Real Betis 2004-2005: un equipo de historia verdiblanca

El 11 de junio se cumplen 15 años desde una Copa del Rey histórica para el mundo del beticismo. Tras casi 30 años de sequía, la plantilla del Real Betis 2004-2005 alzaba una Copa del Rey para demostrar a toda España la grandeza de un equipo lleno de sentimiento y pasión. Lejos de la dinámica que siempre le ha envuelto cerca de las zonas de descenso o incluso en la categoría de plata, el club verdiblanco conseguía un trofeo que les daba alas.

Era el tercer trofeo en su historia. El primero cayó en 1935, haciéndose un hueco entre los primeros grandes de España al ganar la séptima edición de la Primera División Española. El segundo, fue otra Copa del Rey, en 1977. Y, el tercero, era este, en la historia reciente de nuestro fútbol, un trofeo que miran sus aficionados con esperanzas de que algún día pueda repetirse.

Plantilla del Real Betis 2004-2005

Hoy, década y media después, recordamos aquel equipo de leyenda, su plantilla y sus mejores momentos de la temporada.

Un gran bloque con su guía hacia el éxito

El Real Betis afrontaba aquella temporada con un bloque de jugadores entre los que destacaban muchos nombres. ¿Su guía? Lorenzo Serra Ferrer. El que también fuese director deportivo bético hasta hace un año, llegaba esa misma temporada al club andaluz como entrenador, siendo esta su segunda etapa ya. El técnico balear planteó un equipo de grandes jugadores, bajo su firme sello de un 4-4-2, con sus cuatro defensas, dos centrocampistas con dos interiores y dos delanteros centro.

Lorenzo Serra Ferrer, el guía del Real Betis 2004-2005 Campeón de Copa del Rey.

El Betis de Serra Ferrer se caracterizó por su juego directo y su rocosidad. No era un equipo fácil para nadie, y en cualquier jugada podía hacer gol. Con una defensa sólida, el juego por bandas era muy importante, y la presencia de un ‘killer’ garantizaba buenos finales. Esta manera de jugar llegó a impresionar a los grandes clubes de España.

En aquella temporada, dejó partidos para el recuerdo, como, por ejemplo, el empate que consiguió a principios de temporada frente al Real Madrid de los galácticos. Al FC Barcelona le ganó 2 – 1 en el entonces Manuel Ruiz de Lopera, y le sacó un empate a tres en el Camp Nou. Sin embargo, contra su gran rival, el Sevilla, no consiguió ganar el primer derbi, pero sí el segundo.

Una plantilla para enmarcar

La plantilla del Real Betis era una auténtica maravilla. Serra Ferrer tuvo en sus manos una serie de jugadores posiblemente en su máximo esplendor, sin ser ni muy jóvenes ni muy veteranos, en general.

Portería

Los porteros de la plantilla del Real Betis 2004-2005 eran:

  • Doblas.
  • Prats.
  • Contreras.

En la portería, recordamos a Antonio Doblas. Por aquel entonces, comenzaba la temporada con 23 años. Hizo una temporada espectacular y fue crucial para los éxitos de su equipo. Anteriormente, jugaba en la cantera, y pasó una temporada cedido al Xerez. A su vuelta, se encontró con la lesión de Prats, que le dio al canterano la posibilidad de brillar.

Defensa

Los defensas de la plantilla del Real Betis 2004-2005 eran:

  • Juanito.
  • Rivas.
  • Melli.
  • Luis Fernández.
  • Varela.
  • Lembo.
  • Tais.
  • Castellini.

Juanito es uno de los jugadores del Betis que han jugado en la Selección Española.

El jefe de la defensa no podía ser otro que Juanito, histórico jugador del club verdiblanco. Su liderazgo en defensa era de vital importancia en el equipo, con cualquier entrenador que se sentase en los banquillos. La pareja indiscutible que hizo junto a Chema Rivas fue también muy importante aquella temporada. Llegó a jugar 294 partidos con el Real Betis, antes de marcharse al Atlético de Madrid en 2009, un año después de proclamarse campeón de la Eurocopa 2008 con la Selección Española.

Mediocampo

Los centrocampistas de la plantilla del Real Betis 2004-2005 eran:

  • Assunçao.
  • Arzu.
  • Cañas.
  • Joaquín.
  • Benjamín.
  • Capi.
  • Denilson.
  • Israel.
  • Pablo Niño.

En la siguiente línea, podemos hablar de jugadores como Fernando, Arzu, Cañas, o el archiconocido Capi, pero hay que ponerse en pie para hablar de Marcos Assunçao. El jugador brasileño fue importantísimo en la labor del mediocampo bético. Su calidad, visión y esfuerzo fueron cruciales en el juego de los de Serra Ferrer. Aquella temporada consiguió marcar hasta 11 goles, además de los que consiguió salvar con su trabajo en defensa. Fue una pieza clave.

