The following two tabs change content below.

Santy M.

Siguiendo e informando sobre el Real Sporting de Gijón.

Al finalizar la temporada deportiva, que se salda con el ascenso del Sporting a Primera división, comienza de nuevo una batalla en los despachos de Mareo. Por segundo año consecutivo, el club asturiano arrastra una deuda considerable con la plantilla y el cuerpo técnico, formalizada con una denuncia ante la AFE, y desde la LFP se vuelve a plantear una sanción que impida a los rojiblancos hacer fichajes en el mercado de verano.

Según la denuncia presentada por la plantilla, el dinero a cobrar asciende a la cifra de 524.000 €, correspondientes a la campaña 2013-2014, cantidad que el club es incapaz de proporcionarles de forma inmediata. Tienen la opción, eso sí, de negociar una solución favorable a ambas partes antes del día 30 de este mes, fecha en la que la sanción será real si la negociación no llega a buen puerto.

imagen ascenso sporting 14-15

Los jugadores y la afición del Sporting celebran el ascenso. Elcomercio.es

Dejando de lado si el acuerdo es posible, cabe preguntarse si una sanción de tal calibre sería catastrófica para los de Gijón.

Para hacernos una idea, podemos comprobar los resultados de la temporada 2014-2015, en la que el Sporting ha tenido la misma sanción. Esta temporada, el equipo ha logrado 21 victorias, ha empatado en 19 ocasiones, y únicamente ha perdido 2 partidos, logrando un total de 82 puntos.  Si ya estas cifras son más que dignas de un ascenso, hay que recordar que más de la mitad de los jugadores que más minutos han disputado jugaban hace apenas dos temporadas en Segunda división B e incluso en la categoría de juveniles.

Por si fuera poco, estos jóvenes jugadores tampoco han podido cobrar el total de sus fichas durante esta campaña, debido a la situación económica del club. Sin embargo, han mantenido unas ganas y un esfuerzo constante en el terreno de juego durante todo el año deportivo a pesar de la incertidumbre que existía en torno a esta situación.

Como ellos mismos afirman, esta motivación procede de la unión que existe en el vestuario (a pesar del incidente con el camerunés Dani Ndi) y del sentimiento que todos presentan hacia los colores del club, que se ha ido forjando en las categorías inferiores por las que la mayoría de ellos han pasado, así como en los años que llevan los veteranos en el equipo.

Este cóctel, como se ha demostrado este año, es capaz de suplir la posible falta de experiencia en el fútbol profesional, pudiendo utilizar su juventud como un arma letal al mantener una intensidad constante durante los 90 minutos de juego, que se puede apreciar en las numerosas remontadas que han protagonizado en los momentos finales, cuando los oponentes se veían afectados por el cansancio.

Por último, destacar la figura de Abelardo. El entrenador es uno de los principales responsables del éxito de este proyecto, ya que a la mayoría de jugadores los conoce de su etapa como entrenador en las categorías inferiores, y junto con su cuerpo técnico (ya renovados hasta 2018, por petición de Abelardo) han conseguido exprimir al máximo el potencial de la plantilla que tenían a su disposición, recurriendo principalmente a la escuela de fútbol de Mareo.

abelardo entrenador del sporting

Abelardo, arquitecto de este proyecto, durante un entrenamiento. elfutbolesinjusto.com

Es por esto que, si la sanción propuesta por la LFP llega a aplicarse, no sería algo catastrófico para el club, ya que tienen en casa a una generación de jugadores con un gran futuro y calidad suficiente para hacer un papel más que digno en la máxima categoría del fútbol español.

Por otra parte, esta sanción serviría para que la directiva del Sporting no se olvide de la cantera y, como en temporadas anteriores, comience a despilfarrar el dinero del que disponen en fichajes de banquillo que apenas disputarán un par de partidos en toda la temporada y que posteriormente volverán a ser la excusa cuando se pregunte por qué la deuda nunca se reduce a pesar de los esfuerzos que toda la entidad dice realizar para evitar los descensos administrativos u otras sanciones que siempre aparecen como amenaza de la Liga de Fútbol Profesional en estas situaciones.

En resumen, independientemente de que la sanción llegue a aplicarse, el futuro del conjunto de Gijón pasa por continuar cultivando el talento de los jugadores que proceden de su escuela de fútbol, modelo que históricamente llevó al club a ser uno de los más grandes y seguidos de España.