¿Cuáles son los mejores pívots de la NBA en la actualidad?

mejores pivots de la nba 2019

La historia de la NBA está dictada por los hombres grandes que han dominado eras. Es inevitable. El objetivo del deporte es insertar un balón en un cilindro localizado a tres metros de altura. Un ser humano gigantesco tiene una ventaja clara. Sobre todo si tiene la coordinación, talento y creatividad para dominar un deporte tan activo. Sin embargo, ¿tienen los mejores pívots de la NBA en 2019 en la actualidad menos importancia?

«No debieron haber hecho eso».

Fue lo primero dicho por George Mikan al leer la marquesina del Madison Square Garden. En ella se leía «Geo Mikan vs the Knicks». Los Minneapolis Lakers se enfrentaban a los New York Knicks. Pero lo único que le interesaba al público era George Mikan.

Hoy en día, la evolución de este deporte ha llevado al pívot dominante al borde de la extinción. Claro, aún es ventajoso tener un hombre grande que proteja la temporada. Pero no es vital para ganar un campeonato. El último equipo campeón con un verdadero pívot en un rol principal fueron los Spurs del 2013 con Tim Duncan.

Aún así, Duncan fue segundo en intentos al aro y tercero en USG% dentro de su propio equipo. La mejor alineación de la dinastía actual, los Golden State Warriors, tiene a Draymond Green en la posición 5. Green es un brillante jugador defensivo. Pero está lejos de estar en la misma conversación que Shaquille O’neal o Hakeem Olajuwon. En los tres campeonatos que han ganado los californianos, ninguno de sus centros ha superado los 25 minutos por juego en playoffs.

¿Quieres reservar nuestra guía NBA 2019-20 con el análisis de las 30 franquicias?

Los mejores pívots de la NBA en la actualidad

Hemos listado los mejores pívots de la NBA. Esta lista reflejará el estado del centro actual. Menos del 40% lidera su equipo en anotación o USG%. En algunos casos, ni siquiera son de los mejores dos jugadores en su propio equipo. Esto no significa que los equipos funcionen mejor sin ellos. Pero sí refleja que el equipo no está construido alrededor de ellos.

Mejores pívots de la NBA: DeAndre Jordan (10)

Mejores pívots de la NBA: DeAndre Jordan

Hoy con los Dallas Mavericks, Jordan formó parte de unos los núcleos más prometedores de esta década: los «Lob City» Clippers junto con Blake Griffin y Chris Paul. Jordan, totalmente carente de juego en el poste bajo, lideró la liga en porcentaje de tiro de campo seis años consecutivos. Ofensivamente cumplía su función a la perfección: finalizar todo «lob» que se acercara a la canasta. Esta eficiencia creaba espacios para tiradores de la misma forma que una defensa doble sobre un talentoso jugador en el poste bajo.

DeAndre Jordan lideró la liga en rebotes por juego en dos ocasiones y fue uno de los principales defensores en las inmediaciones del canasto. En tres años se encontró entre los mejores 15 jugadores en porcentaje de campo permitido y diferencial al borde del canasto. Estuvo dos veces en el top tres en la votación por el jugador defensivo del año. Pero esa impenetrable defensa ha decaído considerablemente los últimos dos años. Especialmente la temporada pasada cuando se encontró sin las dos superestrellas responsables de sus oportunidades ofensivas.

DJ, de 30 años, llega a los Mavs  por una temporada con la expectativa de aumentar el valor de su siguiente contrato. Los equipos de Carlisle suelen tener un ritmo lento, lo cual ayudaría a las oportunidades en media cancha de Jordan. A esto le sumamos el crecimiento de Smith Jr y la creatividad de Doncic.

Es fácil esperar una eficiente temporada de Jordan quien ha arrancado con tres doble dobles. Pero para amarrar ese gran contrato necesita mostrar los aportes defensivos que lo hicieron un All-Star dos años atrás. También debe separarse de toda esa disfuncionalidad que se dice hubo en el camerino de los Clippers.

