Se vienen tiempos de cambio en los Miami Heat

Justise Winslow, Bam Adebayo y Josh Richardson, futuro de Miami Heat

El mercado invernal se puede utilizar de diferentes maneras. Para añadir nuevas piezas a los ‘rosters’ candidatos a pelear en mayo por el título de campeón. Para empezar a allanar el terreno para una futura reconstrucción o para liberar espacio en busca de un agente libre en verano. Y el traspaso que realizaron los Miami Heat durante el trade deadline apunta a un cambio de rumbo cercano en Florida.

En el intercambio enviaban a Tyler Johnson y Wayne Ellington a los Phoenix Suns a cambio de Ryan Anderson y su contrato no garantizado para la temporada que viene. Hoy vamos a hablar de Miami Heat y su futuro.

Miami Heat: ¿reconstrucción o continuidad?

Llevan años en Florida consiguiendo ser un bloque bastante competitivo a pesar de las limitaciones que poseen. Spoelstra ha diseñado un ecosistema que potencia las virtudes de todos y cada uno de sus integrantes. Cada jugador sabe qué función tiene que desempeñar en el equipo y en cada situación de los partidos. Sin los role-players el sistema de Spo carecería de sentido, pero han sido Goran Dragic y Hassan Whiteside los jugadores diferenciales que han liderado al equipo estos años. A parte de Dwayne Wade ,que es una leyenda en activo y todo un emblema para la franquicia.

Y decíamos que los Heat se han mantenido como un bloque competitivo durante estos últimos años pero viven en una tierra media de la que no salen. El proyecto ha llegado a ser lo suficientemente competitivo como para colarse entre los 8 mejores de la conferencia Este en dos de las cuatro temporadas anteriores, tras la marcha de LeBron con destino a Cleveland. Pero sin el suficiente nivel en su equipo como para llegar hasta las Finales del Este. Es por ello, que en Florida deberían empezar a apostar por dejar de vivir en la medianía y volver a prepararse para pelear por todo en la liga buscando revivir tiempos pasados de gloria.

La base joven de los Miami Heat

La lesión de Dragic está afectando al equipo y ahora mismo marchan novenos y fuera de los playoffs. Es algo que no sorprende. Goran era y es medio equipo y la base del sistema ofensivo de los Heat. Pero la edad empieza a ser un factor a tener en cuenta. Cumple este año 33 años y su contrato pasa a ser expiring la temporada que viene. Es por ello que no nos debería sorprender una renovación a la baja o un traspaso durante la temporada que viene. Todo por iniciar algo nuevo a corto-medio plazo.

Y para ello los Heat cuentan con jugadores jóvenes con potencial. Los cuales durante esta campaña están demostrando que pueden ser una gran base para empezar a construir un proyecto realmente potente en Florida. El crecimiento esta temporada de Josh Richardson está siendo una de las mejores noticias de Miami. Ha pasado de ser un especialista a convertirse en una referencia para el equipo.

Pero no ha sido solo Josh el único que ha dado un paso adelante en el equipo. A raíz de la lesión de Dragic ha sido Justise Winslow el que ha asumido los galones en la dirección del equipo. En su nuevo papel forzado se está destapándose cada vez más como un ‘playmaker’ de buen nivel. Eso sumado a sus capacidades defensiva y una mejora en las prestaciones ofensivas individuales.

Cabe recordar que tanto Richardson como Winslow tan solo tienen 25 y 22 años respectivamente. Cuentan con mucha carrera por delante y más margen de desarrollo. Pero no son sólo ellos el grupo de jóvenes. A su vez les acompañan Derrick Jones Jr y Bam Adebayo. Dos jugadores más jóvenes aún y que están teniendo un papel importante en la rotación Heat. Y de seguro que irán a más.

Espacio salarial de los Miami Heat en el futuro

Cuentan con la base de jóvenes, un entrenador de gran nivel y mucha reputación como Erik Spoelstra y… ¿poseen espacio salarial para ir fuerte en la agencia libre? La respuesta, si se trata de esta próxima agencia libre, es no. El traspaso de Tyler Johnson y Wayne Ellington va a liberar 19 millones de espacio para la próxima temporada, pero no son suficientes. También termina el contrato de Chris Bosh (26 millones) tristemente retirado por problemas de salud. Pero no es suficiente.

Los de Miami cuentan con grandes contratos aún. Hassan Whiteside se va hasta los 27 ‘kilos’ o James Johnson hasta los 15. Algo que les deja sin ninguna opción de hacerse con una estrella este verano al no poseer nada de espacio. Pero las tornas cambian y se presentan más positivas en el verano de 2020. En los planes de la gerencia no debería entrar afrontan las renovaciones de Dragic y Whiteside. Lo lógico sería salir al mercado, donde Pat Riley contará con más de 50 millones libres para dos estrellas.

Las condiciones de futuro con las que contarán Riley y Spoelstra en los próximos años apuntan un único camino a tomar. Y ese no es otro que el de la construcción de un proyecto nuevo aprovechando las diferentes piezas jóvenes con las que cuentan ahora mismo.