, ,

Tres jugadores del Mundial de Brasil 2014 de los que se esperaba mucho más

The following two tabs change content below.

Jose Luis Guerrero

16 años. Loco del fútbol y amante de la escritura. Sumando en este proyecto con muchísima ilusión.

En este artículos vamos a repasar qué paso con la carrera de 3 jugadores que brillaron con luz propia en Brasil 2014 y luego no mantuvieron las expectativas.

Guillermo Ochoa

El actual portero del Standard Lieja belga fue uno de los mejores porteros del Mundial de Brasil 2014, el más reciente hasta ahora. Su selección, México, fue eliminada en octavos de final con la cabeza muy alta, ante una Holanda que dejó fuera a España con goleada incluida. Perdieron por 2 – 1 a falta de dos minutos para llegar a cuartos de final, por un gol de Sneijder en el 88′ y de Huntelaar de penalti en el descuento, por lo que se fueron con un sabor amargo. Dejó grandes sensaciones defendiendo la portería azteca, lo que provocó que numerosos equipos preguntaran al Ajaccio francés por su situación. Un afortunado Málaga se hizo con sus servicios, pero lo dejó como segundo portero, solo para la Copa del Rey. Jugó tan solo 6 partidos, en los que encajó 6 goles, llegando hasta cuartos de final.

A la siguiente temporada jugó 11 partidos, mientras duró la lesión de Kameni, y dos partidos de Copa, ya que fue eliminado en dieciseisavos de final, ante el Mirandés de Segunda División.

Un año después, cambió de aires, aunque no recorrió muchos kilómetros. Se fue al Granada, donde sí jugó todos los partidos de Liga y uno de Copa, ya que cayeron eliminados. Tuvo muchísimos fallos: imprecisiones, cantadas, inseguridad… y el club andaluz bajó a Segunda División como colista, con una cantidad de 82 goles en contra, una cifra desastrosa que le hizo marcharse del club, llegando a Lieja, donde está ahora mismo, ocupando la séptima posición en la clasificación, es decir, en mitad de la tabla.

A mi parecer, la decisión de irse al Málaga no fue la correcta, pues Kameni tenía el puesto totalmente ganado, y el mexicano no iba a tener apenas posibilidades. A partir de ahí, se le vio hacer muy buenas actuaciones, pero se le vio, ante todo, muy inseguro, y todo el equipo lo notó.

Ochoa se destapó en Brasil 2014 como un portero seguro.

Ochoa se destapó en Brasil 2014 como un portero seguro. Fuente: n1goalkeeper.com

Axel Witsel

El centrocampista belga dejó tras el Mundial de Brasil 2014 mejores sensaciones que su propia selección, que se veía como favorita y se quedó en cuartos de final, perdiendo por la mínima ante una Argentina que se quedó con la miel en los labios en la final, aunque antes tuvo que sufrir en la prórroga contra Estados Unidos, rival bastante asequible, además de ganar cada partido sufriendo en la fase de grupos, ganando en los últimos minutos contra Argelia (goles en el 70′ y 80′), contra Rusia (88′) y Corea del Sur (78′).

Ya los grandes seguidores del fútbol conocían el potencial de Witsel, pero el mundo entero lo llegó a ver durante ese Mundial, despertando así interés en equipos de toda Europa, como el mismísimo Real Madrid. Aunque parezca mentira, el mediocentro prefirió quedarse en el Zenit de San Petersburgo, equipo donde había fichado esa misma temporada, viniendo desde el Benfica. Desde que estaba en el Standard de Lieja ha venido jugando en la Selección belga y en sus categorías inferiores, pero por aquellos entonces pocos se imaginaban el arsenal que llegaría a tener unos años más tarde.

Al final, la temporada pasada se marchó a China y desapareció del panorama europeo, que no significa que no siga jugando bien, pero se esperaba verle en un equipo ‘top’, levantando títulos, destrozando y creando juego en el centro de los campos de Europa. Una pena, pero prefirió el dinero, y ante eso no hay nada que hacer.

Axel Witsel es una de las estrellas del Tianjin Quanjian.

Axel Witsel es una de las estrellas del Tianjin Quanjian. Fuente: scmp.com

Islam Slimani

En el mismo grupo de Bélgica estaba Argelia, que pasó como segunda de grupo con un partido ganado, otro empatado y otro perdido. A pesar de todo, viendo que Argelia no tiene un gran potencial entre sus filas, se fue contento del Mundial de Brasil 2014, perdiendo en octavos por 2 – 1 contra la futura ganadora, Alemania, llevándola con el  0 – 0 a la prórroga y luchando hasta el final. En los cuatro partidos que disputó Slimani marcó dos goles, y en la eliminatoria contra a Alemania llegó a marcar, aunque su gol fuese anulado. Hizo una gran temporada, y las que vinieron fueron mejores aún. En el Sporting de Portugal, que era su equipo, hizo buenas actuaciones, sobre todo en la temporada 2015/16, en la que marcó 27 goles y dio 3 asistencias en 33 partidos, por lo que se interesó un Leicester City que venía de ganar sorprendentemente la Premier League y lo trajo como fichaje estrella. Una pena que a partir de ahí comenzaran a caer sus números, pues en el Leicester no llegó a jugar de titular ni media temporada; siempre salía en las segundas partes, y tan solo clavó siete goles y cuatro asistencias en 23 partidos jugados.

Esta temporada está siendo peor aún, jugando solo 2 partidos de titular y 10 de suplente, marcando un solo gol y una asistencia. Para más inri, tiene problemas en el muslo y no se espera que juegue hasta finales de marzo. Ha sido cedido al Newcastle hasta final de temporada, porque se ve que con ‘los foxes’ no estaba pintando mucho.

A sus 29 años, después de haber sido tentado por equipos como Chelsea y Atlético de Madrid, se ha tenido que conformar con fichar por el decimoquinto de la Premier League. Todavía puede recuperar su buena forma goleadora, pero para ello tendrá que aprovechar sus oportunidades.

El Newcastle intentará sacar la versión Brasil 2014 de Slimani.

El Newcastle intentará sacar la versión Brasil 2014 de Slimani. Fuente: chroniclelive.co.uk

El mundo del fútbol es muy complicado, y jugadores como estos salen todos los días. Todos los jugadores no aprovechan sus oportunidades, o no se les da tiempo, o simplemente demuestran que sus capacidades no dan para jugar en equipos de gran calibre. Algunos, como Witsel, se apartan para ganar más dinero, como fue el caso de Paulinho, y otros pueden sufrir una lesión que les deje sin jugar largo tiempo, perdiendo la forma y la moral. Hoy he querido recordaros y haceros ver que, aunque ahora apenas sean recordados, un día dieron razones para ser fichados por los mejores equipos del mundo.