NCAA, las estrellas que vienen: Un tiempo sin ganar, pero pueden recuperar el cetro

The following two tabs change content below.

Jorge Gomez-Cornejo

Amante de deporte e historia a partes iguales. Amo el deporte de la canasta desde que tengo recuerdos, así como a genios como Ricky Winslow, Michael Jordan o Ray Allen. Me encantan tanto la NCAA como las competiciones europeas.

Entradas recientes de Jorge Gomez-Cornejo (ver todas)

Tras analizar en el primer artículo a los grandes e históricos favoritos al título universitario, en este segundo procedemos a analizar a aquellos equipos que llevan un tiempo sin ganar o se han caído de los grandes favoritos al título de la NCAA, pero que este año parece que volverán a estar en la pelea.

uconn_huskiesCONNECTICUT HUSKIES

Tras conquistar el título hace tres campañas con Shabazz Napier al mando, Kevin Ollie no ha vuelto a tener un equipo capaz de pelear por el título y aunque esta temporada no está entre los grandísimos favoritos, puede ser uno de los outsiders.

Y lo hace con un cinco inicial que pinta a NBA, una pareja interior, con un físico espectacular e intimidador, como Amida Brimah y Juwan Durham, el primero acostumbrado a jugar por encima del aro y el segundo, recruit cinco estrellas, con buenos movimientos en el poste, con dos alas como Rodney Purvis, anotador peligrosísimo tanto desde la larga distancia como en penetración, y Terry Larrier, un atleta con gran capacidad para anotar para anotar y dejar mates dignos de poster y en el base cuentan con una de las promesas que mejor puede moldear Ollie, que fue muchos años base de la NBA, Jalen Adams, un combo muy completo que deberá mejorar un poco en la dirección.

Sin embargo, el banquillo de UConn baja el nivel, siendo sus mejores piezas Steven Enoch, un más que decente suplente para Brimah, que dependiendo de los minutos que tenga puede crecer mucho en esta temporada y lo que pueden hacer los freshmen, Altarique Gilbert, un buen base director que saldrá desde el banco, y Vance Jackson, otro atleta que ocupará las posiciones de 3 y 4 y que está acostumbrado a jugar por encima del aro.

Jugador a seguir: Amida Brimah

Brimah es otro ejemplo más de los pívots africanos que cada vez más se ven en la NBA, es decir, un siete pies con gran capacidad física, mucha capacidad reboteador y una intimidación que asusta pero que en el apartado ofensivo está bastante limitado a día de hoy ya que la mayoría de sus canastas provienen de mates. Una mejora en el apartado ofensivo le daría posibildades de título a los Huskies.

Amida Brimah debe ser determinante en el aspecto defensivo Foto: cbssports.com

Amida Brimah debe ser determinante en el aspecto defensivo
Foto: cbssports.com

ucla_bruinsUCLA BRUINS

Tras una calamitosa temporada, los Bruins vuelven a estar en las quinielas para intentar lograr un título que hace demasiado que no logran, desde 1995 con viejos conocidos de la afición europea como Tyus Edney, Jiri Zidek o Ed O’Bannon en sus filas. Lo hacen con un equipo que a buen seguro planteará mucho small ball, ya que tiene el que probablemente sea el grupo de guards de más calidad de toda la nación. Hablamos de un base con la dirección y defensa de Aaron Holiday –hermano de Jrue-, un cañonero como Bryce Alford, un jugador que puede ocupar las tres posiciones exteriores aportando lo que se necesita en cada momento como Isaac Hamilton –hermano de Jordan-, un escolta muy atlético y físico como Prince Ali pero sobre todo, la adición de Lonzo Ball, un recruit cinco estrellas que es un base altísimo -1.98- con una gran visión de juego y de pase, capacidad de llevar el tempo del juego y capacidad defensiva, al que muchos comparan con Ricky Rubio.

Además de los pequeños, en el interior, la universidad más laureada en lo que a baloncesto se refiere contará con otros dos recién llegados cinco estrellas como TJ Leaf, un cuatro que se maneja muy bien tanto en el poste como en la larga distancia junto a que es un gran reboteador, e Ike Anigbogu, pívot rocoso interior que debe ser el dominador de la zona de los de Los Angeles, y que junto a Tom Welsh, 7 pies con muy buena mano en la zona, ya sea con juego de espaldas o lanzamiento en suspensión, deben añadir más a la buena aportación que recibirán desde el exterior.

