La plantilla del Real Madrid 2006-07 y la Liga de las remontadas

Verano de 2006, Ramón Calderón toma las riendas de la presidencia del Real Madrid tras unas polémicas elecciones. Mientras, en Barcelona siguen celebrando la Liga y la Champions ganadas pocos meses antes de la mano de Rijkaard y Ronaldinho. No mucho tiempo después veríamos que la tendencia cambiaría por completo. Así ganó el título la plantilla del Real Madrid 2006-07.

Tras la dimisión de Florentino Pérez, Ramón Calderón es el hombre elegido por los socios para reconstruir un Madrid en ruinas tras varias temporadas sin títulos. Llegan con él dos viejos conocidos, Pedja Mijatovic y Fabio Capello. Los dos sabían perfectamente lo que era ganar de blanco.

Los fichajes del Real Madrid 2006-07

Con la intención de dinamitar el ‘’Madrid de los galácticos’’ los fichajes son menos mediáticos, pero de más músculo. Ejemplos de ello son Van Nistelrooy, Cannavaro, Emerson, Diarra o José Antonio Reyes.

Mientas tanto en la ciudad condal alcanzan el cúlmen del proyecto Rijkaard. Tras dos ligas y una Champions apuestan por la continuidad del bloque y los fichajes de ese verano son Zambrotta, Thuram y Gudjohnsen. El tercer protagonista de esta liga sería el Sevilla Fútbol Club, que venía de ganar su primera UEFA y de la mano de Juande Ramos y Monchi confirmaría ser una alternativa real a los dos grandes de España.

La liga de las remontadas. Calderón y Mijatovic, celebrando su victoria electoral.
La liga de las remontadas. Calderón y Mijatovic, celebrando su victoria electoral.

Plantilla Real Madrid 2006-07

Repasados los fichajes, la configuración de la plantilla del Real Madrid 2006-07 quedó del siguiente modo:

  • Porteros: Iker Casillas y Diego López.
  • Defensas: Cicinho, Sergio Ramos, Míchel Salgado, Miñambres, Woodgate, Iván Helguera, Cannavaro. Pavón, Mejía, Marcelo, Roberto Carlos y Raúl Bravo.
  • Centrocampistas: Guti, Emerson, Beckham, Baptista, Diarra, Gago y Reyes.
  • Delanteros: Robinho, Cassano, Higuaín, Raúl, Van Nistelrooy y Ronaldo.

¿Cómo fue la temporada 2006-07 de LaLiga?

El comienzo de la competición doméstica pronto dejaría claras sensaciones que tendríamos durante toda la temporada. Capello quería un equipo con más musculo que fútbol que no iba a dudar si tenía que venirse atrás para amarrar los puntos. El doble pivote Diarra-Emerson definía claramente a lo que jugaba este equipo.

Por su parte el Barcelona no acababa de encontrar el juego del año anterior. Los Ronaldinho, Eto’o, Deco y compañía daban la sensación de que algo pasaba y en medio de todos ellos emergía cada vez más fuerte un joven argentino de media melena que se demostraba casi imparable con el balón controlado.

Al sur de los dos grandes, el Sevilla iba a lo suyo, con un gran comienzo (líder en las tres primeras jornadas). Demostró ser un equipo con un fútbol alegre y muchas variantes. Capaz de ganar con varios registros y aprovechar las debilidades de Barça y Madrid.

El Real Madrid no tenía fútbol para ganar esa Liga…

Los de la capital no eran capaces de ausentar dudas. El Bernabéu ponía en entredicho el juego del equipo e incluso la continuidad de Capello. El nuevo proyecto no acababa de arrancar y los puntos llegaban gracias sobre todo a la efectividad en ataque, comandada por Ruud Van Nistelrooy, que a la postre sería pichichi de la competición.

Un Barcelona sin mucho brillo cogió el liderato en la jornada 4 y no lo soltó hasta la 15 (salvo en la jornada 9), en detrimento del Sevilla. La liga se apretaba y los tres de arriba abrían brecha con el resto. En la última jornada de la primera vuelta el Barcelona aprovecha el empate del Sevilla en El Madrigal y acaba la primera mitad de la Liga como líder. Un Real Madrid ya reforzado con 3 jóvenes y desconocidos sudamericanos, Gago, Higuaín y Marcelo, ganaba en Mallorca con gol de Reyes y ponía en un puño la parte noble.

La liga de las remontadas. El Sevilla de Juande Ramos, un equipazo.
La liga de las remontadas. El Sevilla de Juande Ramos, un equipazo.

En las seis primeras jornadas de la segunda vuelta el Madrid solo gana en una y cae a la cuarta posición teniendo una desventaja de 6 puntos con el Sevilla, que es nuevo líder tras ganar en el Pizjuán al Barcelona. Con estos números se presenta un clásico crucial en el Camp Nou, si el Madrid pierde se quedaría muy descolgado de la cabeza faltando aún muchas jornadas por jugar.

… pero sí mucho carácter

Este clásico lo cambia todo, los blancos olvidan las malas sensaciones de todo el año y salen sin ningún complejo al partido. Liderados en ataque por Guti y Ruud, llevan el peso del partido y se ponen hasta tres veces por delante en el marcador. Llegamos al último minuto con 2-3 favorable a los de Capello que los metía de nuevo en la pomada, pero ese joven argentino de media melena aún tenía algo que decir.

Tras un partidazo individual, Leo Messi pone la guinda a su actuación marcando el empate a tres en el último suspiro. Un golpe duro para los blancos, pero a la postre se demostró que este partido les hizo creer en que la remontada era posible. El Sevilla por su parte no aprovechó este pinchazo de ambos para abrir brecha y perdía por la mínima en Tarragona.

