Michael Owen, ‘The Golden Boy’ (Parte I)

Owen privó a Raúl de su Balón de Oro

Nuestro protagonista, Michael Owen, pertenece a esa extraña clase de futbolistas en la que se engloban jugadores que a una edad muy temprana realizan grandes exhibiciones y se ganan los elogios de crítica y público, que los encumbran y comienzan a hacer pronósticos sobre lo lejos que llegaran. Por unas u otras razones como lesiones, mala cabeza o simplemente que no eran para tanto, esos jugadores inician un imparable declive que hace que cuando se retiran apenas se les recuerde más que como ‘’lo que pudo ser, y no fue’’.

Michael Owen marcó más de 158 goles en 297 partidos con el Liverpool

Michael Owen marcó más de 158 goles en 297 partidos con el Liverpool

Michael Owen nació el 14 de diciembre de 1979 en Chester, cerca de Liverpool. Hijo de un futbolista de cierto nivel que jugó en el Everton, el gran rival de los de Anfield. Michael se convierte en un fenómeno en la zona de Liverpool mucho antes de recalar en el equipo red. Con solo 10 años, aparece en el periódico por haber obtenido el récord de goles en su categoría para el equipo de su colegio, 97 logra en una sola temporada. El record lo ostentaba hasta ese momento un tal Ian Rush, uno de las mayores leyendas del equipo de Anfield.

Michael Owen: Etapa en el Liverpool (1998-2004)

Las exhibiciones de Owen no escapan a los ojeadores del Liverpool. Con 15 años se incorpora a los juveniles del club de Anfield. Su debut en la Premier League se produce el 6 de mayo de 1997 ante el Wimbledon, a los pocos minutos de entrar encara al guardameta y lo bate con un disparo con la derecha. Owen debuta en un Liverpool que había perdido mucho de su antiguo esplendor, no ganaba la Liga desde 1990, y en los últimos años sólo había ganado la FA Cup y una Copa de la Liga, escasos logros para uno de los equipos más grandes del mundo. Ese año, los Reds terminarán cuartos, clasificándose para la Copa de la UEFA gracias en buena medida a los goles de Robbie Fowler, el gran ídolo del momento.

Michael Owen en su debut ante el Wimbledon

Michael Owen en su debut ante el Wimbledon

La temporada siguiente, Michael Owen, con sólo 18 años, marca 23 goles. El chaval de Chester comienza a ser conocido por todo el Viejo Continente, no es especialmente técnico y no tiene un físico privilegiado, pero es un delantero que ve puerta con una facilidad escandalosa: rápido, con una gran capacidad para leer el juego y desmarcarse. Owen habita en el límite del fuera de juego, buscando siempre el camino más corto hacia la portería rival.

El seleccionador inglés, Glen Hoddle lo hace debutar ante Chile en febrero del 98, convirtiéndose en el jugador más joven en jugar con Inglaterra hasta ese momento. Desde ese momento y hasta final de temporada, es convocado para varios partidos y marca en dos ocasiones. El entrenador le incluye en la lista de 23 futbolistas que conformarán la expedición inglesa a Francia, en la que por cierto se queda fuera Paul Gascoigne, que se lleva mal con Hoddle.

Michael Owen en su debut con Inglaterra ante Chile (febrero del 98)

Michael Owen en su debut con Inglaterra ante Chile (febrero del 98)

Inglaterra no parte entre los principales favoritos, el Brasil de Ronaldo, la Francia de Zidane o la Italia de Roberto Baggio y Alessandro Del Piero parecen con más opciones de aspirar al título. Cuenta no obstante con buenos jugadores, como Beckham, Shearer, Scholes, Neville o Tony Adams. En los dos primeros partidos, el entrenador inglés prefiere al veterano Sheringham como acompañante en punta de Owen, que no obstante marca ante Rumanía saliendo desde el banquillo. Pero para el último y decisivo partido de la fase de grupos parte como titular, destrozando con su velocidad a la defensa colombiana, Inglaterra vence y pasa a octavos de final.

En octavos de final, se daría una reedición de una de las mayores rivalidades del fútbol, Argentina contra Inglaterra. Owen, parte de nuevo como titular al lado de Shearer, y aunque los pross serán eliminados en los penaltis, Owen realizará una gran actuación que lo consagrará como una estrella mundial. Provoca el penalti que da el empate momentáneo para su equipo y minutos más tarde recibe un balón en el medio campo, se escapa gracias a su velocidad de Chamot, rompe a Ayala con un amago hacia la izquierda, se lanza hacia la derecha, se mete en el área y bate a Roa. Los argentinos empatarán y finalmente obtendrán el pase a la siguiente ronda gracias a los penaltis, pero Owen causa sensación y es elegido como el Mejor Jugador Joven del Torneo.

Inglaterra es eliminada en Octavos por Argentina, pero Michael Owen marca y alcanza una fama mundial

Inglaterra es eliminada en Octavos por Argentina, pero Michael Owen marca y alcanza una fama mundial

En la temporada 1998-99, el Liverpool no obtiene mejores resultados. En el mes de noviembre Roy Evans, entrenador de los Reds, es despedido y en su lugar recala el francés Gérard Houiller, que ve en Owen un diamante en bruto al que hay que exprimir para sacarle todo su potencial. Entrenador y jugador permanecerán en Liverpool hasta 2004, momento en que ambos dejan el club. El Liverpool realiza una mala temporada y queda séptimo en Liga y es eliminado de la UEFA por el Celta de Vigo. Pero en individual es un gran año para Michael, que se proclama Máximo goleador de la Premier con 18 goles. Un último apunte de esta temporada es que en noviembre del 98 debutó con la camiseta del Liverpool un tal Steven Gerrard, gran amigo de Owen y que tras su marcha en 2004 se convertirá en el gran símbolo que todavía es hoy para el Liverpool.

La campaña 1999-2000, se presenta con optimismo renovado para los Reds. Llegan a Anfield jugadores que tendrán una gran relevancia para el club, como Sami Hyppiä, Dietmar Hamann, Vladimir Smicer o Emile Heskey. Aunque en los torneos coperos el Liverpool se queda fuera pronto, en el torneo de la regularidad obtienen un valioso cuarto puesto que les permite acceder a la Copa de la Uefa del año siguiente. Por otro lado, en la Eurocopa celebrada en los Países Bajos, Owen que ya es un fijo en la selección juega los tres partidos de la fase de grupos como titular. Pero las cosas salen mal, los pross caen ante Portugal (3-2) y ganan a Alemania (1-0). En el partido decisivo disputado frente a Rumanía, los ingleses llegaron a ir ganando 2-1 con gol de Owen incluido. Incomprensiblemente, el técnico inglés, Kevin Keegan, retira a sus dos mejores futbolistas: Paul Scholes y Owen, lo que provoca que Inglaterra se eche atrás y acabe encajando dos goles, que la eliminan del torneo.

La final de la FA Cup de 2001 ante el Arsenal es una de las más recordadas de los últimos años, en buena medida gracias a los dos goles en los últimos minutos de Michael Owen que le dieron el título a su equipo

La final de la FA Cup de 2001 ante el Arsenal es una de las más recordadas, Michael Owen le dio el título al Liverpool con 2 goles

A pesar de los sinsabores de la temporada anterior, el nuevo curso 2000-2001, será la mejor campaña de Owen en el Liverpool en todos los sentidos. A nivel colectivo, es una gran temporada para los Reds, que terminan en el tercer puesto en la Premier, logrando el ansiado acceso de la máxima competición continental. Por otro lado el Liverpool se proclama campeón de la FA Cup tras remontar al Arsenal e imponerse por 2-1, marcando Owen los dos goles que le dan el título. Además se gana la Copa de la Liga ante el Birmingham.

Pero el gran éxito de esta temporada es que el Liverpool se proclama campeón de la Copa de la UEFA. Los de Anfield eliminan consecutivamente a Roma, Oporto y Barcelona y derrotan en la final al sorprendente Alavés por 5-4 en uno de los partidos más memorables de toda la historia. En la final, Owen no marca, pero da una asistencia de gol a Gerrard y fuerza un penalti que McAllister convierte. A nivel individual es su gran explosión como fenómeno mundial, marca 24 goles. En septiembre de 2001 le endosa un hat-trick a Alemania a domicilio en un partido de clasificación para el Mundial de 2002 que los ingleses ganan por 1-5.

Ese año, con sólo 22 años Michael Owen gana el Balón de Oro, imponiéndose a Raúl y Oliver Kahn. Para muchos, un premio como poco cuestionable, que en opinión de un amplio sector debió de ser para el español.

En lo colectivo, la temporada 2001-02 es muy buena para el Liverpool. En Liga se obtiene el subcampeonato, y se ganan dos títulos, la Charity Shield y la Supercopa de Europa ante el Manchester United y el Bayern de Münich respectivamente, nuestro protagonista marca en ambas finales. En Champions, el Liverpool alcanza los cuartos de final, cayendo ante el Bayer Leverkusen.

