Proyecto Unicaja, reinvención obligada

The following two tabs change content below.

Alberto Monte

BALONCESTO, la vida con él es más divertida.

La llegada de Joan Plaza a Unicaja Málaga parecía, hace cuatro temporadas, instaurar una nueva época de tranquilidad, de trabajo a largo plazo, de cocinar a fuego lento proyectos de equipo y de jugadores, pero la situación actual obliga a cambiar de planes.

La reinvención de Plaza

La reinvención de Unicaja, la reinvención de Joan Plaza www.diariosur.com

Al tradicional esfuerzo por mantener año tras año a tus jugadores más importantes, así como incorporar jugadores de primer nivel, en dura competencia con los todopoderosos equipos europeos, este año se ha unido el boom salarial de la NBA, y los jugadores de primer nivel de toda Europa han sido tentados, y muchos de ellos atraídos por salarios que en Europa no se pueden ni siquiera imaginar.

Así las cosas, Unicaja de Málaga acomete esta temporada 2016/17 un proyecto, otra vez, prácticamente nuevo, y en apariencia novedoso. Queda por ver donde impone el sello su entrenador, poco dado a revolucionar su estilo, pero que deberá hacerlo en la búsqueda de un equilibrio con seis caras nuevas. Ardua tarea, y más si las que se fueron son las figuras de años anteriores, Fran Vázquez y Mindaungas Kuzminskas, las incorporaciones auguran nuevo estilo.

El objetivo del proyecto deber ser competir hasta el final en Eurocup, y buscar por esa vía una vuelta a la Euroliga, después de perder la plaza el pasado año, un objetivo más que ambicioso vistos los rivales en esa competición, y sus actuales plantillas, pero por el que pueden y deben aspirar, la afición de Málaga no espera menos.

En ACB, el objetivo, como en años anteriores, aunque esta vez con más premio, debe ser luchar por ganar la Copa del Rey y después aprovechar la segunda parte de la temporada, esta vez sí, para colarse en la gran final si aparece cualquier duda de los grandes proyectos de Barça o Real Madrid.

Plantilla 2016/2017

Oliver Laffayette, Imaginación o anarquía.

Imaginación o anarquía, Oliver Laffayette. www.tercerequipo.com

Para la dirección, se ha confiado el timón a una cara conocida de nuestro baloncesto, y antigua aspiración de Joan Plaza, Oliver Lafayette, un jugador eléctrico, desequilibrante, en cierto modo anárquico, que debe aportar ese punto de locura a la disciplina que el entrenador dispone en la cancha.

Como relevo, en principio continuará como segundo base, dado el buen papel desempeñado la pasada temporada, Alberto Díaz, mostrando su solidez, una dirección más madura del equipo y aportando calma y organización.

En el puesto de escolta encontramos dos jugadores de perfil similar, Kyle Fogg y Nemanja Nedovic, dos bases escoltas, que están más cómodos liberados de la responsabilidad de la dirección y más enfocados a finalizar la jugada que a comenzarla. Fogg ha demostrado ser un regular anotador en su corta carrera, y aquí tendrá que aportarlo con asiduidad, algo que Nedovic no fue capaz el pasado año y que también se le exige este, ya liberado de la dirección.

Para esta posición continuará en la plantilla Jamar Smith, un jugador también de perfil anotador al que se le da un voto de confianza después de un primer año irregular.

Adam Waczynski

Desde Polonia vendrán los triples. Waczynski www.mundodeportivo.com

El fichaje de Adam Waczynski para la posición de Alero titular parece asegurar puntos, tal y como creció en Obradoiro, pero debe aportar más que anotación para hacer olvidar a Kuzminskas y que Plaza le otorgue el puesto de titular indiscutible.

Con el jugador polaco competirá Dani Díez, después de un año de transición y adaptación, deberá mostrar más carácter en la zona de ataque, ser más agresivo cara al aro y optimizar los pocos balones de que dispondrá para hacerse importante. Su aportación en rebote y defensa será esencial.

En las posiciones interiores es donde más cambios encontramos, ya que las salidas de Will Thomas, Jack Cooley y, sobre todo, Fran Vázquez dejan como único interior en plantilla al reconvertido a posición de ala pívot, y que no acabó de convencer el año pasado, Carlos Suárez.

Queda claro que el puesto de titular, a priori, será para Jeff Brooks, un jugador potente en la zona y con gran muñeca para abrir el campo, muy del estilo de Plaza, disciplinado atrás, deberá generar espacios para unos interiores con escaso rango de tiro.

Vuelta a empezar para Carlos Suárez, parece el sino de su carrera, un jugador que siempre aporta, pero parece que nunca llega a ser indiscutible, será necesaria mucha mentalización para seguir adaptándose a una posición que no es la suya, calidad en el tiro, trabajo defensivo y fundamentos no le faltan.

Presentación Dejan Musli

Dejan Musli, centímetros y calidad para la zona. www.elmundo.com

Como referente interior llega Dejan Musli, después de su explosión el pasado año como jugador determinante en Manresa, tras un paso testimonial por ACB en Vitoria. De sus manos tienen que salir puntos y tienen que llegar rebotes para hacer olvidar al capitán Fran Vázquez.

Su relevo en la posición de cinco iba a ser Trevor Mbakwe, pero sus rodillas han abortado su fichaje y Unicaja se ve en la tesitura de suplirle con un jugador vinculado como Okuo o buscar a marchas forzadas un jugador no extracomunitario de similar perfil, que sea un relevo de garantías para Musli, y que ya no quedan muchos en el mercado, ¿Samardo Samuels?

Completando la plantilla tenemos al canterano Viny Okuo, de 19 años, y a la espera de arañar minutos de experiencia en ACB y toneladas de entrenamientos para un jugador que, tomando el ejemplo de Diop, puede hacerse un lugar y un nombre en nuestra liga, pero que tendrá que trabajarlo.

Unicaja ha conjuntado un equipo que a priori tiene tanto talento, si no más, para la anotación de forma individual, pero que genera muchas dudas tanto en la conjunción de sus piezas como en su defensa exterior.

Dependerá de su hoja de ruta hacia la victoria. Si aúnan el potencial ofensivo con un correcto rendimiento defensivo, si consiguen abrir el encorsetado sistema de Plaza para liberar la imaginación que este plantel tiene serán menos previsibles y por lo tanto más temibles. Si juegan a 100 puntos a favor, pueden estar al nivel de Baskonia o Valencia Basket, si juegan a 70 puntos, es más que probable que sufran para entrar en playoffs.