Es difícil ver una oferta de largo plazo por parte de los los Mavs, quienes están en un claro proceso de reconstrucción y posiblemente se estén preparando para la agencia libre de Anthony Davis.

Mejores pívots de la NBA: Clint Capela (9)

Mejores pívots de la NBA: Clint Capela

Capela es una versión 1.5 de lo que fue DeAndre Jordan. Su defensa interior es marginalmente mejor y tiene mayor movilidad en el perímetro.  El rol ofensivo del suizo es el mismo que tuvo DeAndre Jordan. De hecho, Capela fue quien rompió la hegemonía de Jordan en la división de eficiencia de tiros de campo la temporada pasada.

En defensa comparten porcentaje de tapas similar, con curvas de tendencia opuestas. Capela no es el reboteador que es Jordan pero es uno de los mejores en la liga. El año pasado fue líder en tiros defendidos a menos de seis pies del canasto y segundo en tiros defendidos a menos de diez pies del canasto. La agilidad del suizo lo pone al nivel defensivo del Rudy Gobert. Si consideramos el acelerado ritmo con el que juegan los Rockets, estos números son aún más impresionantes

Capela, de tan sólo 24 años, ha mostrado una mayor repertorio ofensivo. Una «mini flotadora» a seis pies del canasto no parece ser el gran arma nuclear, pero es un recurso extra que las defensas deben incorporar al leer esos nefastos pick and roll con Harden o CP3.

Las similitudes entre estos dos centros no acaban en su manera de jugar. Ninguno fue considerado un recluta top en su año de draft pero llegaron a convertirse una pieza clave en un equipo contendiente al título. Ambos han disfrutado de las asistencias  – y del humor – de Chris Paul.

Capela es el tipo de jugador que puede darle problemas a Golden State. La amenaza de sus ataques a la canasta generados por el pick and roll evita – en teoría – que los Warriors utilicen su alineación de la muerte con Draymond Green en la posición de centro. Para que esto funcione debe haber un énfasis en establecer a Capela como un arma ofensiva, lo cual disminuye el bombardeo de triples que los Rockets adoran. Además, los Warriors asignaron a KD en la tarea de defender a Capela, sabiendo que no lo iba a poder castigar con movimientos en el poste bajo.

Los Rockets esperan que el crecimiento de Capela ayude a suavizar la pérdida de Trevor Ariza y Luc Mbah a Boute tanto defensiva como ofensivamente. Queda en las manos de D’Antoni recordarle a sus estrellas que no todo en la vida es un triple.

Mejores pívots de la NBA: Andre Drummond (8)

Mejores pívots de la NBA: Andre Drummond

Los Pistons han sido un franquicia modelo en cuanto a resultados insatisfactorios. Stan Van Gundy se suponía que iba hacer el faro que llevaría a los Pistons a la respetabilidad y competitividad. Nada de eso pasó. Stan se fue.

En el medio de tanta mediocridad está Andre Drummond. Un talento impresionante que por motivos – propios y ajenos – aún no se ha convertido en el jugador franquicia. Es de de los mejores reboteadores de la historia de la liga.

Es dueño del tercer mejor porcentaje de rebotes en un temporada – sólo superado por Dennis Rodman y DeAndre Jordan – y aparece cuatro veces en los primeros 12 puestos. Las últimas dos temporadas ha sido centro titular de un equipo con una defensa en el Top 10 de la liga. A pesar de esto sus números on/off son desastrosos.

Los Pistons perdieron 6.3 puntos cada 100 posesiones con Drummond en la cancha en la temporada 2017. Las constantes lesiones de Reggie Jackson y Blake Griffin han impedido que los Pistons logren formar una identidad defensiva alrededor de Drummond.

