Previa del primer partido de las Finales

Primer partido de las Finales.

Las Finales de la NBA ya han llegado. Tras 9 meses de intensa competición en Temporada Regular, de sorpresas, y de unos PlayOffs apasionantes, tendremos por cuarta vez consecutiva el duelo entre el equipo de la bahía de San Francisco (Oakland) contra el de LeBron. Porque eso es lo que parece, LeBron contra el mundo. Y hoy, el primer partido de las Finales de la NBA, a la hora de siempre, las 3 de la mañana.

Primer partido de las Finales

Las declaraciones de Klay Thompson (“Si no les gusta que se repita, tienen que mejorar”) dejaban claro que estaban en otro escalón (aunque por poco les igualen los Rockets hace unos días) por encima del resto. Y, según las encuestas, mi opinión, y lo que lleva sucediendo los últimos años, también sobre los Cleveland Cavaliers.

Los Cavs, padeciendo una fuerte LeBron-dependencia

Unos Cleveland Cavaliers que dependen de que su mejor jugador, y actual mejor jugador del mundo, dispute los 48 minutos (o cerca), haga actuaciones sobrenaturales (7 partidos de más de 40 puntos en estos PlayOffs), y tenga jugadas “clutch” partido sí partido también. Y que como segunda espada tiene a Kevin Love (baja los últimos encuentros pero que podrá jugar el partido de esta noche). Y que salvo ocasiones puntuales (Korver, Green el otro día, TT en la zona…) no tiene mucha más ayuda.

Primer partido de las Finales.

Los tres jugadores más importantes para los Cavs en el primer partido de las Finales. sportingnews.com

Los Warriors, confiando en su núcleo de 4 estrellas

En el otro lado nos encontramos a los Warriors. Al que pueden ser el mejor equipo de siempre (o al menos en el top-3), el mejor equipo de los últimos años y que a pesar de los 2 anillos en los últimos 3 años sigue con hambre. Porque su objetivo es la dinastía. Y para lograr esto se apoyan diversos aspectos. La personalidad y la muñeca de hielo de Klay Thompson, y su defensa exterior. El liderazgo y la versatilidad de Draymond Green. Los galones y el talento de Kevin Durant. Y Stephen Curry. Porque con el base de Akron, los Warriors son una cosa muy distinta a lo que son sin él. Como se demostró en la serie contra los Rockets. Cuando Steph está bien, nadie les puede parar.

Esperemos que la serie dure más de lo que se espera (muchas predicciones de 4-1) y nos dé todo el espectáculo que parece prometer. Las Finales de la NBA arrancan; abróchense los cinturones, y disfruten del vuelo.