Jugador a seguir: Bryce Alford

Hijo del entrenador del equipo, Bryce ha demostrado por méritos propios su hueco y se le considera una de las grandes promesas de los Bruins. Hablamos de un combo guard con un físico bajo una gran capacidad de lanzamiento desde más allá del arco, tal y como hemos visto durante sus tres primeras temporadas en Los Angeles, pero que además le está añadiendo una gran visión de juego y capacidad de pase aumentando año tras año el número de asistencias. Con esto, se le puede ver un futuro en Europa de bastantes años.

Bryce Alford es un cañonero a seguir esta temporada. Foto: usatoday.com

Bryce Alford es un cañonero a seguir esta temporada.
Foto: usatoday.com

arizona-wildcatsARIZONA WILDCATS

No hay un equipo que pueda empezar la temporada de manera peor que los Wildcats ya que los de Sean Miller, además de las bajas de 4 de los titulares de la campaña pasada en la que llegaron al Elite Eight, han sufrido un golpe durísimo con la retirada del freshman Ray Smith, un gran proyecto de jugador NBA que debía ser una de las referencias de los de Tucson, tras su tercera rotura de ligamento cruzado en menos de 30 meses. Desde aquí le deseamos la mejor de las suertes ya que es una pena su retirada sin poder haber disputado ningún partido oficial en dos temporadas con los Wildcats por sendas lesiones en las rodillas.

Sin esperar el suceso de Smith, los Wildcats plantean una temporada en el que destaca una posible formación con tres o cuatro pequeños, debido a la permanencia del base titular, Parker Jackson-Cartwright, que con su capacidad de manejar el tempo más su lanzamiento de larga distancia debe comandar la nave de Coach Miller, un anotador insaciable como Allonzo Trier, un dos físico y penetrador como Kadeem Allen, a los que añaden y dos freshmen cinco estrellas como Kobi Simmons, base atlético y defensivo que deberá mejorar su dirección y ser menos individualista, y Rawle Alkins, una fuerza de la naturaleza con gran capacidad de anotación.

En el interior tendrán más problemas, ya que la que debería ser una de sus piedras angulares interiores, Chance Comanche, ha sido suspendido de forma indefinida por no cumplir los mínimos requeridos en la faceta estudiantil, por lo que el poder interior quedará en manos de dos europeos, el serbio Dusan Ristic, un 7 pies con buenos movimientos en la zona y capacidad reboteadora, y el finés Lauri Markkanen, uno de los jugadores más interesantes de la temporada ya que es un cuatro abierto con gran lanzamiento exterior y buena velocidad en penetración.

Jugador a seguir: Allonzo Trier

Uno de los grandes prospects de la temporada, Trier se ha mostrado como un jugador con mucho futuro, incluso en el próximo nivel, ya que hablamos de un gran defensor, capaz de parar a cualquier rival exterior de su contrincante y además es un gran jugador en el apartado ofensivo, con un gran manejo de balón, gran primer paso y un lanzamiento desde el exterior muy efectivo a pesar de ser poco ortodoxo. Si le añadimos que es un jugador muy disciplinado, su futuro en la NBA puede ser destacado.

Allonzo Trier es uno de los grandes nombres de la universidad de Arizona. Foto: wildats.arizona.edu

Allonzo Trier es uno de los grandes nombres de la universidad de Arizona.
Foto: wildats.arizona.edu

indiana-hoosiersINDIANA HOOSIERS

Cinco títulos en las vitrinas de los de Bloomington pero sin llegar a una Final Four desde 2002, cuando los Hoosiers encabezados por Jared Jeffries fueron derrotados por unos Maryland Terrapins encabezados por dos viejos conocidos del basket español y europeo como Juan Dixon y Lonny Baxter, el equipo entrenado por Tom Crean quiere cambiar esta tendencia y llegar a la fase final que se disputara en Glendale.

