NCAA: Resumen de la primera fase de la competición

The following two tabs change content below.

Jorge Gomez-Cornejo

Amante de deporte e historia a partes iguales. Amo el deporte de la canasta desde que tengo recuerdos, así como a genios como Ricky Winslow, Michael Jordan o Ray Allen. Me encantan tanto la NCAA como las competiciones europeas.

Entradas recientes de Jorge Gomez-Cornejo (ver todas)

Hace dos meses escribimos sobre el comienzo de la competición colegial estadounidense, la NCAA, pero cuando comenzó de verdad fue hace dos martes, con los Conference games. Resumimos brevemente para quién no conozca la competición universitaria, cosa que trataremos de mejorar a partir de ahora con un resumen semanal.

La NCAA tiene tres fases, los Non-Conference Games, la Conference Season, formada por Conference Games y Conference Tournament, y la March Madness, también conocida como Locura de Marzo o el Gran Baile, que es el Playoff por el título. Para clasificar para la última, hay que ganar bien el torneo de conferencia o bien ser seleccionado en el Selection Sunday por un comité de expertos.

Para lograr ser seleccionado es muy interesante estar dentro de los rankings o al menos tener algún voto. Hablamos de los rankings de la prensa –Associated Press o AP rankings- ya que la NCAA no tiene clasificación como tal ya que en los Non-conference games los diferentes equipos pueden jugar un número diferente de partidos y de diferente dificultad, por lo que los miembros de la prensa especializada deciden quienes han sido los 25 mejores equipos en función del balance, enfrentamientos que han tenido y juego del equipo. Es muy raro ver que un equipo situado entre los 25 del ranking se quede fuera del torneo final. Los rankings fueron los siguientes:

AP Rankings durante los non conference games
Foto: Wikipedia

Durante la primera fase y tal y como se observa en la tabla de rankings, sólo quedaron seis equipos invictos: Villanova Wildcats, UCLA Bruins, Baylor Bears, Creighton Blue Jays, Gonzaga Bulldogs y USC Trojans.

Volviendo al principio, hemos hablado de que la primera parte de la temporada, los non-conference games, han terminado. Esta fase es la que ofrece el típico comentario de “no te puede dar el título, pero puede quitártelo” ya que una mala primera fase no te da acceso a la postemporada pero te puede sacar de ella a menos que ganes el torneo de la conferencia. Se basa en choques entre universidades pertenecientes a distintas conferencias, marcadas especialmente por torneos en lugares exóticos, pagados por el correspondiente sponsor, como México o Bahamas, entre los que destacan los prestigiosos Maui Invitational, que esta temporada ha ganado North Carolina Tar Heels tras vencer en la final a otro equipo top como Wisconsin Badgers por 71-56 y que contaba con otros equipos favoritos como Oregon Ducks u Oklahome State Cowboys, o el Battle 4 Atlantis, disputado en Nassau y que ganó Baylor Bears dando la sorpresa en la final ante los Louisville Cardinals de Rick Pitino por 66-63. Sin embargo, uno de los puntos álgidos de la primera parte de la temporada es el enfrentamiento entre dos de las conferencias más potentes, la Big 10 –conferencia con universidades de la talla de Michigan State, Wisconsin o Michigan- y la ACC –conferencia con universidades como North Carolina, Virginia o Duke- en el ACC/Big10 Challenge en el que se hacen emparejamientos que suman un punto por victoria para la conferencia que gana dicho encuentro. Esta temporada por primera vez desde 2008 la vencedora fue la ACC con 9 victorias a su favor por 5 de la Big 10.

Así pues y una vez resumida en términos globales la temporada, se ha realizado un breve resumen quienes han sido los equipos y los jugadores de la primera parte de la temporada, tanto en el apartado positivo como negativo, poniendo atención también a los españoles que se encuentran por tierras norteamericanas.

