Nottingham Forest, entre el cielo y el infierno

The following two tabs change content below.

Redacción

Perfil de redacción de SportBall.

Mediados del siglo XIX. Año 1865 para ser más exactos, nace uno de los equipos más curiosos y emblemáticos del fútbol mundial: Nottingham Forest FC. Un equipo que ostenta un raro récord, ser el único club que ha ganado más Copas de Europa que campeonatos nacionales. Sabiendo esto, queda claro el porqué de esta publicación y la necesidad de darle a este histórico de las Midlands del Este de Inglaterra el reconocimiento que se merece.

Tomando el rojo como color característico desde sus inicios, fue bautizado con el mismo nombre que su ciudad natal; Nottingham y apellidado Forest que, al contrario de la creencia popular, poco tiene que ver con el famoso bosque de Sherwood (Robin Hood), sino que se refiere al Forest Recreation Ground, lugar en el cual solían juntarse sus fundadores a practicar el deporte rey.

City Ground, casa de los Forest

City Ground, casa de los Forest

Historia del Nottingham Forest FC

Fue miembro fundador de la Football Alliance en 1889. Consiguió su primer gran éxito en 1898 tras ganar la FA Cup. Pero tan solo 7 años después perdió la categoría, llegando incluso a caer hasta la Third Division South a finales de los cuarenta. Toda su historia ha estado marcada por largas etapas en el ostracismo de las pequeñas ligas con las mieles del éxito al mayor nivel.

Si bien es cierto que cualquier club de casi 150 años de vida cuenta con innumerables anécdotas, en el caso del Nottingham Forest FC, con tantas noches aciagas como gloriosas, la charla podría hacerse eterna. La auténtica razón por la que hoy ocupamos estas páginas hablando de “The Reds” (no, no son muy originales en las islas a la hora de elegir seudónimos para sus equipos) no es otra que su sorprendente presencia en la lista de Campeones de Europa. Sorprende más aún cuando vemos que no sólo se trata de una, sino que son dos y, por si fuera poco, a finales de los 70, de forma consecutiva y a todo color.

Para que os hagáis una idea, el Nottingham ha salido campeón de la máxima competición europea en dos ocasiones habiendo participado en un total de tres, tiene un promedio de campeonatos del 66,67 % nada mal para un equipo que ha pasado la mayor parte de su historia en la Second Division, teniendo en cuenta que los dos equipos más laureados de la competición, Real Madrid y Milan cuentan con un promedio del 22,22% y 25% respectivamente.

El equipo que hizo historia.

El equipo que hizo historia.

Ahora que ya os he puesto en situación y comprendiendo la grandeza del caso, pasemos a descubrir el cómo y el porqué de toda esta historia.

Brian Clough cambió al Nottingham Forest FC

Tras un nuevo ascenso en 1956, todo hacía presagiar que los Reds habían vuelto a la First Division para quedarse. La consecución de un nuevo título de la FA Cup en la 58/59, su debut europeo en la Copa de Ferias del 61 y un más que meritorio segundo puesto en el 67 a tan solo 4 puntos del United parecían ratificarlo, pero apenas un año después, tras una nefasta temporada, el Forest volvía a la Second, aunque esta vez no iba a quedarse demasiado.

En mitad de la temporada de 1975 el equipo cesa a Allan Brown y se hace con los servicios de Brian Clough, un entrenador realmente carismático (sus declaraciones son antológicas), que dejaba por su parte el Leeds United. Sería en ese preciso instante cuando comenzaría a forjarse la etapa más dulce en la historia de los Tricky Trees.

Clough tomó las riendas del conjunto Red a mitad de temporada y a duras penas consiguió salvarlo del descenso, pero no tardarían mucho en llegar los éxitos al frente del equipo. Un año después dejaría al equipo en octava posición, y en la siguiente conseguiría el ascenso a la First Division comenzando ya una nueva y gloriosa etapa.

Para su nuevo periplo en la máxima categoría, acometería una serie de fichajes importantes. Jugadores de la talla de Peter Shilton, Colin Barrett o Kenny Burns. Como no podía ser de otra forma, el recién ascendido Nottingham Forest FC de la mano de Brian Clough se situó en la parte alta de la tabla. Los nuevos fichajes y otros que ya estaban como John Robertson, Martin O’Neill o McGovern, tuvieron la culpa de tal éxito.

Estatua de Clough Nottingham Forest

Estatua de Clough

Nottingham Forest FC y sus 2 Copas de Europa

Finalizó el campeonato y el Nottingham Forest se adjudicó el doblete, ganando liga y copa. El gran damnificado fue el Liverpool. Perdió contra los Forest en la final y se quedó a 7 puntos de distancia en la clasificación. El Nottingham Forest de Clough ya era una realidad. Pero nadie podría presagiar lo que aún estaba por llegar. Tan solo un año después, jugando su primera Copa de Europa los Reds consiguen plantarse en la final. Dejaron tras de sí a sus homónimos de Merseyside, que de nuevo veían como los de Robertson y compañía les volvían a superar.

1ª Copa de Europa del Nottingham Forest FC

Y por fin llegó el día, en un marco inmejorable. Frente a un rival de poco lustre, pero que se había ganado el derecho de jugar aquella final como el que más. El Nottingham Forest se enfrentaría en el Olympiastadion de Múnich ante el Malmö FC sueco. El resultado de 1 – 0 valía para los de las Midlands del Este. El Nottingham Forest, un equipo que había pasado la mayor parte de su historia fuera de la élite, se coronaba rey del viejo continente. Lo hacía tras un solitario gol de Trevor Francis. Este había sido fichado ese mismo año por un millón de libras (el primer jugador inglés por el que se pagó tal cantidad).

Ese mismo año el equipo revalidó el título de copa. Pero se quedó a las puertas de ganar también la liga, esta vez fue para el Liverpool. Así, privó a los Forest de la First Division y la posibilidad de ganar el triplete. Ganaron al FC Barcelona en la Supercopa de Europa. Y participaron de nuevo en la Copa de Europa como vigente campeón. Esta vez ya no se presentaba como la cenicienta. Sino como un equipo que debía demostrar si lo del pasado año había sido un espejismo o realmente había llegado para dominar el fútbol europeo.

Nottingham Forest campeón de Europa

McGovern alzando la “orejuda”

2ª Copa de Europa del Nottingham Forest FC

Dicho y hecho, el equipo de La ciudad de los encajes volvía a hacerlo. Brian Clough volvía a hacerlo. 28 de mayo de 1980, Santiago Bernabeu, esta vez el Hamburgo SV era la víctima. Otra vez por la mínima, un solitario gol de Robertson y un Peter Shilton disfrazado de héroe. Esa sería la segunda y última gran noche europea para el Nottingham Forest. Hace ya casi 35 años desde aquello. Quien sabe si este equipo tan impredecible como carismático volverá a sorprendernos algún día.

Podría seguir explicando cómo le fue a este modesto club del este de Inglaterra durante los siguientes 34 años. Pero creo que siempre es mejor dejarlo en el mejor momento. Espero haber despertado vuestra curiosidad y simpatía hacia un gran equipo como el Nottingham Forest Football Club.