Rio Ferdinand nunca dejará de ser un capitán

The following two tabs change content below.

Jose Luis Guerrero

16 años. Loco del fútbol y amante de la escritura. Sumando en este proyecto con muchísima ilusión.

Tras una dolorosa derrota por 9-0 del infantil del Manchester United contra su gran rival, el infantil del Mancheter City, quién iba a levantar mejor la cabeza de un equipo hundido que Rio Ferdinand, eterno capitán de los ‘Red Devils’. Una charla llena de sentimiento, corazón y razón de este icono y leyenda caló en los jóvenes jugadores, que miraban fijamente con cara reflexiva mientras escuchaban la honda voz del inglés.

Rio Ferdinand es uno de los que mejor sabe lo que es caer ante su máximo rival por goleada, y además, en su propia casa, por nada más y nada menos que 1-6. Por eso mismo, a los pocos días de esto, fue al vestuario a explicarles que “ese escudo no es una broma”.

Rio Ferdinand fue uno de los mejores centrales del momento y es uno de los mejores de toda la historia, además de ser un gran capitán y una persona ejemplar. Fuente: Google

“Tenéis que aprender que el escudo del Manchester United no es una broma. Apuesto a que algunos habéis venido pensando en esa derrota todavía. Y todos deberías. Si no estáis avergonzados, decepcionados, si no os duele… no deberíais estar en un equipo de fútbol”, explicaba el ex jugador del United, dejando claro que para estar en un equipo de fútbol hay que sentir los colores del equipo.

Entonces, intentó empatizar y aconsejarles para un futuro: “A mí me dolía en el orgullo y me avergonzaba. Debería doler y es bueno que duela. ¿Y entonces qué hacer? ¡Tenéis que reaccionar y entrenar más duro!”

Rio Ferdinand fue un auténtico aprendiz del fútbol y de Sir Alex Ferguson, con el que vivió grandes momentos en el Manchester United. Fuente: Google

También resaltó que “deben mantener la cabeza alta y tenerlo presente la próxima vez que jueguen contra ellos” y que “a su edad deben aprender de los errores“, que es, para mí, lo más importante en el fútbol, ya sea en un equipo infantil o en cualquier equipo. TODOS los grandes jugadores tuvieron que aprender en su día y siguen aprendiendo, aunque tengan 40 años, porque, el que no aprende, sigue cometiendo los mismos errores, y si sigue cometiendo los mismos errores, se queda donde está y no llega nunca a lo más alto. De eso se trata el fútbol y la vida: de avanzar y aprender; primero de los mayores, y después de los jóvenes, pero el caso es aprender.