MEJOR EQUIPO DE NON-CONFERENCE GAMES: UCLA Bruins. A pesar de que para Sportball contaba entre los posibles favoritos, pocos más de la prensa especializada creían que fuera a ser uno de los grandes favoritos tal y como están demostrando en lo que llevamos de campaña. Con un baloncesto bonito, basado en el small ball y con el protagonismo anotador muy repartido entre todos sus jugadores, los de Steve Alford han sobrepasado a todos sus rivales en lo que llevamos de temporada, haciendo imposible que ninguno iguale su caudal anotador, entre ellos equipos de la talla de Michigan o Kentucky a la que vencieron a domicilio en Lexington, por lo que en mi modesta opinión, se merecen el premio al mejor equipo de lo que llevamos de temporada.

UCLA está jugando a un nivel que apenas se recordaba en Los Angeles. Foto: usatoday.com

RESTO DE EQUIPOS

Además de los favoritos que ya comentamos y UCLA, a quién hemos considerado el mejor equipo de la primera fase –perdió en la noche inaugural de la segunda fase ante Oregon Ducks- hay varios equipos que han sorprendido tanto positiva como negativamente. Los que más, son los siguientes:

  • SORPRESAS
    • Creighton Blue Jays: la universidad dirigida por Greg McDermott, padre del jugador de los Chicago Bulls Doug, está siendo una de las grandes sorpresas, ya que nadie contaba con ellos entre los favoritos al título y están dando la campanada ante universidades de la talla de Wisconsin, Mississippi o la North Carolina State de Dennis Smith, consolidándose como la gran alternativa a Villanova en la Big East.
    • Baylor Bears: los de Waco están siendo la mayor de las sorpresas de la temporada, ya que antes de comenzar perdieron a sus dos jugadores más importantes, Taurean Prince y Rico Gathers, pero de la mano de Jonathan Motley, han sido capaces de ganar a cuatro Top 25 y siendo uno de los seis equipos imbatidos de la primera fase.
    • TCU Horned Frogs: si a principio de temporada alguien pensaba que los de Fort Worth estarían con el mismo balance que Kansas a estas alturas de la película, lo tomaron por loco seguro. Pero es así, y gracias a una gran defensa la universidad tejana está siendo la agradable sorpresa de la Big XII. ¿Hasta dónde podrán llegar?

Otras sorpresas positivas: Northwestern Wildcats, Maryland Terrapins, Virginia Tech Hokies.

  • DECEPCIONES
    • Syracuse Orangemen: fueron la sorpresa agradable de la temporada pasada al entrar por sorpresa en la Final Four, pero en esta, la zona press de Jim Boeheim no está dando sus frutos y están defraudando a propios y extraños. Cinco derrotas, alguna de ellas muy dolorosa como perder en casa ante St. John’s por 33, que deja a los Orangemen en situación comprometida de cara a entrar en la Madness.

Syracuse está siendo una de las grandes decepciones de la temporada. Foto: dailyorange.com

    • Rhode Island Rams: eran los grandes candidatos como mid-major (universidades que no están en el top ni atlético ni académico) para hacer saltar la banca y meterse en la Final Four al contar con dos de los supuestos mejores jugadores del país en EC Matthews y Hassan Martin y una plantilla conjuntada, pero los Rams no han estado a la altura que se esperaba de ellos y han sumado hasta cuatro derrotas que les hacen muy difícil su presencia en El Gran Baile si no logran vencer el torneo de conferencia, siendo especialmente dolorosa la sufrida en Houston ante los Cougars.
    • Connecticut Huskies: otro de los que debía ser favoritos, comenzó la temporada sin ritmo y desde entonces no han sido capaces de levantar cabeza. Con equipo para mucho más, las derrotas ante Wagner y Northeastern pesaron mucho a una UConn que después cayó en cuatro ocasiones más. Deberán mejorar los de Kevin Ollie para poder estar en marzo.

Otras decepciones: Michigan State Spartans, Washington Huskies, Texas Longhorns, Saint John’s Red Storm.

JUGADORES

MVP DE LA PRIMERA FASE: Lonzo Ball (UCLA Bruins): (13.71 puntos, 5.64 rebotes y 8.14 rebotes en 35 minutos por partido). Si el mejor equipo de la primera fase, con permiso de Villanova, han sido los de Los Angeles es en gran parte por la llegada de este freshman que ha dado una nueva dimensión a su juego. Base alto, con una visión de juego espectacular, pero al mismo tiempo un líder en la pista y el vestuario que ha dado a los de Steve Alford el derecho a soñar, por qué no, con el título nacional.

