Sede del Celta: una casa institucional poco pensada para los aficionados

Hace unas semanas, se inauguró la que va a ser la nueva casa institucional del Celta de Vigo, ya que, tras años en un edificio alquilado en Plaza España, adquirió en propiedad un inmueble en la calle Príncipe, la más importante de la ciudad en cuanto a comercio.

Así es y trabajará la nueva casa institucional del Celta

Tras esta compra y una reforma en el edificio, se fueron sacando a la luz las diferentes partes que esta tendría accesibles al público (a diferencia de la antigua): un restaurante, una tienda de ropa y un bar. La cosa prometía, y no es para menos, el club se va a ahorrar todos los meses ese importante alquiler y aumenta su patrimonio, además de estar mejor localizada. Ahora bien, ¿va a ser realmente un punto de encuentro para el celtismo? Todos los indicios apuntan a que no: el restaurante lo llevará Alberto González, poseedor de una Estrella Michelín, por lo que podemos suponer que no la mayoría de la masa social del club podrá permitirse una comida allí. Por otro lado, el gastrobar tiene pinta de estar muy alejado de ser un lugar donde disfrutar de los partidos del equipo celeste, algo que se espera del bar de la sede. Por último, está la tienda del club, que no solo va a ofrecer ropa de este y que no tiene pinta tampoco de tener precios accesibles para el aficionado común.

Sede de la nueva casa institucional del Celta de Vigo.
Sede de la nueva casa institucional del Celta de Vigo. (Cadena Ser)

En conclusión, la apertura de la sede sí va a provocar un crecimiento a nivel institucional del club, pero no va a ser un punto de encuentro para los celtistas. Como lleva pasando desde hace algunos años en casa Celta, cada vez se busca más el beneficio económico que la felicidad del aficionado, y esto es una consecuencia directa de dichos actos. Si bien es lógico que se busque un beneficio económico debido al desembolso realizado por el club, como por ejemplo puede ser el restaurante, con el que a la vez asocias al club una imagen de calidad, a la vez se debería buscar una conexión con el aficionado. El bar debería ser el punto de reunión de la afición en los partidos de fuera o un bar temático sobre el club, lo que quizás haría más afición al Celta, que falta hace…

Deja un comentario