Tolosa CF, otra página más para su historia

Berazubi se vistió con sus mejores galas, y tenía razones para ello, el Real Valladolid jugaría allí la eliminatoria de Copa del Rey. Jugar contra un club de primera división ocurre pocas veces y el Tolosa aprovechó esta ocasión de la mejor manera posible para darse a conocer.

Todo el pueblo fue una fiesta, se sentía el ambiente Copero, entre dos equipos que 90 años después, volvían a verse las caras. El resultado era lo de menos en un día tan especial, la ilusión se veía en las caras de todos los jugadores, que no obstante, soñaban con poder dar la sorpresa.


Era un día especial, y las palabras de Ander Avellaneda, se hicieron realidad, Berazubi era una fiesta que entonaba el «Aupa Tolosa trakatra» a pulmón. A falta de una hora para comenzar el partido, el estadio estaba lleno de vida, la charanga amenizó el ambiente durante todo el partido, y la afición no defraudó ante esta cita.

Un Berazubi lleno

Tanto la afición «pucelana» como la «tolosarra» llenaba el estadio, alrededor de 2000 personas se dieron cita en Berazubi. A las 18:00 comenzó la eliminatoria, el Valladolid hizo gala de lo que es un equipo de primera, y controló el partido de principio a fin.

La primera parte fue un vendaval por parte de los «pucelanos», el Tolosa gozó de la posesión del balón pero no pudo materializarla, buscando con balones altos a su delantero. En el minuto veinte de partido, un jarro de agua fría cayo sobre Berazubi, Enes Ünal remató a la red el centro de Antoñito.

Poco más ocurrió en la primera mitad, el Valladolid siguió controlando el partido y el Tolosa no claudicó en su empeño de remontar el partido.

Copa del Rey Tolosa Real Valaddolid 2019-2020
Imagen de @Imanol_A13

Impresiones de los aficionados del Valladolid

En el descanso hablé con varios aficionados del Valladolid, habían llegado desde la capital de Castilla y León para presenciar el partido.

«El estadio nos recuerda a la época en la que en Valladolid también la afición veía los partidos de pie, nos está gustando mucho el partido teniendo en cuenta la diferencia existente entre  equipos, y la verdad que el ambiente es espectacular.»

Al comienzo de la segunda parte el partido seguía el mismo guion, dominaba el Real Valladolid y el Tolosa no cedía en su empeño. La ilusión no se perdió en Berazubi, algo en lo que insistía Ander Avellaneda en la rueda de prensa dada días antes.

Dos contragolpes mataron del todo el partido, Álvaro Aguado hizo gala de su calidad y marcó dos goles que certificaban el pase del Valladolid a la siguiente ronda. El partido acabaría 0-3 a favor del club vallisoletano, pero las gradas de Berazubi aplaudieron como nunca a su equipo.

Estos no dudaron en devolver esos aplausos a una afición, que al igual que ellos, no cedió e intento llevar en volandas a su equipo. Esa es la autentica esencia del fútbol, la que nos transmite esta Copa, donde unos chavales de pueblo, hacen soñar a toda la gente. Y aunque el resultado fuera negativo, la afición del Tolosa se dio por satisfecha.

Por otra parte, la afición vallisoletana ha demostrado llevarse un cachito de Tolosa, en Twitter muchos han manifestado que estarán pendientes de cómo les vaya a los «tolosarras».

Tolosa Real Valaddolid Copa del Rey 2019-2020
Imagen de @Imanol_A13

Eliminación, pero objetivo cumplido

Pese a caer eliminados la tarde del miércoles, el objetivo de hacer disfrutar y soñar a todo un pueblo fue cumplido a base de bien. Estoy seguro de que nadie se fue cabizbajo, ya que aquella tarde, el Tolosa ganó su Copa del Rey.

Tras el partido tuve la oportunidad de hablar con Antoñito, lateral del Real Valladolid, para preguntarle sobre una valoración del partido.

«Un partido típico de Copa, el equipo de casa juega con una motivación extra, delante de su gente, para ellos es una fiesta. Creo que hemos pasado bien el envite y ya pensamos en la siguiente ronda.»

También tuve oportunidad de preguntarle lo que opinaba sobre el ambiente en Berazubi, a lo que el lateral dijo esto.

«Es una experiencia conocida, es una motivación extra y una ilusión extra para ellos enfrentarse a un equipo de primera división, ha sido una fiesta.»

Tolosa fue una fiesta, el ambiente y la ilusión que se vivían es algo impagable. Muchas gracias al Tolosa y al Real Valladolid por permitirme vivir esta experiencia desde dentro, ha sido todo un placer.


Deja un comentario