Phoenix Suns, el cuento de nunca acabar tras el despido de Kokoskov

Un año. Una Temporada. Eso ha durado la aventura el frente de Igor Kokoskov como entrenador jefe de los Phoenix Suns. Era el primer entrenador europeo que dirigía un banquillo NBA y que llegaba con la estela ganadora dejada con la selección eslovena.

Yo me mojo. Aplaudo la decisión. Y no me ciño sólo al balance de la temporada: ese 19-63 es un desastre. Este despido es el culmen de años de malas decisiones y que muestran que la franquicia de Arizona no tiene proyecto claro.

Un nuevo amanecer

Conviene recordar que los Suns fueron la sensación en la temporada 2013-2014. Bledsoe y Dragic formaron un dúo exterior terrible, bien complementado por un grupo de buenos jugadores. Los gemelos Morris, Gerald Green que acaparaba highlights semana tras semana, PJ Tucker o un veterano Leandro Barbosa formaban parte de esa plantilla.

Durante gran parte del año coqueteó con la zona de cabeza de la conferencia y acaban el año con 48 victorias. Se convierten en el equipo con más victorias que se queda fuera de Playoffs en una temporada. Las alabanzas son unánimes: juego vistoso, Hornacek como nuevo mesías en el banquillo y el General Manager convertido en un genio,

Negar el acierto de Ryan McDonough en esa reconstrucción exprés sería negar la realidad. Tanto o más que negar que sus ínfulas de gran gestor destrozaron el proyecto.

Dragic pasó de pilar fundamental del equipo a carne de traspaso - nba.com

En la siguiente campaña, 2014-2015, se une Isaiah Thomas a la nave de Suns. A cambio de nada (Alex Oriakhi, así se la coló McDonough a Sacramento), de repente el equipo sensación del año pasado sumaba un arma más a su backcourt. Pero…

Pero las sensaciones no fueron las mismas.

El traspaso que lo cambió todo

Llegamos al All Star de 2015, y Phoenix se mantiene en los puestos de lucha por playoffs, aunque transmitiendo malas sensaciones de juego. Y en ese clima, llego el puñal que acabó con el sueño.
McDonough quiso hacer magia y acabó realizando un truco barato: los hermanos Dragic a Miami, Thomas a Boston.

¿Y a cambio? Un Danny Granger lesionado y al borde de la retirada; Marcus Thornton y una ronda de draft que acabo en Sacramento y a Brandon Knight (a cambio de una primera ronda de ese 2018).

Temporada desastre que terminó con 39-43. Y el inicio de la pesadilla.

Vayan saliendo por favor

La lista de errores se incrementa de año en año. Contratazo contra pronóstico para Tyson Chandler (nada que echar el cara al jugador, un profesional como la copa de un pino hasta su último día), la salida de los Morris y 19 derrotas en 21 partidos que propician el destino de Hornacek y la llegada de Earl Watson.

Eso fue en la temporada 2015-2016 y al año siguiente adiós a PJ Tucker y a vagar por el desierto.
A cambio se iban sumando nuevas perlas al proyecto vía draft: Devin Booker, Dragan Bender, Marquese Chriss, Josh Jackson, o DeAndre Ayton. Pero los resultados no son los deseados. En octubre del año pasado la suerte abandona al bueno de Ryan que ve la puerta de salida.

Mejores escoltas de la NBA: Devin Booker

Y el nuevo paga los platos rotos, los Suns despiden a Kokoskov

Igor Koskokov llega al banquillo como apuesta personal de McDonough. Sin embargo, chocan desde el principio. El entrenador esloveno quiere elegir a Doncic en el draft. El GM quiere a Ayton. Ya podéis deducir quien ganó la partida.

Tras el despido de Ryan McDonough, llega James Jones como GM interino a Phoenix. Decide mantener a Koskokov y ver cómo va el año. Es cierto que los números son desastrosos. Peor récord de la franquicia desde su año de debut en la liga. Pero lo más pesado en la balanza para juzgar su labor, es la sensación de equipo poco trabajado hasta el All Star. Cierto es, que a partir de ahí, se vio un equipo mejor y con ciertos detalles para el optimismo.

Pero no fue suficiente para que el bueno de Igor se salvara de la quema. La franquicia del estado de Arizona se encuentra en una crisis profunda y tras ratificar en el puesto a Jones como GM, éste despide al técnico europeo.

¿Por qué despiden los Suns a Kokoskov?

Los rumores apuntan que el elegido para el banquillo de Suns es Monty Williams, quien suena en la órbita de Lakers. Y también que Koskokov, ante la necesidad imperiosa de un base, habría sugerido que poder elegir con el numero 1, se debería seleccionar a Morant en lugar de Zion Williamson. Si metemos esto en una coctelera y le añadimos la falta de dirección de la franquicia por parte de un propietario veleta, nos sale el mejunje que estamos tomando sus aficionados.

Una demostración de que el tanking por defecto o que los juegos de despachos sin tener una idea clara, te llevan a un pozo del que es difícil salir.

Deja un comentario