El adiós a Wenger

The following two tabs change content below.

Andres Gelvez

El profesor Arsene Wenger, como le llaman muchos, construyó en Arsenal un imperio, el suyo, y ahora, después de 22 años al mando de los ‘gunners‘ el francés dirá adiós al club al que brindó la mayor parte de su vida. Un ídolo de la afición, una referencia de la Premier League, marcó huella en el fútbol inglés y ahora ha llegado el momento de dar un paso al costado.

Mi amor y apoyo para siempre“- así se despide Wenger del club de toda su vida.

Arsene Wenger como hito del Arsenal

¿Habrá una persona más querida que Arsene Wenger en el mundo de Arsenal? Quizás un Bergkamp o un Henry pero cierto es que ambos, leyendas e ídolos del equipo londinense, fueron pupilos de este señor y toda la gloria que tuvieron en sus carreras más allá del talento excepcional que tenían para jugar a la pelota está marcada por Wenger. Wenger y su Arsenal.

En septiembre del año 1996 se empezó a construir la historia de un club que por aquel entonces residía en Highbury, ya que llegaba para tomar las riendas del club un desconocido llamado Arsene Wenger desde la liga japonesa pero con pasado exitoso en su natal Francia con el Mónaco. Este hombre se fijó una tarea, que era poner al Arsenal de Inglaterra al nivel de los más grandes clubes de Europa y seguir siendo un grande en el fútbol local. Se emprendía el viaje más largo de su carrera y también el más emotivo, pero él no lo sabía. No logró sacar al Arsenal campeón de Europa pero conquistó multitud de títulos a nivel local, incluyendo por supuesto la gran gesta de “Los Invencibles” de 2004 donde el Arsenal se consagró campeón de la Premier sin perder un solo partido.

Arsene Wenger, mucho más que un entrenador

Vamos un poco más allá de lo conseguido en cuanto a campeonatos se refiere, ya que Wenger también es conocido por su gran habilidad para manejar las matemáticas, porque si una de sus pasiones es el fútbol la otra es sin duda los números. Y por eso estudió Ciencias Económicas y ha llevado la profesión consigo desde siempre. El Arsenal tiene quizás el mejor manejo monetario de todos los equipos ingleses, y su apuesta por invertir en jóvenes promesas del balompié donde por razones muy lógicas se gasta menos ha sido algo característico del estratega francés en sus 22 años al mando de Arsenal.

Del Arsenal han salido grandes jugadores de la talla de Cesc Fàbregas, Thierry Henry, Robert Pirès o Robin van Persie. Se compraron a muy bajo costo y acabaron interesando a grandes potencias. Ya no se podía hacer mucho por retenerlos, pero se obtenía una ganancia considerable a la hora de venderlos. Se calcula que el 90% de las ganancias totales del club londinense se obtienen a través de la venta de sus jugadores.

Llegó a Inglaterra para reformar la manera en como los jugadores se preparaban. Cambió dietas, entrenamientos y formas de vida. Eran tiempos donde los jugadores eran un poco más descuidados que los de ahora. La idea de Wenger le dio frutos conquistando el doblete (Premier League y FA Cup) al segundo año a cargo de los ‘gunners‘.

La Champions como espina clavada

No logró su objetivo más importante, sacar campeón al Arsenal de la Liga de Campeones. Pero sí que estuvo cerca. Nos remontamos al 17 de mayo del 2006. Se medían en el Stade de France de París Barcelona-Arsenal. El británico Sol Campbell abrió el marcador y el corazón de millones de aficionados ‘gunners‘. Los aficionados ya soñaban con el título con este gol, pero Samuel Eto’o se encargó de emparejar las cosas. El brasileño Juliano Belletti sería el brasileño quien acabaría con la ilusión de Wenger y su Arsenal marcando el definitivo 2-1. Había entrado al campo en lugar del holandés Mark van Bommel para el Barcelona en el minuto 71 y diez minutos anotó el gol. Queda claro que esta fue la mejor participación del Arsenal en una Champions League.

Estoy agradecido por haber tenido el privilegio de servir en el club durante tantos años memorables“- Wenger.

“Los invencibles”

Por lo que mayormente se recordará a Wenger será por el título de la Premier League 2003-2004. En esa campaña logró consagrarse sin haber perdido un solo encuentro. Ya el Preston North End había logrado la imbatibilidad en la temporada 1888-89. Pero sería el Arsenal el primer y hasta ahora único equipo en conseguirlo en la Premier League con el formato de 38 jornadas.

Debido a su gran gesta, la liga le otorgó un trofeo muy particular a este Arsenal. Uno con aspecto dorado para resaltar su poderío y total dominio. Sumó 90 puntos, once más que el sub-campeón Chelsea. Y de aquel equipo se resaltan algunas figuras como el grandioso portero alemán Jens Lehmann, Sol Campbell, Ashley Cole, Patrick Vieira, Lauren, Gilberto Silva, Kolo Touré, Fredrik Ljunberg, Bergkamp y Thierry Henry y, cómo no, la cabeza mayor de la hazaña, el técnico francés Arsene Wenger.

Arsene Wenger con la Premier 2003-04 de los "invencibles".

Arsene Wenger con la Premier 2003-04 de los “invencibles”. @LEGACYfutbol

Su marcha al final de la presente temporada significa el fin de una era para el club londinense. En la Premier seguro que se le extrañará. Merci Arsene.