The following two tabs change content below.

Angel Herrera Revilla

No entiendo la vida sin deporte. Éso si, siempre para disfrutar (si es sufriendo mejor). De los Sixers desde pequeñito y ahí seguimos. BALONCESTO.

Cada mes de febrero la NBA acoge el fin de semana de las estrellas, donde los mejores jugadores de la liga muestran su talento al mundo en una variedad de eventos que culmina con el All-Star game.

Los titulares son seleccionados gracias a los votos de los seguidores, mientras que los suplentes, por contra, son elegidos por los entrenadores de sus conferencias respectivamente. Aquí es donde el rendimiento de un jugador y la posición en la tabla de su equipo en la primera mitad de temporada priman sobre aspectos externos al juego como marketing o poder mediático.

Convertirse en un all-star da al seleccionado la oportunidad de elevar su caché considerablemente. Mejores contratos, posibilidades de mayores incentivos, incremento de posibilidades de volver en el futuro… todo ello viene gracias a una simple aparición.

Sin embargo, debido a que el número de participantes es limitado, así como el número de jugadores de la misma posición, siempre habrá alguien que no consiga formar parte del evento a pesar de su gran momento. Es responsabilidad de fans y entrenadores decidir quién ha hecho los suficientes méritos.

Después de una post temporada con muchos movimientos, propongo tres jugadores de cada conferencia que pueden tener un año espectacular y que quizás puedan convertirse en all-star por primera vez en sus carreras.

•  •  •

CONFERENCIA ESTE

Hassan Whiteside, 27 años.

Hassan Whiteside

Después de no haber suscitado el interés de ninguna franquicia hasta hace poco menos de dos años, los Miami Heat le ofrecieron al corpulento pívot una oportunidad para redirigir su carrera, y éste no ha defraudado.

Whiteside debutó con los Heat durante la segunda mitad de la temporada 2014-15 y dio buena cuenta de lo válido que ya era para la liga. La campaña pasada, el producto de Marshall confirmó su estatus como uno de los mejores pívots de la liga, promediando 14.2 puntos, 11.8 rebotes, y liderando la NBA en tapones por encuentro con 3.7. También estuvo presente en la discusión por el premio como mejor jugador defensivo del año.

Con la elección de Dwyane Wade de continuar su carrera en el equipo de su ciudad natal, los Chicago Bulls, y la salida de Chris Bosh, la trigésimo tercera elección del draft de 2010 se espera que lidere a los nuevos Heat en ambos lados de la cancha.

Algo que quizás contribuya a que pueda ser nombrado all-star es la ausencia de la figura del pívot clásico, alto y rocoso, en la actualidad. Dado su estilo de juego y la situación en la que se encuentra, no sería una sorpresa si acaba teniendo una mejor temporada que la pasada, y se hace un hueco en el partido que tendrá lugar en New Orleans el próximo mes de Febrero.

Giannis Antetokounmpo, 22 años.

Giannis Antetokounmpo

Los aficionados hemos podido presenciar en estas dos últimas temporadas apenas un ápice de lo bueno que puede llegar a ser “the Greek Freak” gracias a su brutal envergadura y manejo de balón. Su desarrollo va por delante de lo previsto y bajo la tutela del entrenador de Milwaukee, Jason Kidd, el atleta de 2 metros y 11 centímetros está siendo preparado para ser un base a tiempo completo.

Si todo marcha según lo previsto, se convertirá en el director de juego más alto de la liga, dando problemas a los rivales para contenerle noche tras noche. A sus 21 años de edad ofrece una curiosa combinación de velocidad, altura y habilidad para gozar de éxito en su posición. Giannis debería dominar en la posición de “uno”, lo que le haría tener muchas opciones de convertirse en all-star, pero éso no acaba aquí, ya que también es posible que sea considerado por los seguidores a la liga como integrante del quinteto titular.

Bradley Beal, 23 años.

