Toni Kroos, Buscando el Norte

The following two tabs change content below.

Ruben Ortuno

Toni Kroos es, probablemente, uno de los mediocampistas más talentosos del mundo. Pero, a semejanza de lo que pasa en la nueva serie de A3 en la que unos españoles emigran a Alemania en busca de trabajo y se encuentran algo perdidos, al alemán le han buscado un trabajo que lo tiene bastante perdido.

La primera vez que tuve constancia de su existencia (y menuda existencia) fue en la eliminatoria de semifinales de Champions Bayern-Real Madrid en la que el Real Madrid de Mourinho fue eliminado en una fatídica o casi ridícula (fallaron Ronaldo, Kaká y Sergio Ramos) tanda de penaltis. El Bayern, como viene siendo en los últimos años, era un equipo plagado de grandes jugadores, con Ribery, Schweinsteiger, Robben, etc. pero en ese partido de vuelta, emergió una figura que, en aquel momento, era poco menos que desconocido. Kroos dominó aquella noche el medio campo muniqués, pero sobre todo en la parte ofensiva, dando un curso acelerado de asistencias a los compañeros y de perfecto reparto del juego. Todo ello aderezado con disparos peligrosos desde la frontal del área.

Kroos lideró al Bayern que derrumbó al Madrid de Mourinho.

Kroos lideró al Bayern que derrumbó al Madrid de Mourinho.

A partir de ahí, su carrera siguió en alza, pero con la llegada de Guardiola, el teutón se resintió y empezó a gozar de menor confianza. Aprovechando esta situación, el Madrid se lo quitó al Bayern y adquirió un gran diamante. Ese diamante brilló especialmente en el Mundial que ganó Alemania ese verano. En Madrid se frotaban las manos y se felicitaban de la maravillosa y barata adquisición que habían llevado a cabo.

Y en qué posición jugó Kroos con Alemania… delante del mediocentro, ¿de mediapunta? No. Al lado del mediocentro defensivo que era Bastian Schwensteiger y a veces, incluso Khedira. Es decir, con las espaldas bien cubiertas. Con todo el centro del campo ofensivo para él, pero sin grandes responsabilidades defensivas. Ahí fue considerado uno de los mejores jugadores del Mundial, sino el mejor.

Kroos se confirmó como crack en el Mundial.

Kroos se confirmó como crack en el Mundial.

Pues bien, se terminó el Mundial y llegó al Madrid. En el Madrid, no tenía hueco real puesto que el mediocentro defensivo era Xabi Alonso y el ofensivo Modric, por lo que a Ancelotti se le ocurrió dar gusto al Presidente y dado que Xabi Alonso ya era veterano y debía empezar a buscársele relevo, ahí de mediocentro defensivo, debía jugar Kroos. La cuestión es que el alemán empezó como un tiro. Y Xabi Alonso, viéndose suplente se fue, precisamente al Bayern. Entonces todo el mundo creyó que Kroos era el jugador ideal para la posición de mediocentro en el Madrid.

Con toda la humildad, me di cuenta rápidamente que no. Fue en el partido contra la Real Sociedad en el que el Madrid cayó 4-2 al principio de esa temporada (después encadenó más de 20 victorias seguidas). Y se vio muy clara cuál iba a ser su principal carencia. Kroos no conoce el oficio y su agujero principal está en las segundas jugadas y en los jugadores que se incorporan desde atrás en el ataque del rival del Madrid. Como última muestra, el gol de Griezmann en el derbi. Exactamente igual que los de aquel partido de la Real Sociedad. Igual que otros muchos que hemos visto a lo largo de estas casi dos temporadas. La defensa no tiene un escudero en Kroos en esas jugadas en las que el mediocentro debería ser un central más o salir a la cobertura de los centrales cuando éstos tienen que perder la posición para corregir a los laterales. Kroos no vale para eso.

Y corre un gran riesgo de que termine pensándose de que no vale para nada. No es así. Es un gran valor del Madrid. Pero resulta que en su puesto natural juega Modric. Y que la BBC es intocable y poco menos que James también, luego, como es muy bueno debe jugar… y ¿dónde? En el único sitio donde no hay un jugador intocable, el mediocentro defensivo.

¿Tienen lugar Casemiro y Kroos juntos?

¿Tienen lugar Casemiro y Kroos juntos?

Me ha gustado la decisión de Zidane de colocarle detrás a Casemiro. Puede liberarle definitivamente y reencontrar al mejor Kroos. Al que puede mover al equipo con su pases milimétricos, con su juego pausado pero sin florituras, con su disparo desde media distancia. Pero me temo que cuando se recupere Benzema, volveremos a las andadas y Kroos seguirá… Buscando el Norte.