Ofensivamente encontramos más problemas. La temporada anterior de 13 centros con más de 10 intentos al aro por juego tiene Drummong el noveno TS% más bajo del grupo. El año anterior fue el penúltimo peor. Recordemos que los tiros libres forman parte del cálculo de TS% y Drummond no se hace ningún favor en ese departamento, aunque está mostrando franca mejoría las últimas dos temporadas.

Es difícil crear una ofensiva sana alrededor de un interno ineficiente. Van Gundy trató por años y no lo logró. Los mejores momentos ofensivos de los Pistons fue utilizando a Tobias Harris como primera opción ofensiva.

Esta inicio de temporada no ha podido ser mejor para los Pistons. Blake Griffin se ha hecho dueño del codo de la zona y es el principal director del tráfico. Esto permite a Drummond enfocarse en las oportunidades cerca del aro y no salir de la zona buscando oportunidades en pick and roll.

Casey demanda más movimiento sin balón forzando al centro neoyorquino a ser más activo en ofensiva y no quedarse en su zona de comfort (que para empezar nunca ha sido tan confortable). Los 18 puntos por juego en 18 intentos no es una producción eficiente pero ante un inicio de temporada donde la defensa a lo largo y ancho de la liga parece opcional, esta producción le está deparando buenos resultados.

Mejores pívots de la NBA: Marc Gasol (7)

Mejores pívots de la NBA: Marc Gasol

Han pasado seis años desde que Marc Gasol fue laureado como el jugador defensivo del año. A pesar de las lesiones y sus 33 años, Gasol continúa siendo uno de los mejores pívots de la NBA. Sus números nunca fueron llamativos, pero es de los pocos hombres grandes modernos que logran definir la cultura de un equipo.

Esta buena reputación se vio afectada la temporada anterior cuando se filtraron roces con el entonces entrenador David Fizdale, los cuáles desencadenaron en el despido del entrenador. Fizdale fue asistente en Miami Heat, donde se ganó el respeto de figuras como LeBron James y Dwayne Wade. Esto y la falta de buenos resultados por lesiones de varios compañeros (principalmente a Mike Conley) ha mermado un poco la figura de Gasol como jugador dominante.

Incluso la defensa de Marc se ha visto deslucida en comparación a lo que nos tenía acostumbrados. De nuevo, lesiones de sus compañeros y la partida de Randolph y Allen en los últimos años han dificultado la labor defensiva de Gasol. Es entendible que su esfuerzo en defensa haya mermado al ser la única opción ofensiva del equipo. En esta joven temporada, la defensa de los Grizzlies están en el Top 5 de la liga. Con Gasol en cancha permiten 99.6 puntos cada 100 posesiones, un número absurdo considerando el ritmo de juego de la temporada actual.

Gasol  – junto con Conley – son el motor de la ofensiva de los Grizzlies.  El español es que le da un mayor grado de impredictibilidad al continuar agregando facetas ofensivas.

En los últimos tres años tiene una eficiencia del 37% que lo ubica arriba del promedio de la liga. En la temporada 2016-17 fue segundo en el equipo en porcentaje de asistencias (tercero en la liga entre centros detrás de Cousins y Jokic) y solamente tuvo 11.3 pérdidas de balón cada 100 posesiones, lo cual lo ubica noveno en la liga.  La temporada pasada superó los ocho rebotes por juego por primera vez en siete años. Esta temporada ronda los nueve rebotes y está en el Top 10 de la liga en «box out«.

Si los Grizzlies quieren volver a los playoffs, al menos conocen la consistencia de Marc Gasol. Ahora si tan sólo se pudieran mantener sanos…

Mejores pívots de la NBA: DeMarcus Cousins (6)

Mejores pívots de la NBA: DeMarcus Cousins

La NBA tiene un sinfín de historias de jóvenes afroamericanos quienes crecieron en un ambiente peligroso lleno de violencia y drogas. Hogares rotos. Calles peligrosas. Malas influencias. Es una realidad norteamericana que refleja la desigualdad social que se vive en muchos sectores de grandes ciudades.