Para ello, cuenta con una plantilla muy similar a la de la temporada pasada y es que a pesar de las importantes bajas de Yogi Ferrell, por acabar su ciclo universitario, y Troy Williams que decidió dar el salto un año antes de acabar, los Hoosiers presentan un gran equipo en el que destacan sus dos aleros, OJ Anunoby y James Blackmon jr., siendo Anunoby un alero físico con gran envergadura y gran defensa mientras que Blackmon es un escolta con gran manejo y una muñeca letal que deberá ser el principal arma exterior tras recuperarse de la rotura de ligamento cruzado que sufrió la temporada pasada. En la dirección de juego se pelearán por el timón un Josh Newkirk, base veterano que está en su año junior y que llega como transfer procedente de Pittsburgh, y un nativo de Bloomington como Johnny Jager que proveniente de la división III, que parecía quedársele pequeña, debe dar buenos minutos a los Hoosiers. En el interior cuentan con un cuatro abierto y buen físico como Collin Hartman y un center de la vieja escuela como Thomas Bryant, con grandes movimientos en la zona y buena capacidad reboteadora.

Sin embargo, los problemas, y sobre todo la inexperiencia los tienen en los reemplazos de los titulares, ya que los jugadores que se prevé que disfruten de más minutos off the bench, serán dos freshmen como Curtis Jones, un gran anotador exterior para las posiciones exteriores y un jugador con mucho salto y capacidad atlética en el interior como De’Ron Davis que puede optar a un puesto de titular, junto con un jugador polivalente en el exterior que también es un buen anotador como Robert Johnson.

Jugador a seguir: Thomas Bryant

Hablar de Bryant es hablar de un pívot de la antigua escuela, es decir, de los que tiene un buen juego de pies, con un lanzamiento de media distancia más que notable, al que está añadiendo un decente lanzamiento desde la larga y que además, en defensa, es un gran reboteador a lo que ayuda una gran envergadura. También cabe destacar en él que es un gran jugador de equipo y busca la mejor opción para los suyos, echándose el equipo a la espalda si es necesario.

Thomas Bryant, un cinco de referencia en Bloomington. Foto: usatoday.com

Thomas Bryant, un cinco de referencia en Bloomington.
Foto: usatoday.com

syracuse-orangeSYRACUSE ORANGE

Fueron la gran sorpresa de la temporada pasada metiéndose en la Final Four después de comenzar la March Madness como seed #10, eliminando entre otros a uno de los grandes favoritos como Virginia Cavaliers. Han tenido muchas bajas de aquel equipo entre las que destacan sus tres jugadores exteriores titulares, Trevor Cooney, Malachi Richardson y Michael Gbinije, que pasaron al profesionalismo, pero a pesar de estas bajas, tienen un equipo que, aun no siendo favoritos, no se les puede descartar para repetir el título de 2003 con Carmelo Anthony, sobre todo si la famosísima zona 2-3 de Jim Boeheim funciona como lo hace habitualmente.

Para ello, cuentan con un base eminentemente director llegado desde Colorado State como John Gillon, un freshman con buen físico, buen IQ y mucha capacidad anotadora como Tyus Battle en el 2, dos jugadores que pintan a primera ronda de draft en los puestos de forward como son los Tylers, Roberson y Lydon, Roberson un jugador con buen físico, capacidad reboteadora y de dejar highlights y Lydon, un cuatro abierto con mucha capacidad desde más allá de la línea de 3 y un cinco undersized pero muy cumplidor como DaJuan Coleman.

Desde el banquillo cuentan con un alero muy cumplidor en todos los aspectos ofensivos, ya sea lanzamiento exterior o penetración, como Andrew White, transfer procedente de Nebraska, un ala defensor y con buen tiro de media distancia como Franklin Howard y tres interiores que debutan en Cuse esta temporada como Pascal Chukwu, 2.18 que debe poner gran intimidación, Matthew Moyer gran jugador en la faceta defensiva tanto en la faceta reboteadora como taponadora y Taurean Thompson, un recruit cuatro estrellas muy acostumbrado a jugar por encima del aro.

Tyler Lydon es uno de los grandes jugadores de la NCAA en la temporada que comienza.

Tyler Lydon es uno de los grandes jugadores de la NCAA en la temporada que comienza. Foto: usatoday.com

Jugador a seguir: Tyler Lydon

Lydon es el prototipo de cuatro abierto de toda la vida, ya que hablamos de un 2.08 con gran lanzamiento de tres puntos y no está dotado de un gran físico aunque lo suple con su técnica, cosa que se demuestra con su buena capacidad de pase, mejor de lo que representa su número de asistencias. Además, aporta bastante en el apartado defensivo, donde aporta mucho en el apartado reboteador tanto en ataque como en defensas.

Otros equipos a tener en cuenta: Georgetown Hoyas, Maryland Terrapins, Ohio State Buckeyes.