¿Podrá Carmelo Anthony remontar el vuelo?

Carmelo Anthony Knicks
The following two tabs change content below.

Jordi Ribera

Los ingredientes de mi felicidad: Un balón de baloncesto, una canasta y un ordenador para escribir mis artículos.

El Draft del año 2003 es uno de los mejores de la historia de la NBA. En él fue seleccionado uno de los mejores jugadores de siempre, LeBron James. También fueron elegidos futuros Hall of Famers como Dwyane Wade, Chris Bosh… y Carmelo Anthony. El alero de origen puertorriqueño llegaba a la liga como campeón de la NCAA y con el cartel de futura estrella. No decepcionó: luchó con LeBron por el premio al Rookie del Año y llevó a los Nuggets a Playoffs en su año de novato. A lo largo de su carrera, se ha consagrado como uno de los mejores anotadores que han pasado por la NBA. Ha llegado, incluso, a estar en la lucha por el MVP.

Carmelo Anthony: salida inmediata de Oklahoma

Durante su etapa en Denver y en la mayoría de sus años en los Knicks, ‘Melo’ era considerado una estrella. Sin embargo, ni siquiera había disputado unas Finales. Después de varios años de reconstrucción en Nueva York, el año pasado fue traspasado a los Thunder. La temporada 2017/18 era ilusionante. Iba a compartir vestuario con dos jugadores de la talla de Russell Westbrook y Paul George. El anillo era el objetivo de ese equipo. Pero el experimento de Sam Presti, cuyo historial lo sitúa entre los mejores General Managers de la liga, no ha salido bien. Carmelo ha firmado su peor campaña desde su llegada a la NBA, bajando de los 20 puntos por partido por primera vez. Su influencia en el juego de Oklahoma ha sido negativa y no ha sido capaz de aceptar el rol de suplente.

El conjunto de Billy Donovan perdió en primera ronda del Oeste ante un equipo con mayúsculas: los Utah Jazz. Paul George era agente libre y el propio Anthony tenía la opción de serlo si no ejecutaba su opción de jugador. Debido a su desvalorización en el mercado, decidió ejecutarla. Por sorpresa para algunos, George optó por seguir en los Thunder cuatro años más (opción de jugador en el cuarto). El conjunto de Oklahoma City quiere dar pelea con Westbrook y Paul George, pero no con ‘Melo’. Creen que lo mejor para el equipo es prescindir del alero neoyorquino, ya sea traspasándolo o mediante un buyout.

Carmelo Anthony: posibles destinos

Según algunas informaciones que han salido a la luz durante los últimos días, equipos como Rockets, Lakers o Heat estarían interesados en hacerse con sus servicios. Sin embargo, en Lakers y Rockets debería asumir el papel de suplente, rol que él nunca ha aceptado. Por desgracia para él, su carrera dependerá de su capacidad para asumir su nuevo estatus en la liga. Ya no es la superestrella que era cinco o diez años atrás. Deberá adaptar su juego a su nuevo equipo, y no al revés. Por otra parte, no hay franquicias mejores para hacerlo como las candidatas al título, como Lakers y Rockets. El conjunto californiano le ofrecería la oportunidad de jugar junto a su gran amigo LeBron James. Sería una oportunidad única para luchar por el anillo al lado del mejor jugador del planeta.

Si firmara por los de D’Antoni, quien ya fue su entrenador en los Knicks, podría aportar puntos desde el banquillo. Sería otra amenaza ofensiva que se sumaría a la dupla Paul-Harden.

En definitiva, Carmelo Anthony aún puede ser importante en la NBA. Pero su aportación debe ser muy distinta a la que hemos visto hasta ahora. ‘Melo’ debe sacrificar minutos y protagonismo en favor del equipo al que llegue. De momento, habrá que esperar a ver cuál es su próximo destino. Puede que pase todo el verano para saberlo. Puede que cambien de opinión en Oklahoma City y decidan mantenerlo en el equipo, algo prácticamente imposible. Lo único que sabemos es que Anthony se encuentra en el pozo de su carrera NBA. Veremos si es capaz de salir o, por lo contrario, se sigue hundiendo…