The following two tabs change content below.

El Real Sporting de Gijón con Rubén Baraja está atravesando el mejor momento de la temporada, 6 victorias y 1 empate en los últimos 7 partidos les sitúan terceros a 2 puntos del ascenso directo. Tras un comienzo de temporada irregular, el equipo parece consolidado en los puestos nobles de la clasificación, y con energía y fútbol suficientes para pelearlo todo.

Entramos en la cuenta atrás de la división de plata española, restan 10 jornadas para acabar el campeonato, y por arriba todo aún por decidir. La lucha ha sido titánica durante todo el año por disputar el play off de ascenso, y aunque parecía que la SD Huesca estaba intratable, ha perdido fuelle en las últimas fechas (no gana desde hace 6 jornadas) por lo que los puestos de ascenso directo están más abiertos que nunca. En un contraste de rachas, el Sporting de Gijón es ahora mismo el equipo más en forma de la competición, sus últimas victorias y los puntos perdidos por sus rivales directos, le convierten en un firme aspirante a todo.

Un nuevo Sporting de Gijón con Rubén Baraja

Tras la destitución de Paco Herrera, Rubén Baraja se hace cargo del banquillo rojiblanco en el mes de diciembre. En la puesta a punto del nuevo técnico, el equipo andaba 10º a 5 puntos de la promoción y a 9 del ascenso directo, pero la inercia cambia por completo. En su primer partido gana 3-0 al Tenerife en El Molinón, y aunque es pronto ya se empieza a ver una reacción de los jugadores para soñar con pelear más alto en la clasificación. Fuera de casa se pierden puntos, entre ellos los del derbi en el Tartiere, pero en El Molinón el equipo está intratable, el estadio es un fortín y la dificultad de sacar puntos de él es máxima.

El Sporting de Gijón no solo está yendo de menos a más en los resultados esta temporada, si no también en el juego. Con Rubén Baraja se ha encontrado la fórmula del buen juego, combinando velocidad y toque, resultando un fútbol muy atractivo y eficaz. Destacan por encima del resto los estados de forma del guardameta Diego Mariño, el extremo Jony y el delantero Michael Santos. El primero de ellos está siendo un autentico seguro para la portería sportinguista, Jony se ha reencontrado con la confianza y la continuidad que no tuvo en el Málaga y el uruguayo Santos es una de las revelaciones de la liga, con 15 goles hasta el momento.

Michael Santos celebrando uno de sus 15 goles con el Sporting de Gijón.

Michael Santos celebrando uno de sus 15 goles con el Sporting de Gijón. Foto: futbol.com.uy

Otras temporada más la segunda división española demuestra ser de las más competidas y sufridas de Europa, igualdad máxima y muy buenos jugadores y equipos que hacen muy vistosa la competición. 42 jornadas de liga regular y una promoción de 2 eliminatorias hacen saborear mucho el objetivo del ascenso, pero para los equipos que se quedan en el camino la decepción es máxima tras tanto sufrimiento y desgaste. En una competición tan igualada y tan larga las rachas, tanto positivas como negativas, afectan y de qué manera en la clasificación. Dos victorias te pueden colocar en lo más alto y dos derrotas te pueden descolgar del tren de cabeza, teniendo en cuenta la posibilidad de jugar el play off es fundamental acabar la temporada en buena racha para llegar a las eliminatorias decisivas por encima del resto. Por esto el Sporting de Gijón está bien posicionado al ser un equipo muy venido de menos a más. 30 puntos todavía en juego, un mundo por delante para decidir a los 3 agraciados que ascenderán a La Liga y varios equipos que no van a dar el brazo a torcer, por lo que tenemos por delante la diversión y el espectáculo asegurados.

El Sporting de Gijón con Rubén Baraja es claro aspirante al ascenso.

El Sporting de Gijón con Rubén Baraja es claro aspirante al ascenso. (As)

En El Molinón saben de la importancia del ascenso, tras una larga travesía en segunda a principios de siglo, en los últimos años el equipo ha alternado ascensos y descensos, mezclando la gloria de estar entre los grandes y el sufrimiento de tener que empezar de cero y volver a competir por el ascenso. La mareona va a ser el jugador número 12 en cada partido de los suyos, tanto en casa como fuera, los jugadores están en un gran estado de forma y su entrenador, RubénBaraja, ha dado con la tecla para hacer funcionar a un equipo joven y ambicioso.

En el año en el que el sportinguimo se ha llevado otro palo importante con la muerte de Enrique Castro ”Quini”, estamos seguros de que todos los integrantes del conjunto rojiblanco quieren devolver al Sporting a donde tantas tardes de gloria dejo Quini, a la Primera División Española.

¡Siempre Quini!