Michael Owen celebra la obtención de la Copa de la UEFA ante el Alavés

Michael Owen celebra la obtención de la Copa de la UEFA ante el Alavés

La temporada 2002-03 no es tan positiva. Tras un gran inicio en Liga, el Liverpool se deshincha y acaba ocupando el quinto puesto. En la Champions no se pasa de la fase de grupos, aunque el equipo se mete en UEFA, cae en cuartos frente al Celtic. Lo mejor del año es la obtención de la Copa de la Liga, que se consigue tras derrotar en la final al Manchester United con goles de Owen y Gerrard.

La 2003-04 será la última temporada en el Liverpool, los Reds son muy pronto eliminados en Europa, y en los torneos coperos. En Liga, se consigue pese a todo un cuarto puesto que le da acceso a la próxima edición de la Copa de Europa.

Michael Owen ofrece su Balón de Oro a los aficionados de Anfield en compañía de Houiller, el técnico del Liverpool

Michael Owen ofrece su Balón de Oro a los aficionados de Anfield en compañía de Houiller, el técnico del Liverpool

Es el final de un ciclo, Houiller deja el club tras 6 temporadas con éxitos moderados, no se ha podido ganar la Premier, que en esos años dominan el Manchester United y el Arsenal, mucho más poderosos económica y deportivamente. En su lugar llega Rafa Benítez con el objetivo de darle un lavado de cara al Liverpool y volver a situarlo en la cumbre, para ello cuenta con Owen, pero éste acaba contrato el año que viene y quiere ganar títulos, algo que en ese momento parece difícil en Anfield. Y apare el Real Madrid, la oferta blanca es irrechazable y Owen cambia Liverpool por la capital de España por 12 millones de euros.

4 comentarios
  1. Marc Saumell
    Marc Saumell Dice:

    A mi me gustaba mucho. Quizás me gustaba tanto porque mis primeros recuerdos futbolísticos coinciden con su boom, y ese gol (golazo) ante Argentina se me quedó bastante jajaj

    Era un tipo muy listo, con un goal sense brutal, siempre bien colocado, siempre bien perfilado, desprendía peligro constantemente. Un jugador que tomaba todas sus decisiones cara portería, para hacer daño. Y tenía una definición élite, era muy bueno tanto en el remate como en el disparo.

    Su carrera ha sido gris, se esperaba mucho de él. Ya veremos en la segunda parte!

    Responder
  2. Adrian de la Fuente
    Adrian de la Fuente Dice:

    Coincido contigo totalmente en tus apreciaciones, Marc. Un jugador que sin poseer unas condiciones físicas o técnicas excepcionales tenía un gran olfato goleador, con la inteligencia y la velocidad como mejores armas.
    En mi caso tengo pocos recuerdos de verlo jugar, por edad tengo alguno muy vago con Inglaterra.
    La segunda parte estará para mañana o pasado jejeje. ¡Gracias por comentar!

    Responder
  3. Vicente Bresó
    Vicente Bresó Dice:

    A mí me gustaba pero creo que era mejor a los 18 que a los 22, y ya no digamos a los 25. Perdió muy pronto esa velocidad endiablada que le caracterizaba y con ello su factor diferencial. El Owen del Mundial de Francia 98 era uno de los mejores delanteros del mundo, el que jugó en el Madrid ya era sólo un buen jugador. Sentía cierta simpatía por él pero no debió ganar el Balón de Oro ese año ni nunca.

    Responder
  4. Adrián
    Adrián Dice:

    Si, tienes toda la razón Vicente. Las lesiones le mermaron muy pronto, ya en el 98 o 99 -no recuerdo con exactitud- había tenido una bastante importante. Y tal y como dices la velocidad era su mejor arma.
    Respecto al Balón de Oro, recuerdo cuando me informaba para este artículo, que sus defensores esgrimían la gran cantidad de goles que marcó ese año -unos 40- y lo decisivo que fue tanto para el Liverpool como para Inglaterra, diciendo de la misma forma que su importancia para éstos había sido mayor que la de Raúl para el Real Madrid, que contaba con más estrellas. Desde luego por calidad futbolística hubo jugadores que lo merecieron más, pero teniendo en cuenta lo que gano ese año…
    La verdad prefiero no mojarme, seguro que tú lo sabes mejor y puedes emitir un juicio más objetivo. Yo de Owen recuerdo pocos partidos, sobre todo con Inglaterra y ya en 2006, cuando habían pasado sus mejores años.
    ¡Gracias por comentar!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *