El regreso del Liverpool a una final de Champions

The following two tabs change content below.

Andres Gelvez

Me atrevería a decir que más allá de lo logrado por el City, es Liverpool el club inglés del momento. El equipo, que desde hace ya tres temporadas dirige el alemán Jürgen Klopp, vio el fruto de millones de esfuerzos de la directiva para tratar de poner en la órbita otra vez a una institución que sabe muy bien protagonizar el rol de grandeza. Los chicos de Klopp se han convertido en la gran sorpresa de la temporada, y han conseguido lo soñado: el regreso del Liverpool a una final de Champions.

Liverpool rompe la “crisis” inglesa en Champions

Alcanzar la Orejona es la meta de todos los equipos top de Europa. En Inglaterra este objetivo se desvanecía incluso antes de empezar a jugar la fase de grupos. Si para este año había una esperanza, no era justamente el Liverpool el dueño de ella. Los representantes del fútbol inglés han decepcionado una y otra vez a su fútbol en las más recientes ediciones de UEFA Champions League. ¿Quién si no el Liverpool para romper con los estándares que se estipulaban?

En las vitrinas de Anfield se guardan cinco Ligas de Campeones, ningún otro equipo en Inglaterra tiene tal cantidad. Si hay un club, que no por la experiencia de su plantilla, porque no la tiene, si no por lo que representa el nombre, el escudo, la ciudad y la afición, que es capaz de jugar estas instancias definitivas, es justamente este Liverpool. Ahora los reds tienen la oportunidad de seguir haciendo historia en Europa, alargar su palmarés y devolver algo de orgullo a la Premier League. Orgullo que se perdió y no ha querido regresar desde la hazaña de Chelsea en Múnich, en 2012.

El regreso del Liverpool a una final de Champions League: antecedentes

Desde el año 2007 el Liverpool no llegaba al partido decisivo. En aquella oportunidad cayó por 2-1 ante el Milán en Atenas, en lo que fue la reedición de una de las finales de Champions League más recordadas de la historia. En 2005 el Liverpool pasó de perder 3-0 al término del primer tiempo, a empatarle al cuadro italiano 3-3 en los segundos cuarenta y cinco minutos. La noche acabaría por consagrar campeón a los reds en la tanda de los penales.

regreso-liverpool-final-champions

Liverpool fue campeón de la Champions League por última vez en 2005. liverpoolecho

Después de once años, el regreso del Liverpool a una final de Champions League se ha convertido en realidad tras vencer en las semifinales a la Roma con un marcador global de 7-6 (una locura). El hecho más sorpresivo de Liverpool en la presente campaña de Champions fue el encuentro de los cuartos de final. El sorteo les puso al frente al Manchester City de Guardiola. El equipo inglés al que se le ponían monedas en las casas de apuestas para hacer una sobresaliente campaña, o incluso de campeón, eran justamente estos sky blues. Poco importó esto a Klopp, especialista en el cara a cara contra Guardiola. En el partido de ida arrolló con un 3-0, y luego selló su clasificación derrotando al City en Etihad en la vuelta por 1-2.

El Real Madrid: un duro rival

Ahora en la final se medirán al Real Madrid. El nombre habla por sí solo: tres campeonatos en los últimos cuatro años, cinco títulos en su temporada anterior. El medio campo del equipo merengue es de los mejores y más completos del viejo continente, además del poder ofensivo con Cristiano Ronaldo y compañía al ataque. Todo esto sin nombrar la afinidad que tiene el Real Madrid con la Champions. Es una final y se debe afrontar como tal, y al Liverpool le sobran ganas y mentalidad de ser campeón. Aunque muchos den por adelantado como campeón al club de Madrid, el de Anfield no está muerto, ni mucho menos.

El Liverpool va a por todas

El Liverpool nunca saldrá a especular. Por su cabeza solo pasa la palabra victoria, y su subconsciente les repite “ganar, ganar, ganar”. Así vayan adelante en el marcador, su naturaleza les pide más y van a buscar seguir anotando. Le pones en frente a un equipo formado con Cruyff, Maradona, Ronaldo y no se van a meter atrás a defender, para nada, ellos van a por estos y buscaran la forma de hacerles daño, porque están entrenados para ello.

La cabeza mayor

Jürgen Klopp es el artífice del momento por el que atraviesa el conjunto de Anfield. Cabeza principal del proyecto que arrancó hace tres años, con la llegada de él mismo. Como resultado ha conseguido instalar en dos finales europeas a los reds.

También hay que tener en cuenta el acierto de traer a Mohamed Salah de Roma, en un movimiento en que ganaban ambas partes. Además, el jugador ha llegado a una liga en donde se siente mas cómodo. Firmino, Mané y Salah forman el “big three” de la Premier League, pero la defensa del Liverpool siempre fue un problema y un caso de urgencia a resolver. Así, Klopp rompió el mercado con la cifra millonaria que le desembolsaron al Southampton por Virgil Van Dijk.

El holandés llegó y reforzó la saga de centrales. No solo cumplió, si no que también potenció a sus compañeros. Jugadores como Lovren mejoraron con la llegada de Van Dijk. Aún no se alcanza la solidez defensiva, pero la mejoría es notoria partido a partido.

Klopp El regreso del Liverpool a una final de Champions

Presentación de Klopp en Liverpool en 2015 (Photo by Andrew Powell/Liverpool FC via Getty Images).

Nos apropiamos de la final de Champions. Klopp se prepara para su tercera final europea, aunque en las dos anteriores no tuvo la suerte de consagrarse campeón. En 2013 cayó en Wembley ante el Bayern Munich (2-1), cuando dirigía al Borussia Dortmund. En 2016, con Liverpool, disputó la final de la Europa League, y sería derrotado (3-1) a manos del Sevilla. El 2018 se le vuelve a presentar la oportunidad a Klopp para deshacer el nudo en la garganta.

A la tercera va la vencida

Ante el Real Madrid los números son esperanzadores. Klopp se ha enfrentado en seis ocasiones al conjunto merengue: tres victorias, un empate y dos caídas cierran el historial. El bicampeón de la Liga de Campeones no representa una misión imposible para Klopp. En el regreso del Liverpool a una final de Champions cualquier cosa puede ocurrir.