Grizzlies, que deberían estar luchando por las últimas plazas de acceso a Playoffs, a su peor temporada en más de diez años. Con esto queda preguntarse ¿reconstruir o alargar el proyecto? La respuesta fácil sería reconstruir. Teniendo en cuenta la edad de sus dos máximas estrellas, con Conley en 30 años y Gasol en 33, se vería factible reconstruir usándolos de moneda de cambio. Sin embargo, hay un problema que tienen los Grizzlies y ese problema es salarial.

Te podría interesar: Elige a tus favoritos a los premios individuales de la NBA 2017/18

Los Memphis Grizzlies, en el fondo de la Liga.

Los Grizzlies han tenido su peor temporada en más de 10 años. nba.com

Marc Gasol tiene por delante dos años más de contrato a razón de 24 millones el primero y 25 el segundo, este último en forma de opción de jugador. Mike Conley tiene por delante tres años más de contrato, siempre hablando a partir de este mismo verano, a razón de 30,5 millones el primero, 32,5 millones el segundo y 34,5 millones el tercero, todos ellos garantizados, o lo que es lo mismo, una barbaridad de decisión tomada en su momento como consecuencia al escaso mercado de Memphis y su respectiva incapacidad de atraer grandes jugadores en la agencia libre. Pero, siempre hay un pero, el error o el fallo no está en ellos, ya que son jugadores que vienen rindiendo durante muchas temporadas a un gran nivel, el fallo está en Chandler Parsons y su contrato tóxico.

Allá por julio de 2016, Memphis buscaba la tercera pata de su Big Three en forma de jugador exterior. Hicieron un all-in por Chandler Parsons, que rindió en los Rockets y se fue evaporando en los Mavericks. Sin embargo los Grizzlies apostaron por él, por recuperarlo para la causa, y le ofrecieron 94 millones para las próximas cuatro temporadas, él ni lo dudó y voló a Memphis. Por X motivos, Parsons no ha rendido, ni de lejos, a un nivel aceptable y ahora los Grizzlies cargan con su contrato. A Parsons le quedan dos temporadas más de contrato a razón de 24 millones la primera y 25 la segunda. Es decir, en tres jugadores los Grizzlies tienen hipotecados unos 78 millones de dólares de cara, al menos, la próxima temporada y unos 83 millones de cara a la siguiente temporada.

Partiendo de la base de que para la próxima el tope salarial estará en torno a los 109 millones y que los Grizzlies tienen 101 comprometidos, la situación está muy complicada. ¿Reconstruir? Complicado. Mover a Marc Gasol sí podría ser factible. Marc está considerado una estrella de la NBA y un jugador que rinde tanto ofensiva como defensivamente. Además de que su contrato no es excesivamente largo, ni caro, dado el rendimiento que puede dar, su último año es una opción de jugador, aunque sea de una cuantiosa cantidad, rechazable para conseguir un último buen contrato. ¿Mover a Conley? Nadie se va a arriesgar a asumir tal contratazo. ¿Mover a Parsons? Je. Eso sí, en verano de 2019 va a ser un caramelito su contrato.

Los pilares de los Memphis Grizzlies cerca de separarse.

Conley y Gasol llevan mucho juntos, ¿podrían separarse en verano?twitter.com

Por ello lo que le queda, en mi humilde opinión y salvo que logre mover sus grandes contratos, a los Memphis Grizzlies es hacer una reconstrucción paulatina a medio plazo e intentar alargar el proyecto a corto plazo. Para ello ya se han estado moviendo con la firma de MarShon Brooks con un contrato multianual, del que se habla de dos años. Brooks llegó mediante contrato de 10 días y su gran rendimiento, aunque sea en pocos partidos, superando los 20 puntos de media le han valido para dicha renovación. Los Grizzlies también deberían asegurarse a corto-medio plazo la continuidad de Tyreke Evans, que ha rondado los 20 puntos, 5 asistencias y 4 rebotes esta temporada. Si logra dicha renovación, complicada eso sí, podrían obtener a priori un buen quinteto, añadiendo a un JaMychal Green que se ha perdido bastantes partidos por lesión, para salir del pozo.

Un quinteto más que aceptable y un banquillo renovable con jugadores jóvenes de bajos contratos y que deberían dar un paso adelante. Entre ellos, Andrew Harrison, Dillon Brooks, Ivan Rabb o Jarrel Martin. Todo esto con la posibilidad de poder traer a una futura estrella en este próximo Draft. En dicho sorteo, los Grizzlies dispondrán de una 1ª ronda al menos top5 y con posibilidad de ser top3 y en consecuencia top1. Además, bueno también por temas de salarios, dispondrán de dos segundas rondas bastante bien posicionadas. Por lo que, entiendo, los Memphis Grizzlies a corto plazo quizás sí tengan complicaciones pero podrían dar una última chance a su proyecto sin hipotecar, más aún, a medio plazo dicha franquicia. Y quién sabe, igual tras el verano a Chandler Parsons se le da por rendir al nivel de su contrato (dejen de reírse que cosas más difíciles he visto).