Lonzo Ball está siendo de los freshman más llamativos de la temporada. Foto: usatoday.com

RESTO QUINTETO PRIMERA FASE

  • Escolta: Marcus Keene (Central Michigan Chippewas) (31.92 puntos, 5 rebotes y 5.17 asistencias en 35 minutos por partido)
  • Alero: Peter Jok (Iowa Hawkeyes) (21.93 puntos y 6.14 rebotes en 28.4 minutos por partido)
  • Ala-Pívot: Jonathan Motley (Baylor Bears) (16 puntos, 8.73 rebotes y 2.27 asistencias en 29 minutos por partido)
  • Pívot: Dedric Lawson (Memphis Tigers) (20.77 puntos, 10.46 rebotes y 2.46 tapones en 34 minutos por partido)

LOS TRES MEJORES ESPAÑOLES DE LA PRIMERA FASE DE COMPETICIÓN

  • Sebas Saíz (Ole Miss Rebels) (15.77 puntos y 12.15 rebotes en 33 minutos por partido). El madrileño se ha convertido en el hombre referencia de unos Rebels que, a pesar de estar en una de las conferencias más complejas como es la SEC, sueñan con llegar a Marzo y lo ha hecho a base de garra, con unos números espectaculares que lo convierten en el cuarto máximo reboteador de la NCAA –debemos recordar que hay 351 equipos- y prevén un futuro profesional cuanto menos alentador.
NCAA primera fase

Sebas Saiz está entre los máximos reboteadores de la NCAA. Foto: usatoday.com

  • Francis Alonso (North Carolina-Greensboro Spartans) (12.1 puntos y 44% en triples en 26.7 minutos por partido). A pesar de no mejorar sus números de la campaña precedente, el escolta malagueño es una de las piezas importantes en el apartado clave de los Spartans, y con unos porcentajes muy dignos, aspiran a pelear por lograr el triunfo en la Southern Conference que les dé el pasaporte a la Madness.
  • Jaume Sorolla (Valparaiso Crusaders) (2.92 puntos y 3.58 rebotes en 14.4 minutos por partido). En una de las mid-majors llamadas a dar la sorpresa encontramos un freshman español que está entrando en la rotación con continuidad. Como suplente y compañero ocasional de la estrella de los Crusaders, y uno de los mejores jugadores universitarios, Alec Peters. Lo está haciendo con unos números más que decentes para los escasos 15 minutos por partido que juega y ello le augura más minutos y responsabilidades en la universidad del estado de Indiana en las próximas temporadas.

TRES ESPAÑOLES QUE NO ESTÁN CUMPLIENDO LAS EXPECTATIVAS

  • Yankuba Sima (Saint John’s Red Storm) (6 puntos y 3.5 rebotes en 18 minutos por partido, jugando sólo 10). El gerundense era uno de los jugadores que más atención despertaba ya que una mejora en su rendimiento le podía asegurar un futuro NBA, al ser un 7 pies tremendamente intimidador, es decir, el prototipo de cinco deseado en la NBA. Sin embargo, la temporada no empezó como Sima quería y bajando los números que realizó la temporada pasada, temporada que ya ha finalizado para él puesto que ha pedido el transfer hacia la universidad de Oklahoma State, donde desde la temporada 2018-2019 –tiene que pasar un año en blanco- jugará en las filas de los Cowboys.
  • Jorge Toledo (Texas-Arlington Mavericks) (7.23 puntos y 4.85 rebotes en 22 minutos por partido). Muy asentado en la rotación en su último año en el estado de Texas, el ala-pívot español no hizo una primera fase mejor que en temporadas precedentes y está disminuyendo sus números, cuando debería ser parte fundamental del progreso del equipo.
  • Rubén Guerrero (South Florida Bulls) (5.25 puntos, 5.92 rebotes y 1.42 tapones en 22 minutos por partido). Tercera temporada en Tampa para el marbellí y aunque debería mejorar los números al asumir la titularidad, esto no está siendo posible, ya que no se ha evidenciado mucha mejoría respecto a la temporada pasada al haber un bajón en sus números. Se sigue esperando el despertar del siete pies andaluz.