La Real Sociedad y el dilema del vaso

The following two tabs change content below.

Patagon Txakurra

Las opciones de la Real Sociedad en Europe League

Tras el tremendo inicio de Liga -tres victorias en los tres primeros encuentros-, los hombres de Eusebio también arrancaron con buen pie la Uefa Europa League. Sin embargo, el desarrollo de las competiciones ha abierto escenarios muy diversos: los constantes desajustes defensivos han imposibilitado la acumulación de puntos lo que ha derivado en que la Real caiga a media tabla y que las sensaciones sean agridulces; por el contrario, en la Europa League los donostiarras suman nueve puntos de doce posibles, logrando, además, victorias que muestran una clara superioridad frente al Rosenborg y frente al Vardar.

A priori, la situación en el torneo continental es manifiestamente favorable. En el ronroneo tabernero de la resaca tras la cómoda victoria ante un pobre Vardar ya se asegura la presencia del conjunto txuriurdin en la siguiente fase. A mí, en cambio, y a mi pesar, siempre me ha costado ver el vaso medio lleno. Genéricamente, un equipo con nueve puntos en el casillero tras el transcurso de cuatro jornadas no debería pasar apuros para plantarse entre los dos primeros clasificados del grupo. No obstante, es sustancial subrayar que un equipo no ha logrado ni una sola victoria, y todo indica a que en los partidos restantes tampoco lo hará. Esta situación hace que las diferencias entre los tres primeros clasificados se reduzcan, y que, la atmósfera que se respira en la calle, la tranquilidad de los aficionados y las sensaciones de la plantilla vasca resulten engañosas.

Celebración del primer gol de la Real Sociedad en Europe League ante el Vardar.

Celebración del primer gol de la Real Sociedad en Europe League ante el Vardar.

El partido que enfrentó al Rosemborg y al Zenit de San Petesburgo este mismo jueves apunta a que la Real Sociedad deberá sudar la camiseta si quiere certificar su pase a dieciseisavos de final, ya que el aún invicto conjunto ruso logró rascar a duras penas un punto de la ciudad noruega. En el caso de que el Rosemborg gane a la Real, el conjunto donostiarra se jugaría su devenir en la competición frente a los hombres de Roberto Mancini en Anoeta.

Está claro que la Real ha allanado de forma contundente su camino y que esto permite rozar la clasificación. Sería inesperado que no se logrará puntuar en los dos últimos partidos, pero, amigos y amigas, peores cosas se han visto en el fútbol y, por lo tanto, no ha de verse el vaso más lleno de lo que está.