Categorías: ACB

Títulos del Real Madrid de Laso: Carroll completa el póker en 2015

Cuatro títulos del Madrid de Laso en una temporada. El Real Madrid ha culminado una temporada histórica, alzándose con la Liga en el tercer partido de la final ante el Fútbol Club Barcelona y completando así el póker de títulos, tras la consecución de la Supercopa, la Copa del Rey y la Euroliga.

El juego de equipo del Madrid, con un decisivo Carroll (19 puntos), se impuso a la actuación individual de Tomic (29+7 para 36 de valoración), Doellman (12p.) y Abrines (16p.). El Chacho, Rivers, Llull y Nocioni también superaron la decena de puntos.

Cuatro títulos del Madrid de Laso. Llull se coronó con el MVP

Real Madrid Campeón ACB 2015

Agarrándose a Tomic. Estaba claro que ese tenía que ser el plan de Pascual, ya que es la gran ventaja que puede tener el equipo catalán: los centímetros de la pareja Tomic-Pleiss. Sin Navarro, el Barcelona parece que se queda sin anotadores exteriores fiables. Así, de los primeros 15 puntos del Barça, 10 fueron de Tomic (sin fallo) y otros 2 de Pleiss. El Madrid aguantaba este arreón inicial gracias a que todos aportaban en ataque y a que su buena defensa sólo dejaba anotar a los azulgrana por dentro.

Cuestión de orden natural. El partido empezó a caer poco a poco del lado del Real Madrid. Todo parecía una cuestión muy natural. El Barcelona es un equipazo, pero el momento que atraviesa el conjunto de Laso es increíblemente bueno. Transmiten aura de imbatibles. A Carroll se le calentó la muñeca y a Satoransky el codo (antideportiva sobre Ayón). Los de Xavi Pascual empezaban a sufrir y el Chacho vio sangre. Sacó su repertorio de tiros, bandejas y asistencias que, culminadas con un triple de Nocioni, pusieron el +14 en el partido. En un abrir y cerrar de ojos, a los locales se les había ido medio partido. Una vez que los de Laso cerraron la sangría interior (aun así, Tomic 16 puntos), el desacierto exterior blaugrana hizo el resto (3/14 en triples). Así se llegó al descanso con 34-48 en el marcador.

Y el Barça llegó a la final. El tercer cuarto fue todo lo opuesto que podría ser al segundo. Los de Xavi Pascual se mostraron infalibles desde la línea de 3 (5/6), con el subidón que eso supone. El estado anímico cambió por completo, la defensa subió muchísimo en intensidad, de modo que los de Laso ya no encontraban canastas fáciles. A Tomic, que seguía imparable (22 puntos ya), se le sumaron Doellman con 2 triples y Abrines, con 3. Todo ello volteó el marcador hasta el +5 local. Cuando el Madrid parecía diluirse, el Chacho cerró el cuarto con un triple bestial.

Cuatro títulos del Madrid de Laso. Carroll decidió la final para los blancos

El efecto triple. Al triple final del tercer cuarto, el canario le sumó otro, Carroll, cómo no, le siguió y Nocioni se unió a la fiesta. Los triples tuvieron el mismo efecto que antes habían tenido para los de Pascual. Aumentaron la confianza de los blancos, que volvían a multiplicar sus manos en defensa, dificultando la anotación catalana. Nocioni, con un nuevo triple, puso un +11 que golpeó muy fuerte al Barcelona, que a partir de ahí intentó remontar a base de triples, pero el desacierto volvió a aparecer. Si algo le faltaba a los de Laso, Carroll volvió a incendiarse con un par de canastones seguidos. Un parcial de 7 a 0 blaugrana les puso a 3 puntos con 30 segundos por jugarse. Pero en el siguiente ataque, Carroll, una vez más, anotó un canastón con la mano de Oleson en la cara. Una canasta que vale un póker.

Quién escribe
Manuel Fuentes

Lee más artículos míos

Compartir

Ver comentarios

  • Ahora desde la distancia de lo conseguido, nos damos cuenta mucho más de lo que ha sido este equipo este año, y el cambio radical que ha supuesto muchos detalles.
    Uno, planificación diferente de temporada, que parecía venirse abajo contra VB, pero al contrario que el año pasado con Unicaja, supuso bajar de la nube a todos en que estaban sumidos desde la final de la Euroliga; esa planificación ha sido la clave en esta final, donde todo el mundo estaba disponible y al 100%.
    Dos, un liderazgo en la sombra, parece obvio que Noccioni ha sido una de las claves del cambio, pero sobre todo porque ha sido líder cuando venían mal dadas, y lo ha sido desde el banquillo, sin focos, sin egos, algo que quizás Rudy ha sabido ver también, y su ego ha soportado no ser el salvador de la patria.
    Tres, los bases, el Chacho ha estado cuando se le ha necesitado, pero ni todos los días, ni en todo momento, sino que en momentos puntuales ha sido decisivo, al contrario que Llull, que ha sido la regularidad necesaria, y el hacer lo que se le pedía, dirigir, y asumir responsabilidades.
    Y por último, el juego interior atípico se ha convertido en dominador, la inteligencia en la zona ha sumado más que la calidad del mejor pivot de Europa, como cuatro jugadores con 10 cm menos han podido ser superiores en ataque a base de garra, IQ, y trabajo en equipo.
    P.d.: aunque no lo parezca, todo esto ha sido dirigido por un entrenador, mi enhorabuena a Pablo Laso.

  • Temporadón del equipo blanco de menos a más, justo al revés que la temp. pasada. Rectificar es de sabios. Grande Laso.
    Pluscuamperfecta la química del equipo, con reparto absoluto de responsabilidades, liderazgos y protagonismos.
    Llull merecido MVP, pero al que me gustaría ver como titular de la selección, a nivel internacional, y no nacional, casi local (considerando que Ricky y Calderon no juegan ACB)

Esta web usa cookies.