¿Qué lectura debe hacer Quique Sánchez Flores del derbi?

Quique Sánchez Flores hizo unas declaraciones en rueda de prensa que no sentaron bien a algunos aficionados del Espanyol.
The following two tabs change content below.

La contundente derrota encajada por el Espanyol en el derbi ante el Barcelona no debe manchar la buena temporada que están realizando los periquitos.

Esta noche el Espanyol recibe al Alcorcón en la vuelta de la eliminatoria de Copa del Rey para hacer bueno el 1-1 logrado en Santo Domingo. Es el primer partido después de caer en el derbi ante el Barcelona por 4-1. El golpe fue duro, pero no tiene por qué desanimar a un equipo que está cuajando una temporada notable. El partido en el Camp Nou rompió una racha de 10 partidos oficiales sin conocer la derrota, algo que había colocado al conjunto blanquiazul en la primera mitad de la tabla de clasificación. Aunque doloroso, perder en el campo del equipo de Luis Enrique es algo lógico y la afición perica debe mantener la ilusión mostrada hasta antes de ese encuentro. Repito: aunque sea doloroso.

Quique Sánchez Flores dio una rueda de prensa después del choque que gustó poco a la afición del Espanyol. El técnico madrileño alabó a los jugadores del eterno rival y confesó que había pedido la camiseta de Messi para su hijo, un seguidor del conjunto blaugrana. Las palabras del entrenador dolieron en muchos simpatizantes pericos, pero el técnico logró algo con ellas. Que la gente se olvidara (aunque fuera un poco) de la derrota. Pagar él los platos rotos. La afición quería enfadarse con alguien, y Quique Sánchez Flores se puso en una bandeja a él mismo. No quería que los jugadores se vieran afectados. Lo arregló con unas disculpas en la rueda de prensa previas al partido de Copa del Rey y el derbi ya se recuerda como una derrota lejana, ya que la polémica más reciente fue la rueda de prensa posterior. Una inteligente táctica.

Quique Sánchez Flores hizo unas declaraciones en rueda de prensa que no sentaron bien a algunos aficionados del Espanyol.

Quique Sánchez Flores hizo unas declaraciones en rueda de prensa que no sentaron bien a algunos aficionados del Espanyol. Marca.com

Pero hablemos del partido. No se debe culpar a nadie en concreto, más allá del magnífico partido que cuajaron Messi e Iniesta. Ni siquiera a Mateu Lahoz, aunque es cierto que su arbitraje preventivo era innecesario. Prueba de ello es que el Espanyol era hasta ese partido el segundo equipo menos amonestado de la categoría. Hubo factores clave sobre el césped. El principal fue la alta presión que ejerció el Espanyol sobre la zaga blaugrana. Esto creó muchos espacios arriba, lo que propició el primer gol del partido, que rompió los esquemas periquitos. También pequeños detalles. Muchos errores que ante la mayoría de equipos son anecdóticos, pero que se pagan caros en un partido como ése. Un ejemplo, el pase corto errado por Piatti que permitió al Barcelona armar el contragolpe en su primer tanto. Aunque la clave principal fueron las bajas de los visitantes.

Mateu Lahoz, amonestando a Pape Diop (Espanyol), tuvo un arbitraje preventivo innecesario.

Mateu Lahoz, amonestando a Pape Diop, tuvo un arbitraje preventivo innecesario. Laliga.es

Tal vez, con todos los jugadores sanos el Espanyol habría encajado una derrota todavía mayor, pero eso es jugar a adivinar. Lo cierto es que Hernán Pérez cedió su puesto a un Jurado que subió del doble pivote a la banda, donde brilla menos. El puesto del andaluz fue ocupado por Pape Diop. También faltó Leo Baptistão, que dejó su sitio a un Caicedo que estuvo gris durante todos los minutos que disputó. No aprovechó su oportunidad. Víctor Sánchez tampoco pudo jugar y Javi López fue el lateral derecho. El capitán regresaba al once en Liga en uno de los escenarios más difíciles del campeonato. Para colmo, Diego López se retiró lesionado y fue sustituido por un Roberto que jugó su último partido en el torneo de la regularidad en la segunda jornada. El madrileño encajó 3 de los 4 goles del Barcelona.

Diego López (Espanyol) se lesionó en esta acción con Luis Suárez (Barcelona).

Diego López se lesionó en esta acción con Luis Suárez. Laliga.es

Hoy el Espanyol tendrá el apoyo de su afición para volver a empezar cuanto antes una racha de imbatibilidad. Los menos habituales, a priori, tendrán minutos. La derrota frente al Barcelona debe estar olvidada. También la polémica de las declaraciones de Quique Sánchez Flores. Todo ello será más fácil si hoy le dan una alegría a su gente en Cornellà-El Prat.