Bradley Beal

El estiloso tirador Beal renovó este verano con los Washington Wizards, en parte gracias a una oferta económicamente muy difícil de rechazar. Ahora que el equipo le ha demostrado su compromiso, la pelota se encuentra en su tejado para confirmar que es digno de un salario tan considerable.

A pesar del ruido formado por posibles malentendidos con su compañero John Wall, ambos han insistido por activa y por pasiva de que no existe nada personal en sus desencuentros y que se producen simplemente por su competitividad dentro de la cancha.

Con los brillantes números de 17.4 puntos, 3.4 rebotes, y 2.9 asistencias por partido la temporada pasada, el producto de Florida buscará continuar con el gran momento del que dispuso el año pasado y mejorar su juego más si cabe con la esperanza de poder compartir equipo con Wall también en el all-star.

•  •  •

CONFERENCIA OESTE

DeAndre Jordan, 28 años.

DeAndre Jordan

Sorprendentemente, el pívot de L.A. Clippers DeAndre Jordan nunca ha disfrutado del evento a pesar de tener en su haber una medalla de oro olímpica y una presencia en el mejor quinteto de la NBA.

Como Whiteside, la carencia del clásico pívot grande que habita dentro de la zona la mayor parte del tiempo, es un buen augurio respecto a sus posibilidades de formar parte del selecto grupo de all-stars del Oeste. No me olvido de DeMarcus Cousins, con el que compite por ello, pero más allá de él, no existe otro pívot nato en el Oeste que pueda entrar en la carrera por un puesto en el all-star, a menos que Marc Gasol recupere el gran estado de forma que tenía antes de lesionarse.

DeAndre es un defensor de élite que promedia 1.8 tapones por partido, e intimida a todos aquellos que se atrevan a atacar el aro con su mera presencia. Este año debería ofrecer un nivel superior gracias a la experiencia ganada bajo las órdenes del seleccionador Mike Kryzewski. Será complicado para los entrenadores pasar por alto a este animal a la hora de elegir a los mejores para el evento de febrero.

Karl Anthony-Towns, 21 años.

Karl Anthony-Towns

El novato del año de la última temporada nos dejó un anticipo de todo lo que sabe hacer. Y es que casi sabe hacer de todo. Y todo bien. Es lo suficientemente versátil para jugar tanto de “cuatro” como de “cinco”. Es capaz de convertir lanzamientos lejanos, extendiendo su amenaza hasta la línea de tres puntos. Es un dechado de fundamentos, algo no muy usual para un chico de su edad. A ello ha contribuido el haber trabajado codo con codo con uno de los mejores de siempre, Kevin Garnett.

Ahora que Minnesota Timberwolves tiene a Tom Thibodeau al timón, el mejor jugador del pasado draft puede pulir sus habilidades defensivas con un experto defensivo como es su nuevo entrenador.

Towns promedió 1.7 tapones por partido el curso anterior, pero si consiguiese incrementar su producción en este área y ofrecer números similares a los del año pasado en ataque, estaremos ante un candidato casi seguro para una aparición a mediados de febrero.

Gordon Hayward, 26 años.

Gordon Hayward

Hayward viene de su mejor temporada en seis años. El producto de Butler tuvo unos registros impresionantes con 19.7 puntos, 5.0 rebotes, 3.7 asistencias y 1.2 robos en 36.2 minutos por partido durante la campaña 2015-16 y se ha convertido en la referencia de los Utah Jazz en ataque.

Si bien es cierto que el Oeste tiene un gran abanico de aleros de gran nivel, con un quinteto renovado, sus compañeros están listos para hacer ruido este año. Si el equipo de Salt Lake City se conjunta y logra un buen puñado de victorias en la primera parte de la temporada, ésto solo incrementará las opciones del alero de 2.03 metros para ser nombrado all-star y obtener finalmente el reconocimiento que su juego merece.