New Orleans Pelicans 2019-2020, el equipo del casi

Plantilla de New Orleans Pelicans 2019-20

Antes de la grandiosa agencia libre que tuvimos a comienzos de julio, se acabó el culebrón de la anterior ventana de traspasos. Anthony Davis llegaba a los Lakers a cambio de casi toda su young-core, exceptuando Kyle Kuzma. Los Lakers conseguían a esa ansiada segunda estrella. Los Pelicans 2019-2020 se reconstruían in extremis, sumándole a Zion Williamson (ahora lesionado).

Desgranando a los Pelicans 2019-2020

Pero tras siete partidos, solo una victoria. La lesión de Zion Williamson ha sido devastadora. La mejora de Ingram, de Lonzo y de Hart y los veteranos del equipo no están sabiendo llenar el casillero de victorias. Y hay una serie de datos interesantes a analizar.

Los Pelicans son líderes en asistencias y cuartos en puntos por partido

Un equipo con Lonzo Ball, Jrue Holiday y Brandon Ingram es lógico que esté en los mejores en asistencias. Casi 30 asistencias por partido con uno de los ritmos de juego más altos de la liga. Y perdiendo al eje de su finalización, Zion Williamson.

Por otro lado, son cuartos en puntos anotados, solo tres por debajo el primero (Houston Rockets). Y complementando a esto, se encuentran en la mitad de la liga (16º) en pérdidas de balón. El ataque es bastante fluido y todo debería mejorar con la llegada del número 1 del draft.

Anotan mucho… pero reciben mucho

Los Pelicans quieren correr y lo están haciendo. Antes del partido ante Brooklyn, son el cuarto equipo de la liga en TC encestados (y sexto en intentados). Pero sus rivales contra ellos se encuentran en séptima posición en tiros de campo (y 6º en tiros de dos). A pesar de ser los primeros en puntos, sus rivales ante ellos son el sexto (con un parcial de -5 para los Pelicans). Pero vayamos a la estadística más sangrante.

El rebote te hace perder muchos partidos

Los Pelicans se encuentran en la media de la NBA en rebotes por partido. Hasta aquí, normalidad. Su mayor problema viene respecto a sus rivales. Los oponentes de los Pelicans ascienden hasta el sexto lugar en rebotes por partido cuando se enfrentan a Lonzo y compañía. Y hasta el tercero en rebotes ofensivos.

Jahill Okafor se ha estancado y Derrick Favors no se caracteriza por su capacidad reboteadora. Lonzo rebotea menos que nunca e Ingram no da tapado todos los huecos. La búsqueda de ritmo y la falta de Zion hace que los Pelicans se desangren en las zonas.

La young core de los Pelicans, ¿puede o no?

En su momento critiqué a Magic Johnson por subastar a toda la plantilla por Anthony Davis. La estadística avanzada decía que cuando todos estaban sanos, los Lakers ganaban. Ahora, tras el traspaso, 6-1 Lakers y 1-6 Pelicans. Puede parecer una estadística algo tramposa (LeBron y todos los veteranos con decenas de años de experiencia en la liga).

Pero en este inicio de liga, se repiten los mismos errores. Jugaron bien contra los Raptors en la noche inaugural… pero perdieron. Le dieron guerra a los Rockets… y casi ganan. Lucharon con Dallas… y cayeron. Lo mismo con Warriors y Thunder (derrotas más holgadas). Solamente ganaron a los Nuggets (flojos en este inicio).

La esperanza: Lonzo al fin tira, Ingram muerde y grandes complementos

Si los Pelicans consiguieran rondar las 35-40 victorias, Ingram, por números, es candidato a Jugador más mejorado. Superando los 25 puntos y rondando los 8 rebotes por partido, ha mejorado mucho en juego sin balón y en catch and shoot.

Por otro lado, al fin Lonzo (tras separarse de su padre) ha mejorado su tiro y cambiado su mecánica. Hart es ese 3&D que todo equipo quiere tener. Y Holiday y Redick harán que este equipo no se rinda. Y queda por aparecer Zion Williamson. Recordemos que el sistema de juego ideado por Alvin Gentry se está desarrollando sin su pieza más importante.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *