Celta: resumen de la temporada y perspectivas coperas

Opciones de futuro de Griezmann.
The following two tabs change content below.

Alex Boubeta

Apasionado del deporte y el periodismo deportivo con un Máster en la especialidad. Trabajé dos veranos en prácticas en el Diario de Pontevedra y RNE-Vigo y tengo bastante experiencia en medios digitales deportivos. Me gusta entender y explicar el fútbol como un juego más allá de todos los factores que lo rodean.

Entradas recientes de Alex Boubeta (ver todas)

Resumen de la temporada del Celta

El Celta ha eliminado al Real Madrid en los cuartos de final de Copa del Rey y ha dado una enorme alegría a toda la parroquia local. Ya no solo por la ilusión que ha despertado en Vigo la posibilidad de llegar a la final de Copa, más aún viendo que el Alavés será su rival, sino porque ha reconfortado la impresión de que el Celta está atravesando uno de sus mejores momentos en las últimas décadas, quizás ligeramente por detrás del EuroCelta de Víctor Fernández, Mostovoi, Karpin o Revivo, pero no demasiado lejos y sin rehuir la comparación.

Resumen de la temporada del Celta

Jonny trata de frenar la progresión de Cristiano en un lance del partido de Copa el pasado miércoles. Realmadrid.com

Este Celta ha tumbado al Real Madrid, pero no es ni mucho menos la primera proeza que protagoniza contra los grandes en una época donde la distancia que los separa es sideral. Ha ganado al Barcelona una vez en el Camp Nou y dos en Balaídos endosándole cuatro goles y la temporada pasada, por estas mismas fechas, también eliminaba al Atlético de Madrid en idéntica ronda de Copa. No se siente inferior a nadie, compite contra todos y a veces es capaz de dar la campanada. Hoy queremos profundizar un poco más y hacer un breve resumen de la temporada del Celta.

Transformación futbolística del Celta

Pese a que sigue teniendo el cartel de equipo que le gusta tener la pelota y llevar el peso de los partidos, el Celta de la temporada 16-17 ha mutado con respecto a cursos anteriores. El Celta de años atrás, sobre todo en los inicios de temporada, robaba la pelota con mucha facilidad y se adueñaba del esférico, impidiendo maniobrar a los rivales. Ahora su planteamiento admite muchos más matices. No tiene tanto la pelota, no es tan dominador de los partidos, no completa tales exhibiciones y no ataca de manera tan atrevida. Sus partidos tienden a ser más aburridos, menos eléctricos que temporadas atrás. Incluso en ocasiones, Berizzo ha optado por ceder la iniciativa a su rival, una herejía tiempo atrás. El equipo ha perdido su sello, pero ha encontrado otro. Ése podría ser un buen resumen de la temporada del Celta.

En los últimos años han abandonado Vigo futbolistas de la magnitud de Krohn-Delhi, Augusto Fernández o Nolito, absolutamente claves en el juego del equipo. Orellana va camino de unirse a la lista. Berizzo ha entendido que su equipo tenía que evolucionar, no podía seguir jugando a lo mismo sin esos jugadores, y ha encontrado una propuesta en cierta medida similar, respetando ciertos conceptos como el marcaje al hombre a todo el campo, pero distinta, menos espectacular. Aunque a los aficionados nos guste menos, los resultados le acompañan.

Resumen de la temporada del Celta

Berizzo, entrenador del Celta y arquitecto del proyecto. Lavozdegalicia.com

Otra de las críticas que suele hacerse a Berizzo es su cada vez más escaso uso de la cantera. Después de sacar muchos jugadores en segunda y de tener entrenadores que miraban tanto hacia abajo como Paco Herrera o Luis Enrique, la llegada de Berizzo suspuso un frenazo para muchos canteranos que o bien apenas cuentan con minutos (caso de David Costas) o bien han tenido que marcharse (varios de ellos cedidos) como Álex López o Levy Madinda. El club cada vez se ha mercantilizado más y ha buscado fichar jugadores en vez de confiar en canteranos, aunque también es cierto que ha consolidado a Jonny y que va camino de hacerlo con Rubén Blanco o con Pape Cheikh.

A por las Copas

Eduardo Berizzo en los últimos años ha mostrado una clara apuesta por las competiciones coperas, sobre todo en las rondas decisivas. Una vez olvidado el temor del descenso y estabilizado el equipo en la mitad superior de la tabla, ha entendido que las mayores alegrías podrían llegar en competiciones como la Copa o esta temporada en la Europa League.

Una clasificación para la segunda competición continental vía Liga sin duda no sabe tan bien como jugar una final de Copa o ya no digamos de Europa League. La temporada pasada sacó una alineación muy alternativa en Vallecas antes de la vuelta de Copa en el Calderón por la que fue muy criticado, pero pasó la eliminatoria. Este curso ha hecho algo similar el pasado domingo en Anoeta o antes del partido decisivo de la Europa League contra el Éibar. Ya no hay críticas: afición y prensa le entienden.

Fruto de esas decisiones ha podido eliminar a todo un Real Madrid, con la dosis de suerte necesaria y contra un rival muy desgastado, con muchas bajas y que no llegaba en su mejor momento una vez rota la racha de 40 partidos sin perder, cierto, pero sin restar ni un ápice de mérito a la hazaña de los héroes celestes. Su virtud estuvo en saber asumir un papel mucho más conservador que de costumbre y sobreponerse a las adversidades. Ahora el Celta está en semifinales y se enfrentará al Alavés, lo que hace muy factible la posibilidad de jugar una final. La ilusión está por todo lo alto.

Resumen de la temporada del Celta

Iago Aspas, icono del celtismo, celebra sus goles agarrando el escudo. Spherasports.com

El factor Iago Aspas

Decíamos líneas más arriba que el Celta ya no juega un fútbol tan vistoso y que ha dejado de ver tanto para la cantera como solía, pero ha encontrado algo que ha conseguido reenganchar a la grada, un jugador de la casa con el que la afición se siente identificada. Iago Aspas ha asumido el peso del equipo tras la marcha de Nolito y prácticamente él solito está haciendo lo que la temporada pasada hacía el maravilloso tridente que formaba con Nolito y Orellana. Tiene puesto en pie a Balaídos. Su temporada está siendo fantástica, se ha ganado la convocatoria con la selección y la gente percibe que con él se le puede plantar cara a cualquiera.

El caso Orellana

La decisión de Berizzo de apartar del equipo a Orellana el día previo al partido de ida en el Bernabéu fue una mala noticia para todos en un momento importante. El chileno, con fama de conflictivo y poco hablador, apenas había podido aportar nada esta temporada por lesión, pero su importancia en cursos previos había sido fundamental. Es un jugador extraordinario, con una capacidad tremenda para hacer daño entre líneas, por fuera o por dentro, con visión de juego e imaginación en el pase.

Su salida hace inevitable pensar que ya solo queda uno del tridente de leyenda y añorar tiempos mejores. Con esto no quiero decir que la decisión no esté totalmente justificada ni que no comparta los motivos del entrenador: para que Berizzo haya tomado esa decisión ha tenido que ocurrir algo muy grave, y viniendo de Orellana no me extrañaría en absoluto, pero futbolísticamente su baja es una pérdida notable. Toca volver a reinventarse.