Empieza la Liga de las remontadas del Real Madrid

A partir de aquí todo cambia. Mientras los hispalenses siguen sólidos y sin dar el brazo a torcer, el Barça muestra síntomas de debilidad y el Madrid hace un ejercicio de unión concienciándose de que la liga es posible. Cada vez menos jornadas por disputar y nadie quiere ceder puntos.

Real Madrid – Sevilla (3-2)

Llegamos a la jornada 33 y el Sevilla con un punto más que el Madrid visita el Bernabéu. Aquí veremos la primera de las famosas remontadas del conjunto blanco este año. Se llega 0-1 al descanso, pero en la segunda parte un mago llamado Guti decide cambiar el rumbo del partido, y de la liga.

Dos asistencias maravillosas para Ruud y Robinho dan la vuelta al partido. El resultado final sería 3-2 y con la victoria del Barcelona en Anoeta el Madrid se queda a dos puntos del líder y el Sevilla a cuatro. Esta liga empieza a ponerse muy emocionante y cada vez con menos puntos en juego.

La liga de las remontadas. Higuain, Emerson y Diarra celebran la increíble remontada ante el Espanyol.
La liga de las remontadas. Higuain, Emerson y Diarra celebran la increíble remontada ante el Espanyol.

Real Madrid – Espanyol (4-3)

En la siguiente jornada se produce el éxtasis blanco total. El Barcelona no puede con el Betis en el Campo Nou y saca un punto insuficiente. Mientras, en Chamartín, los blancos consiguen remontar un 1-3 en el último minuto frente el Espanyol haciendo estallar la locura total en el Bernabéu y consiguiendo el liderato muchas jornadas después. La tendencia está cambiando y ahora está en manos del Madrid volver a Cibeles varias temporadas después.

Recreativo – Real Madrid (2-3)

En la siguiente jornada todo sigue igual. El Barcelona se pasea con un set en blanco en el Calderón, el Sevilla gana 1-2 en Riazor y el Madrid de nuevo vuelve a ganar en el último minuto después de que el Recreativo le remontara un 0-2. Pero ahí estaba Roberto Carlos para mantener el liderato en el descuento. Otra muestra de fe de los de Capello que cada vez ven más cerca el título.

Real Zaragoza – Real Madrid (2-2)

Llegamos a la penúltima jornada con todo igual. El Madrid visita Zaragoza y en el Camp Nou se juega un derbi frente al Espanyol, que nos dejaría los 18 segundos más locos de la historia de nuestra liga. Tras un mal partido del líder, consigue empatar a 2-2 a falta de pocos minutos en la Romareda.

El Barcelona gana 2-1 por lo que el empate no le vale al Madrid, pero 18 segundos después del gol del holandés se produce el milagro en Barcelona. Raúl Tamudo pone las tablas a dos y desata el júbilo total en el banquillo blanco en Zaragoza.

El Sevilla no pasa del empate a cero en Mallorca, por lo que los blancos llegan dependiendo de sí mismos a la última jornada. Previamente Ramón Calderón nos deja una imagen para la historia, dando la vuelta de honor en el césped de la Romareda con el título todavía en juego.

La liga de las remontadas. Imagen del Tamudazo.
La liga de las remontadas. Imagen del Tamudazo.

Real Madrid –  Mallorca (2-1)

17 de junio de 2007, el Real Madrid tenía en su mano volver a ganar un título y dar un golpe casi definitivo al Barça de Ronaldinho. Los blaugranas ganan cómodo en Tarragona mientras en el Bernabéu, como no podía ser de otra manera, el Mallorca empieza ganando y otra vez poniendo entre las cuerdas el título.

El partido se complica un poco más con la lesión del pichichi de ese año, Van Nistelrooy.

Pero un actor inesperado aparece a escena. José Antonio Reyes decide que la liga no se escapa de allí, marca el empate y sentencia el partido y la liga, previo gol de Mamadou Diarra a la salida de un córner. Ahora sí, el Bernabéu estalla, llora, ríe, grita, celebra…

Capello conseguía su segunda liga en dos años en España, una de las ligas más emocionantes e intensas de los últimos años volvía a las vitrinas del Bernabéu y cambiaba por completo la tendencia ganadora de los culés en los últimos años.

La liga de las remontadas. Reyes, decisivo en el último partido que hizo campeón al Real Madrid.
La liga de las remontadas. Reyes, decisivo en el último partido que hizo campeón al Real Madrid.

Esta liga nos dejó momentos para la historia y confirmó que al Real Madrid nunca hay que darle por muerto. Es el equipo de la fe por excelencia y cuando peor está más fuerte se levanta. Algo que se vio perfectamente reflejado en esa plantilla del Real Madrid 2006-07.

El Barcelona empieza a sospechar en la necesidad de una renovación del proyecto y por su parte el Sevilla nos deja un año maravilloso, donde peleó el título hasta la última jornada y acabó celebrando la UEFA y la Copa del Rey ese mismo año.

1 comentario en “La plantilla del Real Madrid 2006-07 y la Liga de las remontadas”

  1. Un milagro,aquello fue un milagro,la temporada en febrero estaba ya para el deshaucio,y más tras ser eliminados con claridad frente al Bayern en la Champions,fue mágico lo de aquellos meses,cómo la 2° vuelta de la 1° temporada de Ancelotti,de no ser por ese gol de Bacca habría sido un triplete contando con el milagro ocurrido en Lisboa.

    Responder

Deja un comentario