Remontadas y remontados

The following two tabs change content below.

Austin Alkorta

Futbolero oficial y entrenador oficioso. Nivel 3.

Entradas recientes de Austin Alkorta (ver todas)

Cuando mencionamos la palabra remontada nos vienen a la memoria una serie de partidos que marcaron para siempre la historia del fútbol. Ejemplos recientes como la goleada del Barça al PSG en la Champions del año anterior, o las famosas noches europeas del Bernabéu, en las que el Real Madrid aplastaba a sus rivales tras cosechar un resultado negativo en los respectivos partidos de ida. Son momentos estelares que quedan en la retina de los aficionados durante mucho tiempo. Pero tanto un ejemplo como el otro, son tipos de remontadas logradas en eliminatorias que aunque sean las que más huella dejan, no son las únicas. En sí, la palabra remontar, en el terreno deportivo, viene a hablar de la acción de un equipo (o de un jugador), de igualar o superar un marcador adverso durante un encuentro. Y a esto último voy a dedicar unas líneas.

Sergi Roberto culminó la insólita remontada del Barça ante el PSG.

Sergi Roberto culminó la insólita remontada del Barça ante el PSG. (Imagen: businessinsider.com)

Este estudio está basado en los resultados de esta temporada, denominando remontada a las situaciones en las que un equipo ha doblado al otro tras estar por debajo en el marcador por la mínima o, en otro caso, igualar o incluso superar un resultado tras ir perdiendo por una diferencia de 2 goles. A su vez, diferencio el tipo de remontadas, llamándolas totales cuando el equipo que las consigue gana el encuentro, y parciales, cuando se suceden durante el partido pero el resultado final no los refleja. Hasta esta última jornada (22), se han producido 39 remontadas (17,8%), de las que 29 han sido totales y 10 parciales. Existen casos llamativos como, por ejemplo, que haya habido una doble en el mismo partido (Celta vs Girona…3-3), (Málaga vs Deportivo…3-2), (Real Sociedad vs Betis…4-4), o que el Levante le haya levantado el mismo resultado en cada vuelta al Deportivo, o que el Celta le haya devuelto a la Real Sociedad la remontada de la primera vuelta, o por último, los inesperados giros que realizaron el Alavés en Montilivi, el Sevilla en la Cerámica o el Barcelona en Anoeta.

El Levante se la tiene tomada al Deportivo.

El Levante se la tiene tomada al Deportivo. (Imagen: goal.com)

Como siempre, hay equipos más involucrados que otros en éste tipo de vaivenes resultadistas pero ya no van asociados a los grandes equipos como sucedía antaño. Esto es un indicador de cierta inestabilidad y desequilibrio en el juego de estos equipos. La Real Sociedad es hasta el momento la que más veces ha causado este tipo de altibajos (9), de las que 3 veces ha sido autor y 6 veces remontado. A esta estadística le añado el vuelco acaecido en la Copa ante el Lleida, cuya eliminación dio para muchas páginas. Le sigue el Deportivo (8, 4-4), Celta (7, 2-5), Girona (6, 2-4) y Betis (6, 3-3, también con la propina de la Copa ante el Cádiz). Ninguno de ellos está entre los 7 primeros de la clasificación. En el otro lado de este análisis están Athletic y Espanyol, que no han logrado ninguna remontada, habiendo recibido una cada uno de ellos. Después se sitúan Atlético, Eibar y Sevilla, equipos de zona media alta, con dos remontadas cada uno, por ninguna sufrida. Mención especial merece el Sevilla que ha sido vapuleado en el Bernabéu, Ipurúa, Mestalla y en el derbi hispalense, y superó, a su vez, al Atlético en el Wanda en Copa, todo un atropello de temporada. Entre los grandes, el Barcelona fue protagonista de 3 remontadas por ninguna en contra (mismos números que el Leganés), mientras que el Real Madrid ha superado 2 resultados adversos, los mismos que los sufridos (fue volteado por Girona y Valencia, aunque este partido concluyera en tablas).

La Real Sociedad es una constante en partidos con remontadas.

La Real Sociedad es una constante en partidos con remontadas. (Imagen: diariodesevilla.es)

El equilibrio, la regularidad, el apetito por la victoria, no son compatibles con un equipo que remonta o es remontado. Así, su efecto tiene unas secuelas terribles si no se cortan de inmediato. Cuando se es autor siempre quedará esa posibilidad de volver a repetirlo, mientras que cuando se es remontado, el fantasma de lo sucedido con anterioridad ocupa las mentes de los jugadores que la han sufrido. Como en muchos aspectos de la competición, existe un principio compensatorio no escrito en el que los equipos terminan nivelando sus números como sucede, por ejemplo, con los errores arbitrales, los goles en los últimos minutos, etc.; las remontadas se ejecutan y se sufren, y son parte del juego y enriquecedoras para el espectáculo.