Spezia Calcio, un campeón de Italia que se estrena en Serie A

Los más turistas del lugar conocerán la ciudad de La Spezia debido a su cercanía al Parque Nacional Cinque Terre, una cadena de cinco pequeños pueblos que pintan la costa de Liguria. La localidad se ha convertido en una especie de ciudad dormitorio para los visitantes que se acercan al reclamo turístico. Con menos de 100.000 habitantes, es universitaria y mira inevitablemente al mar. Rodeada de montañas, vira por completo hacía el golfo de los Poetas, donde también se encuentran maravillas como Lerici o Portovenere.

Quedando reflejada la absoluta recomendación de visitar la zona, ¿qué tiene que ver todo ello con el mundo del balompié? Pues bien, su equipo, el Spezia Calcio, acaba de ascender a Serie A por primera vez en sus 114 años de historia. Lo ha hecho después de derrotar de forma ajustada, en la final del playoff de ascenso, al Frosinone de Alessandro Nesta. Gracias a su tercera posición en la clasificación, el empate global de la eliminatoria dio el pase a la categoría de oro del fútbol italiano a los spezzini.


Un hito en la historia de este club que ya militó en la primera categoría del Calcio entre 1921 y 1925. Fueron cuatro campañas consecutivas en lo más alto, pero, esta, será su primera vez en el formato de Serie A. Vincenzo Italiano, ex jugador de Genoa, Hellas y Chievo, entre otros, consiguió subir al Trapani a Serie B la temporada pasada, y ahora, con un juego solvente y equilibrado, ha llevado al Spezia Calcio a la Serie A. Logro consumado de la mano de jugadores como Galabinov, Matteo Ricci, Bartolomei o Scuffet. Eso sí, la historia de los aquilotti esconde una anécdota curiosa, la cual explica el escudo tricolor que lucen en su camiseta y en la fachada del Stadio Alberto Picco.

Calcio en período de guerra

Echamos la vista atrás hasta el primer lustro de los años cuarenta. El mundo se encontraba envuelto en su segundo conflicto bélico, y en el país transalpino las fuerzas fascistas estaban cada vez más arrinconadas. La Spezia se encuentra en el norte de la península itálica, bien cercana a Génova. Zona que por entonces aún estaba bajo el dominio fascista. Las fuerzas aliadas ya habían liberado buena parte del país, apenas resistían Roma y el tercio superior de la península, más allá de la línea Gótica. Mussolini, encaprichado en hacer creer cierta normalidad a sus gentes, ordenó a la Federación de Calcio trasladarse a Milán y organizar un torneo de fútbol con los equipos disponibles de la zona.

La competición ordinaria se paró durante las temporadas 1943/44 y 1944/45. En la segunda de ellas, se jugaron hasta ocho torneos regionales con la voluntad de mantener la actividad, pero en la primera, existió una competición única. La Federación anunció el Campeonato de División Nacional Mixta, mediante la cual se decidiría el sucesor del Grande Torino como campeón de Italia. Dicho torneo se organizó por grupos zonales, el de Roma, y varios en el norte del país. La República Social Italiana (Estado fascista), trató de reclutar a todos los hombres disponibles para combatir en el frente, por lo que muchos equipos no dispusieron de jugadores.

El caso del Spezia Calcio fue más extremo. Su presidente, Perioli, fue capturado por las fuerzas nazis y trasladado a un campo de concentración alemán. Ante tal situación, el único dirigente en pie, Semorile, contactó con el cuerpo de bomberos local. Estos no podían engrosar las filas del ejército, ya que eran los encargados de extinguir el fuego causado por los bombardeos que ensombrecían la ciudad. Así se llegó al acuerdo para crear el Gruppo Sportivo 42º Corpo dei Vigili del Fuoco, finalmente conocido como el VV.FF Spezia.

Stadio Alberto Picco, casa del Spezia Calcio.

El camino del Spezia hacia el título

Todos los jugadores aquilotti fueron traspasados al VV.FF Spezia. Los contratos especificaron una condición importante: la duración del mismo acabaría con el fin del conflicto armado. La cesión temporal incluyó a Barbieri, entrenador del Spezia y uno de los impulsores del juego con líbero en el Calcio. Los blanquinegros no fueron los únicos en utilizar esta fórmula para seguir compitiendo y evitar, así, el servicio militar de sus jugadores. La Juventus pasó a ser el Cisitalia, y el Torino se transformó en el Torino FIAT. El cuadro de Liguria ganó el Grupo D. En él enfrentó a Carradini Suzzara, Fidenza, Oriandi Gil Busseto, y Parma. Sin sufrir una derrota y con 13 puntos en el zurrón. Más tarde, hizo lo propio en el Grupo B de semifinales, integrado por los spezzini, Carpi, Suzzara y Módena.

El camino prosiguió hasta una eliminatoria a doble partido para decidir el pase a la final. En ella se enfrentaron al Bologna. El equipo rossublù accedió a ella por la renuncia del Montecatini y del Lucchese. Debido a las protestas de los aficionados felsinei por un supuesto fuera de juego en el tanto visitante, el primer partido se suspendió a los 79 minutos con ventaja 1-0 para el Spezia. Debido a ello, y como sanción, el resultado final fue declarado de 0-2. Como protesta, el Bologna no se presentó al partido de vuelta. Superada la semifinal regional, la final de zona no se disputó porque los equipos toscanos renunciaron a ella. Este fue el recorrido que llevó al VV.FF Spezia a la final en Milán.

En el Arena di Milano, y entre el 9 y 20 de julio, se disputó al final a tres entre el Venezia, Torino, y Spezia. Los aquilotti jugaron con Bani, Persia, Borrini, Amenta, Gramaglia, Scarpato, Rostagno, Tommaseo, Angelini, Tori, y Costa. Con este once empataron al Venezia 1-1, y dieron la sorpresa ganando 2-1 al Grande Torino. Los granata facilitaron el alirón del Spezia derrotando 5-2 al Venezia.

VV.FF Spezia, campeón del "Scudetto" en 1944

Un reconocimiento que tardó en llegar

Aunque los periódicos y los órganos de la República Social Italiana declararon al Spezia como campeón nacional, e incluso hablaron de Scudetto ganado, el Reino de Italia declaró, bajo el Decreto Legislativo 249 del 5 de octubre de 1944, que cualquier campeonato organizado por la RSI carecía de valor jurídico y legal.

Después de ser solicitado por las autoridades de La Spezia, y del propio club, en infinidad de ocasiones durante largos años, la Federación de Fútbol Italiano declaró, el 22 de enero de 2002, como título honorífico aquel que levantó el VV.FF Spezia en el 44. Honorífico, y no equiparable al Scudetto. Al club se le concedió la opción de llevar el escudo conmemorativo en su uniforme, y así lo ha hecho hasta el día de hoy. Aunque, la curiosidad es que la FIGC concedió el título al Gruppo Sportivo 42º Corpo dei Vigili del Fuoco, es decir, a una entidad diferente al Spezia Calcio, pese a ser los mismos jugadores y entrenador. Algo que, en definitiva y por encima de los nombres, se queda en casa, en La Spezia.

Deja un comentario