The following two tabs change content below.
Graduado en Magisterio Infantil y estudiando un Máster de Periodismo. Fútbol como manera de vida. Un balón, dos porterías y 22 futbolistas es suficiente para ser feliz

El resurgir del Feyenoord

La grada de De Kuip hace ya bastante tiempo que no anima de manera apasionada las hazañas de su equipo. Los gritos de la afición tulipán han quedado opacadas por épocas donde la gloria de los de Rotterdam era infinita. El pesimismo y la falta de confianza sobre el equipo campeaban constantemente sobre el césped de la bañera. Ese mítico estadio que lloraba las penurias de un equipo que estuvo cerca de descender hace pocos años.

Las nubes nublaban cualquier atisbo de esperanza en la ciudad de Rotterdam hasta la llegada de una institución del club como Gio Van Bronckhorst, el holandés ha vuelto a traer esperanza al equipo de toda su vida. Desde su llegada el año pasado el club ha resurgido de sus cenizas y en la actualidad se encuentra en el primer puesto de la Eredivisie.

Van Bronckhorst. El resurgir del Feyenoord

El resurgir del Feyenoord. Van Bronckhorst saludando en un partido con el Feyenoord. libero.pe

La gran gestión del míster ha creado un equipo ultra competitivo en Holanda donde es muy difícil toserle. Tan solo ha sumado dos derrotas en lo que llevamos de campaña liguera en la que se presume que podía ser su 15º liga holandesa. El mantenimiento de gran parte de la plantilla del año pasado y las buenas incorporaciones para esta temporada han creado un equipo muy compacto que juega de memoria con un once muy reconocible a lo largo de toda la campaña.

La mezcla de jugadores de gran proyección como Vilhena, con la veteranía de futbolistas como Elia o Kuyt junto con la cantera de toda la vida holandesa que se ve escenificada en jugadores como Kongolo o Karsdorp y el gol que aporta Nikolai Jorgensen han creado un equipo de gran nivel para lo que es la liga holandesa en una temporada difícil de repetir.

Los años en los que los cambios en las alineaciones eran constantes creando un ambiente de inestabilidad y falta de confianza en los jugadores ha derivado en un once tipo muy claro donde se producen muy pocas variaciones. El fútbol directo y el juego por bandas es una de las señas de identidad del equipo rojiblanco con jugadores de gran físico y presencia donde el juego aéreo y la velocidad ocupan un lugar muy importante.

Tonny vilhena. El resurgir del Feyenoord

El resurgir del Feyenoord. Tonny Vilhena con la camiseta del Feyenoord. www.voetbalcentraal.nl

La portería está ocupada por el veterano Brad Jones, fichado este año del NEC. La zona de la defensa está totalmente ocupada por canteranos del Feyenoord, siendo el lateral izquierdo Woudenberg, los dos centrales son Kongolo y Van der Heyden y el lateral derecho está ocupado por Karsdorp. Nelom y Bottegim también entran en la rotación de la zaga rojiblanca, en la parcela del campo donde más dosifica fuerzas Gio Van Bronckhorst.

El centro del campo lo ostentan dos pulmones con gran capacidad de recorrido como Vilhena y El Ahmadi. El tulipán es una de las mayores promesas del fútbol holandés, tentado este año por la Premier y por equipos de la Liga ha preferido quedarse un año más en su club de formación. El Ahmadi es uno de los jugadores más veteranos de la plantilla, teniendo siempre una labor de distribución y equilibrio sobre el equipo.

La zona de la media punta está ocupada por un clásico del fútbol europeo como es Dirk Kuyt, el campeón de Europa ha vuelto a sus orígenes para acabar de la mejor manera posible su carrera, en el club que le vio nacer. A pesar de sus 36 años el ex del Liverpool tiene una labor muy importante en la zona de ataque de los de Rotterdam.

Dirk Kuyt. El resurgir del Feyenoord

El resurgir del Feyenoord. Dirk Kuyt en su segunda etapa con el Feyenoord. www.espnfc.com

La zona izquierda del campo es para Eljero Elia, una promesa del pasado que ha ido pegando tumbos por toda Europa hasta volver a recalar a uno de los clubes de su país. El canterano del Twente desde su vuelta está mostrando su gran calidad y es uno de los jugadores gol del equipo con siete tantos esta temporada. La parcela derecha suele estar ocupada por Berghuis, jugador mucho más asociativo que Elia con una labor más de interior y pasador que la de extremo puro.

Jorgensen es el delantero y punta de ataque de los de Rotterdam. Desde su llegada del Copenhague este año el danés ha mostrado un gran nivel. Con un físico y una presencia impresionante es el máximo goleador de la liga holandesa con 15 tantos.

La grada de De Kuip, una de las más apasionadas de toda Europa vuelve a rugir con fuerza, emocionada y enloquecida ante las grandes prestaciones que está mostrando el cuadro de Van Bronckhorst esta temporada. Los años donde jugadores como John Dahl Tomasson, Van Persie, Roy Makaay o Henrik Larsson encumbraban y llevaban con orgullo los colores rojiblancos del Feyenoord quieren volver a aparecer, en una bañera necesitada de alegrías donde las nubes han tapado demasiado tiempo a un club tan histórico como el de Rotterdam.