Por las bandas, también podemos hablar de jugadores como el guineano Zarandona o del brasileño Denilson, ambos pasando su séptima y última temporada en Heliópolis, pero también debemos ponernos en pie para hablar de un joven portuense que maravillaba (y aún maravilla) en la banda derecha, llamado Joaquín Sánchez, leyenda viva del beticismo. A sus 23 años, jugó su quinta temporada en el primer equipo bético, siendo uno de los mejores, con la misma calidad que atesora en estos momentos, y aún, con casi 39 años, sigue comandando en el equipo de su vida.

Delantera

Los delanteros de la plantilla del Real Betis 2004-2005 eran:

  • Oliveira.
  • Edú.
  • Fernando.
  • Alfonso.
  • Dani.
  • Ismael.
  • Tote.

Ricardo Oliveira Betis

En la parte de los goles, aquel Betis tenía mucha dinamita. Los dos delanteros de Serra Ferrer solía ser una pareja de brasileños para el recuerdo: Ricardo Oliveira y Edu. Ambos llegaron en aquel verano; el primero del Valencia y el segundo del Celta, y congeniaron de tal manera que consiguieron 38 goles solo entre ellos dos durante aquella temporada.

A pesar de todo, el que más sobresalía era Ricardo Oliveira, que consiguió 26 tantos, siendo con 23 tercero en la lucha por el pichichi de la Liga Española. El ‘9’ brasileño jugó solo la mitad de la temporada siguiente, pues se rompió el ligamento cruzado y volvió a su país en calidad de cedido. A pesar de su lesión, el Milán se interesó y se hizo con sus servicios. El club verdiblanco notó su ausencia.

El camino hacia el triunfo en Copa del Real Betis 2004-2005

La temporada 2004-05 no comenzaba para el Real Betis como el equipo hubiera deseado. Víctor Fernández dejaba el banquillo verdiblanco tras una campaña no muy buena, y llegaba Serra Ferrer para salvar el equipo. Con una sola victoria en los primeros seis partidos, la situación era complicada, pero pronto comenzó el equipo a subir escalones, hasta acabar la temporada en una honorable cuarta posición que le daba el pase a la Champions League.

La historia, sin embargo, no se hizo en Liga, sino en Copa. La trayectoria copera no fue nada fácil. En la primera ronda, el Alcalá de Segunda División B le puso las cosas muy difíciles. Aguantó el 0 – 0 hasta los penaltis, ganando 2 – 4 el equipo de Serra Ferrer.

Más tarde, el Cádiz le dio menos problemas, con un 0 – 2 contundente que llevó al Betis a enfrentarse al Mirandés, quien sí lo puso en grandes aprietos.

Dani Martin, el héroe del Real Betis 2004-2005 Campeón de Copa del Rey.

El conjunto leonense, jugando en casa, marcó el primer gol de la eliminatoria, pero 3 goles en los últimos 15 minutos colocó al Betis en una situación muy ventajosa. Ya a doble partido, el de vuelta acabó 0 – 0, dando el pase a los andaluces.

En cuartos de final, llegaba otro Segunda B: el UDA Gramanet. Nuevamente, un club pequeño ponía en aprietos al Real Betis. El primer partido, fuera del Ruiz de Lopera, acabó con un 2 – 2. Era un buen resultado, pero no daba confianza alguna. Contra todo pronóstico, la vuelta fue mucho más convulsa, con un resultado de 4 – 3 para los de Heliópolis, con Marcos Assunçao como héroe, al igual que en la ida.

Todo lo contrario sucedió en las semifinales, con dos partidos de 0 – 0 ante el Athletic, decidiéndose la eliminatoria de nuevo en penaltis. Gracias a un Doblas imperial, el Betis se colocaba en la final.

Osasuna – Betis, final de la Copa del Rey 04-05

La final frente al Osasuna tenía lugar un 11 de junio a las 21, en el Estadio Vicente Calderón. Transcurría otro partido sin goles hasta que Ricardo Oliveira abría la lata en el minuto 75. Sin embargo, 9 minutos después, Aloisi llevaba el partido a la prórroga con un gran gol.

El entonces canterano Dani Martín entró al partido en la prórroga, y, rompiendo todos los pronósticos, marcó en el minuto 115 el gol que llevó al Betis al cielo de Madrid. La locura se desató y el Real Betis festejó el tercer título de su historia como lo más importante que les ha pasado en la vida. Hoy recordarán los béticos aquella temporada tan bonita con lágrimas en los ojos, esperando volver a escribir en la historia con los colores verdiblancos.

Deja un comentario