, , ,

Mi equipo ideal

En el fútbol como en la vida siempre hay cosas que te gustan y cosas que no. En este caso aplicado al fútbol siempre hay jugadores a los que admiras y otros a los que no. Hoy en día cualquier apasionado del fútbol tiene a su mano cualquier plataforma, ya sea en forma de web o de videojuego, para poder fantasear con esa sensación de manejar un equipo. Todos tenemos nuestro equipo o equipos favoritos y todos tenemos nuestro jugador o jugadores favoritos. Pues bien, en mí caso hoy expondré mi equipo ideal, el cual consta de los jugadores y del entrenador que más me han gustado a lo largo de mí vida viendo fútbol. Voy a partir de un 4-3-3 como esquema para el equipo, aunque algunos jugadores pueden estar algo fuera de posición.

Portería

Aquí no tengo duda alguna, Gianluigi Buffon es para mí el mejor portero que jamás he visto en un campo de fútbol. Su carrera habla por sí sola, lleva 21 años al frente del cañón y le queda cuerda para rato. Es un portero ágil, listo y líder para sus compañeros. Aparece en los momentos claves y es de esos porteros que dan títulos. Con los años fue a más y aún a sus 38 años actuales sigue siendo considerado el mejor. Campeón del Mundo con Italia en 2006 y un sinfín de títulos con la Juventus. ¿Su única pega? Aún le falta la Champions League.

Buffon Copa del Mundo

Buffon levantando la Copa del Mundo del 2006. forzaitalianfootball.com

Defensa

Un mar de dudas en esta desmarcación. Soy un fanático de los defensas, a los cuales considero claves en un equipo. Paolo Maldini es considerado quizás el mejor defensa de la historia, para mí es el mejor defensa que he visto jamás, me faltarían los adjetivos para calificarlo pero me quedo con uno de sus apodos: «Il Capitano«. Alessandro Nesta, el elegante, junto a Maldini formaron la mejor defensa central posible, cuando Paolo se reconvirtió. Nesta fue todo lo que un central tenía que ser, buena salida de balón, bueno al corte y bueno en el marcaje, todo con su elegancia, con su saber estar. Sin duda en el olimpo de los defensas.

Fabio Cannavaro «Il Bello», quizás la gente lo recuerde de su «feo» paso por el Madrid, yo lo recuerdo de su etapa en Parma/Juventus y sobre todo en su perfecto Mundial del 2006, Balón de Oro incluido. Carles Puyol, tenía que estar aquí. Más allá de su enorme carrera, de su calidad y saber estar como central lo que me enganchó de Puyol fue su templanza, su manera de «dejaros de tonterías y juguemos al fútbol». En el Barça fue un hombre de equipo, un hombre de ejemplo dentro y fuera del campo. Alguien al que se le seguirá recordando con el paso del tiempo.

Centrocampistas

Mucho donde escoger, lamentablemente en un esquema 4-3-3 se queda corto en opciones. Andrea Pirlo, la manija del reloj para un equipo. Cuando sus equipos sufrían y el balón llegaba a Pirlo, todo quedaba en un «Keep Calm» aquí estoy yo, dadme el balón que yo marco los tiempos. Probablemente uno de los mejores creadores de juego de la historia. Mesut Özil, siempre injustos con él, cuándo a los resquemosos le preguntas por Özil siempre te salen con el mismo «cliché»: es un jugador inconsistente. Özil es magia, no te aparece los 90 minutos, hace lo que tiene que hacer en cada momento y no falla. Quizás el mejor 10 de la actualidad y le queda mucha carrera. Kaká, el jugador que más se acerca a Messi en el sentido de cuándo cogía el balón todo podía suceder. Yo me olvido del Kaká del Madrid, hubo muchos factores para que no triunfase, y recuerdo siempre aquel Kaká del Milan, una fantasía de jugador, una conducción de balón perfecta para un jugador que en esa época rozó la perfección.

Özil, actualmente el mejor 10 del mundo.performgroup.com

Özil, actualmente el mejor 10 del mundo.performgroup.com

Delanteros

Quizás aquí es dónde más va a chirriar todo, yo soy un romántico de los pequeños detalles, de lo poco común y de lo que se aleja de la regla. Por ello mí jugador preferido de siempre ha sido Filippo Inzaghi. En un equipo un Inzaghi nunca sobra, poca calidad, poca destreza pero siempre fiel al gol, siempre fiel a ser clave en los momentos importantes, siempre pescando en aguas revueltas para dar de comer a su equipo. Quizás Inzaghi sea considerado un jugador antagónico para el fútbol pero para mí no hay nadie como él, de tan poco, de la nada te sacaba la gloria. Dennis Bergkamp, tuve la suerte de poder vivirlo pero es cierto que por pocas temporadas. Bergkamp es lo opuesto al Pippo Inzaghi, Dennis radiaba calidad por todos sus poros quizás, salvo en el Ajax, nunca fue ese goleador nato pero con otro delantero al lado hacía maravillas, que se lo digan a Henry. Los delanteros como Bergkamp se están extinguiendo, por suerte lo pude vivir en un equipo al que admiro.

Inzaghi, siempre en la línea del gol.emirates247.com

Inzaghi, siempre en la línea del gol.emirates247.com

Me queda uno y no sabría como describirlo. Hay tantos adjetivos para él, tantas cosas se han dicho, tanto ha ganado y tanto ganará que él mismo habla por sí solo. Leo Messi, no soy del Barça ni por asomo, esto no me priva de reconocer que Messi es el mejor jugador que han visto mis ojos. Ya no se sabe si es delantero, jugador de banda, centrocampista o que carajo es pero lo hace todo bien. Allá dónde veas a Messi con el balón el peligro se acerca. Creo que es el único jugador de un equipo que con su sola presencia ya dinamita la moral del rival. Ya es historia y por suerte me tocó vivirlo.

Equipo Ideal

Mi equipo ideal.

Entrenador

Que decir aquí, creo que Arsène Wenger es por filosofía y estilo de juego el mejor entrenador que puede haber. Hoy en día la gente lo recuerda por sus años sin títulos sin informarse más allá del porqué de dicha situación. Un entrenador que cambió una liga, la inglesa, y que cambió para mejor la historia de un gran club como el Arsenal. Fue clave en «Los invencibles«, ganando una Premier League sin perder ni un solo partido y fue clave en la construcción del Emirates Stadium, uno de los mejores estadios del fútbol actual.

Wenger y sus invencibles.arsenal.com

Wenger y sus invencibles.arsenal.com

Llevó al Arsenal a una situación económica envidiable. Quizás su culminación hubiese sido ganar algún título europeo, la final de la Champions de 2006 merecida pero no culminada, pero ello no debe emborronar lo que ha marcado Wenger para el fútbol moderno.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *