,

Pablo Sarabia al PSG, ¿cómo encajará en el sistema de Tuchel?

Pablo Sarabia ficha por el PSG

Pablo Sarabia acaba de convertirse en nuevo jugador del Paris Saint-Germain. El conjunto francés abonó 20 millones de euros por el madrileño, 2 más de lo que estipula la cláusula. El precio del fichaje ha dado que hablar hasta el momento, por ser un número tan bajo. Hay quien piensa en Nervión, y no solo, que es un regalo para el PSG. Su rendimiento especialmente esta temporada ha sido altísimo y en Sevilla era un jugador capital.

La salida de Pablo Sarabia no ha agradado a todo el mundo en Sevilla, empezando por Monchi. El director deportivo ha estado intentando hasta el final convencer al jugador, que además llevaba unos meses negociando su posible renovación. Asimismo Sarabia y su entorno ven esta como una oportunidad inmejorable a sus 27 años primaveras, quiere triunfar en París durante los próximos 5 años.

Monchi estaba en plena reestructuración de la plantilla. Empezando por dar salida a jugadores como Muriel, Nolito, Kjaer, Aleix Vidal, Roque Mesa o Sergi Gómez, algunos de ellos ya vendidos. Pero la salida de una de sus estrellas no estaba tan prevista y le supondrá un contratiempo al director deportivo, sumado a los rumores de la posible salida de Ben Yedder. Tocará trabajar duro este mercado de verano en los despachos para que Lopetegui pueda disponer de un equipo competitivo y no haya más espantadas.

Sarabia se formó en la cantera del Real Madrid

Es importante analizar la trayectoria de un jugador para entender su verdadero valor actual, y la de Pablo Sarabia ha ido casi siempre en moto ascendente. Con solo 12 años consiguió que el Madrid se fijara en él y pasara a ser parte de su cantera. Pasando por las correspondientes categorías inferiores y dando muestra de su calidad. En enero de 2010 llegaría su debut con el Real Madrid Castilla, con tan solo 18 años ante el AD Alcorcón, aunque esa temporada jugaría solamente 16 partidos sumando 3 goles.

Pablo Sarabia en un partido con el Getafe.

Y pasó menos de un año cuando el 8 de diciembre del 2010 debutara con el primer equipo de la mano de José Mourinho. Fue en un partido de Champions League ante el Auxerre. Sustituyó al mismísimo Cristiano Ronaldo y le dio una asistencia de gol de tacón a Benzema. Lamentablemente su cabida en la primera plantilla era misión más que complicada por la dura competencia, por lo que tuvo que marcharse al Getafe, en donde estuvo desde el 2011 al 2016, yendo de menos a más en su rendimiento e importancia en el equipo.

Sarabia explotó en el Getafe y se confirmó en el Sevilla

En junio de 2016 Pablo Sarabia pasaba a ser jugador del Sevilla por 1 millón de euros. Seguramente esta haya sido, hasta el momento, la mejor etapa de su carrera. Nada más llegar dio muestras de su potencial ofensivo, a pesar de partir en ocasiones desde el centro del campo, su posición es la de mediapunta. En estas 3 temporadas ha jugado la mayoría de los partidos y se ha convertido en un jugador determinante, con sus 42 goles y 36 asistencias en 151 partidos.

Pero Sarabia además de organizar y protagonizar el ataque del Sevilla también demuestra tener capacidad goleadora. Sin ir más lejos esta temporada ha anotado la friolera de 23 goles, nunca antes alcanzados en su carrera. Si sumamos sus 15 asistencias, nos quedan cortos 20 millones por este jugador. Hoy en día se paga el doble por jugadores que aún no han jugado ni 30 partidos.

Pablo Sarabia explotó como jugador en el Sevilla

¿Cómo encajará Sarabia en el PSG?

En París el mercado siempre está que arde y Neymar es prueba de ello, dado que podría abandonar el club. Si se debilita de esta forma el ataque parisino, Sarabia tendría más opciones de jugar. En el equipo hay un jugador similar como Di María, que puede jugar de interior y extremo y tiene mucha habilidad. Aunque la edad le está empezando a pasar factura al argentino. Pero el madrileño podría ser de gran ayuda acompañando a Mbappé, Cavani o Draxler en el ataque.

Por su forma de jugar y versatilidad tendrá minutos seguro en la capital francesa. Es sobre todo un jugador muy habilidoso y con un lanzamiento exquisito a balón parado, tiene regate y visión en el pase. Domina la mayoría de atributos con balón, aunque en defensa le cuesta un poco más.

En París lo van a recibir con los brazos abiertos porque es un futbolista de garantías y con clase, que ha ido siempre de menos a más en su carrera. El precio se queda corto y es casi un regalo para el jeque del PSG, sin duda una gran pérdida para los sevillistas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.