Muchos de esos sujetos logran superar esa etapa y llevar una vida adulta y profesional de la mejor manera posible. Otros acarrean esa actitud sin importar donde los lleve su talento. DeMarcus Cousins es de estos últimos. Un jugador increíblemente talentoso, con el tamaño, habilidad e inteligencia de dominar la mejor  liga de baloncesto. Pero su mentalidad le ha puesto un enorme bloqueo.

Los Sacramento Kings prefirieron canjear por un talento mucho menor antes que comprometerse a darle un contrato «super max«. En sus años jugando para los Kings – cuya gerencia tampoco es ejemplo de sanidad mental – tuvo roces con casi todos los entrenadores e incluso periodistas.

DeMarcus Cousins, números históricos

Cousins es como el Gasol bizarro. Genera números impresionantes pero esto no se refleja en su balance de victorias y derrotas. Cousins ha generado cuatro temporadas de más con 24+ puntos por juego, 11+ rebotes y 3+ asistencias. Esto ha sucedido 49 veces en la historia de la liga. Estas cuatro temporadas de Cousins se encuentran en los últimos ochos lugares ordenado por Win Shares.

La temporada anterior fue incluso más de élite. Sólo él y Oscar Robertson han tenido una temporada con más de 25 puntos, 12 rebotes y 5 asistencias. A pesar de esto, los Pelicans solo produjeron 1.2 puntos más que su rival cada 100 posesiones en las que Cousins se vio involucrado. Sin Cousins, la defensa de los Pelicans mejoró de 109.1 a 107.9, lo cual significa pasar de una defensa de media tabla a una en el Top 10 de la liga.

Su emparejamiento con Davis le dio a los Pelicans dos de los mejores cinco hombres grandes de la liga. El antídoto perfecto para combatir a los Warriors y por momentos parecía que el experimento iba a funcionar. Los Pelicans ganaron siete de los últimos ocho partidos antes de la lamentable lesión del producto de Kentucky.

Luego de perder a Cousins los Pelicans adquieren a Nikola Mirotic de los Bulls con quien tuvieron mucho éxito, incluso barriendo su primera ronda de los playoffs. Estos resultados llevaron a descartar la necesidad de firmar a Cousins, con el visto bueno de Davis.

A los Warrios a por el «anillo fácil»

Siguiendo los pasos de Kevin Durant, Cousins firma con los Warriors pero por poco más de $5 millones. No se espera verlo de vuelta en las canchas hasta enero o febrero y no se espera ver al «verdadero Cousins» hasta la temporada siguiente. No sabemos si Cousins podrá aportar algo al posible campeonato de los Warriors (#FreeRing), lo que sí es que volverá a ser agente libre el siguiente verano a buscar ese gran contrato que le fue negado por la lesión.

Mejores pívots de la NBA: Al Horford (5)

Mejores pívots de la NBA: Al Horford

Los Boston Celtics le dieron a Al Horford un contrato máximo en el verano del 2016. Los fanáticos de los Celtics criticaron a Ainge por gastar el valioso espacio salarial en un jugador que la temporada anterior ni siquiera logró tomar ocho rebotes por encuentro. Existe un motivo por el cual Danny Ainge es el gerente general de los Celtics.

Al igual que con Marc Gasol, los números de Horford no cuentan la historia de lo valioso que es el dominicano. Es necesario verlo jugar  para poder apreciar los constantes aportes que realiza en ambos lados de la cancha de baloncesto. Quizás uno de los momentos más relevadores para Horford fue la semifinal de conferencia contra los Philadelphia Sixers. A Horford le tocó batallar con un centro más rápido, ágil, alto y bullicioso: Joel Embiid. No podemos decir que Horford dominó el enfrentamiento, pero logró detener a la estrella de los Sixers cuando estos más necesitaban anotar.

La temporada pasada solo ochos jugadores promediaron más 12 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias. Tres de ellos centros: Horford, el mencionado Cousins y Jokic. Si ordenamos esa lista por NetRating Horford es segundo en la lista solamente detrás de The Joker. Le agregamos el hecho que el dominicano es el que menos minutos por juego está en la duela, podemos hacernos una idea de lo importante que es Horford para los Celtics.

Este año los Celtics esperan tener un equipo completo, lo que va a significar barajar minutos entre muchos jugadores de calidad. Pero Horford tiene la posición asegurada. No sólo por su presencia defensiva, sus pases son lo suficientemente exactos que muchas de las jugadas de Stevens tienen a Horford hilando pases desde el hombro, lo cual permite a los bases tomar tiros con ritmo.

Para provocar más dolores a la defensa Horford anotó 42% de sus intentos de triple y es de los jugadores más efectivos en el poste bajo con 1.20 puntos por posesión, pero esto es un arma poco utilizada en el libro de Stevens.

Horford no es el Celtics más popular (Irving) o con mayor potencial (Tatum), pero es uno de los responsables que tengamos a los de Boston como favoritos para llegar a la final NBA.

Mejores pívots de la NBA: Rudy Gobert (4)

Mejores pívots de la NBA: Rudy Gobert

#NBATwitter pasó los últimos dos años discutiendo cual sería el mejor apodo para Gobert: The French rejection o Stifle Tower. A los gringos les gusta sus apodos. Lo que nadie en su sano juicio debate es el impacto defensivo que ha tenido Gobert en el Utah Jazz. Un merecedor ganador de jugador defensivo del año fue el ancla de la segunda mejor defensa de la liga.

Dos años atrás lideró la liga en tapas. El año pasado hubiese sido segundo si hubiese jugado la suficiente cantidad de partidos. Fue segundo en tiros defendidos junto al aro y cuarto en diferencial en tales tiros. Estas estadísticas no terminan de contar la historia de Gobert. No muestran un elemento clave de todo centro defensivo: factor intimidación. La sola presencia del francés en la zona pintada reduce la cantidad de intentos del contrario. El talón de aquiles para el Jazz y Gobert son equipos con un cinco que habita en las llanuras del tiro externo. Los Rockets encontraron la llave de la defensa de Utah al usar a PJ Tucker de cinco sacando a Gobert de la llave.

Ofensivamente Gobert sigue siendo un jugador limitado. Al igual que varios de los mejores pívots de la NBA su campo acción se limita a las inmediaciones del canasta,  95% de su ofensiva se da justo al lado del aro. Gobert ha mostrado capacidad de hilar pases y crear espacios tras un bote del balón. La temporada anterior fue segundo tras Capela es producción de puntos en pick and roll con 1.28 puntos por posesion y este año – en la pequeña muestra – ha mejorado ese número. Existe un claro interés del entrenador Snyder de ampliar el espectro ofensivo de Gobert y evitar que jugadores como PJ Tucker sean el ácido que desintegre su defensa.

Mejores pívots de la NBA: Nikola Jokic (3)

Mejores pívots de la NBA: Nikola Jokic

Empezamos este artículo exponiendo como el hombre grande abusando de pequeños humanos en el poste bajo ya no es requerimiento para un campeonato. Incluso llegan a estorbar en las rutas de vuelo de aleros y bases. Los siete jugadores mencionados anteriormente tienen un énfasis defensivo o no funcionan como la principal arma ofensiva del equipo. Es curioso que los últimos tres – mejores pívots de la NBA – tienen una eficiente juego interno.

Porzingis fue al primero que empezaron a llamarle «unicornio» (gracias Kevin Durant), pero Jokic se ha convertido en el verdadero jugador único. La comparación con el gran Arvydas Sabonis es inevitable. Sabonis en su mejor momento fue mucho más móvil que Jokic. La ofensiva de los Nuggets vive y muere con su centro pero no de la manera tradicional como un cinco controla la ofensiva. Jokic se desenvuelve en la cancha como un base armador de 210 cms. Es como como si un Monstar hubiese adquirido los poderes de Jason Kidd.

Podemos llenar esta sección con singularidades estadísticas de Jokic, pero no lo haré. Os daré esta: los únicos jugadores con temporadas más de 18 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias y un porcentaje de triple mayor a 39% son Larry Bird y Nikola Jokic.

Nikola Jokic, la casualidad perfecta

Los Nuggets no planearon esto. El Joker es un pick de segunda ronda que no iba a poder jugar al ritmo de la NBA. En medio de la temporada 2017 Mike Malone buscaba la combinación adecuada de jugadores para obtener buenos resultados. Denver era un equipo talentoso pero no parecía tener una identidad. Malone llegó a tratar de jugar a Jusuf Nurkic y Jokic juntos con horribles resultados.

Finalmente encontró la alineación perfecta usando a Jokic como «point center». Así eliminó los isos de Danilo Gallinari y Wilson Chandler. Lo que se resultó en un juego más dinámico. Y jugadores como Will Barton y Kenneth Faried aprovechando oportunidades creadas por el serbio.

Nikola Jokic, un base de 210 centímetros

La visión de juego es lo que separa a Jokic. Los únicos jugadores con un porcentaje de asistencias mayor al suyo fueron bases armadores y James Harden. Los bases de los Nuggets han aprendido a moverse sin el balón. Usan pantallas falsas y/o dobles entre ellos para encontrarse abiertos en algún lugar de la cancha. Saben que Jokic los encontrará aunque no los esté viendo.

Jokic al tope de la llave es una pesadilla para las defensas. Tiene suficiente control del balón para llegar al poste bajo donde genera 0.93 puntos por posesión (octavo en la liga). Si le dan el espacio esta temporada está anotando 40% de sus triples en tres intentos por juego. Buena suerte, defensa.

La ofensiva de los Nuggets ha estado en el Top 5 las últimas dos temporadas. Pero su defensa está estancada en los últimos lugares de la liga. No todo es culpa de Jokic. Aunque su falta de movilidad dificulta organizar una defensa competente. Especialmente contra los rivales de la conferencia Oeste. Mike Malone ha cambiado la defensa para adapatarse a las limitaciones de Jokic. En lugar de tener al gigante serbio protegiendo la llave en los pick and roll ahora Jokic toma un paso adelante para atrapar al ball handler. Para que esto funcione las rotaciones defensivas del resto del equipo deben ser exactas. No hace daño tener a Paul Millsap de vuelta en la alineación.

Jokic solamente tiene 23 años y es uno de los jugadores más desequilibrantes de la liga. Los Nuggets tienen el tiempo de su lado para seguir construyendo un equipo alrededor suyo.

Mejores pívots de la NBA: Karl-Anthony Towns (2)

Mejores pívots de la NBA: Karl-Anthony Towns

Si buscan el perfil de Karl Anthony-Towns en varios sitios especializados en el draft encontrarán una imagen de chico con un juego ofensivo listo para la NBA y una capacidad defensiva abrumadora. KAT ha cumplido con casi todas esas expectativas desde que llegó a los Twolves con la primera selección en el draft del 2015.

La temporada pasada se encontró en el tercer mejor quinteto de la NBA. Seleccionado como All-Star y el líder en TS% de la cuarta mejor ofensiva de la liga. Nada mal. No se le puede pedir mucho más a un chico de tan solo 22 años. KAT produce 1.02 puntos por jugada en el poste bajo y 1.16 en pick and roll. Anota 40% de sus triples y 85% de sus tiros libres. KAT podría ser el mejor centro anotador en la liga pero desgraciadamente ve pocas oportunidades. En los dos tipos de jugadas mencionadas tiene una frecuencia mucho menor a de otros colegas con una eficiencia parecida.

Sí, la defensa puede mejorar y en veces Towns no se aplica del todo en el lado defensivo. Sólo hemos visto destellos temporales de lo destructivo que puede ser en ese lado de la cancha.

Karl-Anthony Towns, el futuro de Minnesota

Su carrera repentinamente se ve envuelta en drama. Jimmy Butler demandó un canje este verano. El cual no fue bien recibido por el entrenador y gerente general Tom Thibodeau. Butler tiene problemas con el profesionalismo de KAT y Wiggings. Lo ha dicho de manera pública y algo incómoda. Normalmente estos casos se resuelven de manera pronta pero Thibs es diferente. A Thibs eso de relaciones personales, salud de sus jugadores y jugadas ofensivas le tiene sin cuidado.

Todo eso se ha reflejado en un mal inicio de temporada para Towns. Sus números son más bajos que en su temporada de novato y su ánimo se nota diferente.

Si la curva de mejora continuara en su ascenso natural esta temporada… Podríamos hablar de un Towns colándose en la conversación de MVP. Y unos Twolves luchando por ventaja en casa en los playoffs. Quizás cuando la novela de Butler se resuelva, los Twolves presten atención a lo que realmente les debería importar. Construir alrededor de Towns.

Mejores pívots de la NBA: Joel Embiid (1)

Mejores pívots de la NBA: Joel Embiid

Dice la leyenda que Joel Embiid empezó a jugar baloncesto a los 15 años. Nunca antes había participado en deportes pero un VHS de la leyenda africana Hakeem Olajuwon lo hizo enamorarse del juego. Se puede decir que fue una buena decisión.

Embiid pasó sus primeros tres años como profesional lesionado (sólo jugó 31 partidos en su tercer año). Lo cual disparó comparaciones con Sam Bowie o Greg Oden en lugar de Hakeem Olajuwon. El año pasado todos esos miedos se disiparon. Embiid jugó 63 partidos promediando 22.9 puntos por juego, 11 rebotes y casi 2 tapas. Los Sixers ganaron 52 partidos y llegaron a semifinales de conferencia.

Este es el camino esperado por el «proceso» de Sam Hinkie tan amado por unos y odiados por otros. La primera temporada efectiva de Embiid fue también la primera temporada de Ben Simmons, la otra joya de la corona del proceso. El fit en cancha y en personalidad entre las dos jóvenes estrellas es algo que aún está por verse. La total carencia de tiro externo de Simmons limita las formas en las que se pueden combinar ofensivamente.

Embiid es el cuarto jugador más productivo en el poste bajo. Y el segundo que más oportunidades de este tipo utiliza tras LaMarcus Aldridge. Su segunda fuente de puntos son tiros en suspensión. En cuanto a pick and roll ni siquiera aparece listado en los primeros 250 lugares. Este pequeño problema podría ser arreglado con un segundo distribuidor. Para ser más específico: Markelle Fultz. Pero el pick #1 del año pasado no ha rendido aún los frutos esperados.

Joel Embiid en defensa

En el lado defensivo Embiid tiene el mismo impacto que Gobert. Su diferencia en tiros defendidos junto al canasto fue primero en la liga. Aunque en una menor cantidad en comparación a otros defensores élite como Gobert y Capela. Embiid se ve limitado por la cantidad de minutos y por el factor intimidación. Además comparte minutos con excelentes defensores perimetrales como lo son Robert Covington y el mismo Simmons. Las alineaciones con estos tres jugadores anotó 17 puntos más que el contrario cada 100 posesiones. Esto es un número ridículo, en comparación con el resto de la NBA. Por ejemplo, el trío Curry/KD/Green sacó 12 puntos de ventaja cada 100 posesiones.

Embiid sólo necesita desarrollar un confiable tiro externo y conseguir un compañero de pick and roll (¿TJ McConell?) para realmente ser imparable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.