¿Se asentará Michael Beasley en Los Lakers?

Michael Beasley Los Angeles Lakers

“Estoy a la altura de Durant y LeBron”, Michael Beasley, octubre de 2017

Poco antes de arrancar la temporada NBA 2017/18, Michael Beasley dejaba este sonoro titular. El entonces alero de los Knicks se autoproclamaba, en lo que se refiere a talento, en la élite de la liga. Meses después, en enero, el propio Durant confirmaba lo dicho por su amigo Beasley meses antes: “Tiene las mismas cualidades que LeBron y que yo”.

La carrera de Michael Beasley

Beasley ha tenido una carrera siempre por debajo de lo esperado. Drafteado en 2008 por Miami Heat en la segunda posición, solo por detrás de Derrick Rose. En este primer año en la NBA, Beasley consiguió entrar en el quinteto de rookies. Pero hasta ahí. Las esperanzas de los Heat sobre este alero de 2,08, excelente anotador, se disiparon en cuanto vieron su actitud. Desde su llegada a la liga, “B-Easy” ha vivido numerosas polémicas, muchas relacionadas con el consumo de marihuana. Siempre que parecía despegar, algo aparecía en su camino que hacía que su nivel bajase.

Sin encontrar nunca la regularidad, Beasley ha recorrido ya seis vestuarios diferentes de la NBA. Heat, en tres etapas diferentes; Timberwolves, Suns, Rockets, Bucks y Knicks han sido participes de las desventuras del alero de Maryland. Incluso en dos temporadas ha jugado en el baloncesto chino, donde fue el MVP en 2016.

Michael Beasley en Los Lakers: ¿renacimiento?

Esta última temporada, en los Knicks, Beasley ha dado ligeras muestras de su talento. 23 minutos y casi 13 puntos por encuentro han sido sus registros. También ha tenido varios partidos de más de 20 puntos, dejando claro que, si quiere, puede ser un excelente anotador.

Beasley llega a los Lakers en un contrato de un año y 3.5 millones de dólares. Allí se unirá a LeBron, como ya hizo en 2014 en los Heat. Está en las manos (y en las canastas) de Beasley ser, de una vez por todas, pieza importante de un proyecto aspirante a todo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *