, ,

TOP 10: remontadas épicas de la historia del fútbol

The following two tabs change content below.

Alberto Fuentes López

Top-10 remontadas fútbol

Si hay algo bonito en este deporte, es que todo es posible hasta que el árbitro pite el final del encuentro. Unas veces suerte, otras por mérito propio, pero una remontada siempre queda grabada en la retina de cualquier aficionado. Amistosos, partidos clasificatorios, eliminatorias, finales… sea cual sea el escenario, tendrá siempre hueco en la portada de los periódicos. Son muchas noches memorables las que el fútbol nos ha brindado, pero algunas de las remontadas épicas de la historia del fútbol son las siguientes.

 

10º) Arsenal – Reading (Octavos de Final de la Copa de la Liga, año 2012)

Los de Wenger lograron en la Capital One una gesta para el recuerdo, con un resultado que no pasa desapercibido: 7-5. Perdían 0-4 al descanso ante el Reading, a priori mucho inferior en cuanto a plantilla. En la segunda parte, consiguieron forzar la prórroga con Walcott como jugador clave. Ya en la prórroga, el partido iba 5-5 a 4 minutos del final. En ese intervalo de tiempo, el Arsenal sentenció con dos goles. Fútbol inglés en estado puro.

 

9º) FC Barcelona – Atlético de Madrid (Cuartos de Final de la Copa del Rey, año 1997)

Tras un 2-2 en la ida, el Atleti asaltó el Camp Nou y se fue al descanso ganando 3-0 con hat-trick de Pantic. La segunda parte puede ser considerada una de las más épicas de la historia. El Barça salió a buscar el milagro, y con dos goles de Ronaldo se metían en el partido. Pero de nuevo Pantic parecía sentenciar la eliminatoria anotando el cuarto para los rojiblancos. A partir de entonces, se hizo la locura en el Camp Nou. Figo reventó la red con una volea magnífica y Ronaldo anotaba otro, hasta que Pizzi, a dos minutos del final, marcaba el gol de la victoria. Un 5-4 que dejó sin aliento a toda una afición.

 

8º) Deportivo de La Coruña – AC Milán (Cuartos de Final de Champions League, año 2004)

La noche donde el “Super Dépor” se hizo aún más grande. El club español afrontaba el partido de vuelta después de sufrir un contundente 4-1 en San Siro. Pero quedaba la vuelta. En Riazor tiraron de casta y dieron la vuelta a la eliminatoria, en un encuentro irrepetible donde Valerón, Pandiani y compañía vencieron por 4-0 a los Kaká, Pirlo y Maldini, entre otros. El Deportivo de la Coruña se quedó a las puertas de la final al caer ante el Oporto, pero se fue con la cabeza bien alta, habiendo conseguido algo memorable.

 

7º) Alemania Federal – Hungría (Final de la Copa del Mundo, año 1954)

La imparable Hungría de Puskas y Kocsis, más conocida como “El Equipo de Oro”, llegaba como máxima favorita ante una Alemania Federal con confianza. Como era de esperar, los húngaros ya ganaban 2-0 transcurridos apenas 8 minutos de juego. Inesperadamente, los alemanes le dieron la vuelta al resultado anotando el gol decisivo a 6 minutos del final. Puskas, en el último minuto, empató el partido, pero no subió al marcador al estar en fuera de juego. El árbitro pitó el final y el hito quedó escrito en la historia.

 

6º) Suecia – Inglaterra (Amistoso internacional, año 2012)

Este partido, que acabó 4-2 para Suecia, no destacó por la emoción ni la importancia, sino por la impresionante actuación de Zlatan Ibrahimovic. Suecía perdía 1-2 y faltaban 12 minutos para el final. El delantero sueco se echó el equipo a sus espaldas y marcó él solito tres goles para darle la victoria a su equipo. Inolvidable su tercer gol, de chilena acrobática por encima del portero desde una distancia de 30 metros aproximadamente. Curiosamente, hace unos días, el defensa inglés Shawcross, que intentó pararlo aquel día, confesó esto a unos medios: “Soy el hazmerreír en mi familia, solo porque los diez minutos que jugué como futbolista internacional fueron arruinados por Ibrahimovic. Es imparable”. Simplemente Zlatan.

 

5º) Manchester United – Bayern Múnich (Final de Champions League, año 1999)

Un Camp Nou a reventar de aficionados jamás imaginó lo que pasó en aquel encuentro de infarto. El poderoso Bayern del gran Oliver Kahn se enfrentaba a un United lleno de jóvenes promesas, como David Beckham o Ryan Giggs. Los alemanes no pudieron empezar mejor. A los 5 minutos ya se habían adelantado en el marcador. Cuando ya sacaban las cervezas para festejar el título, ocurrió lo inimaginable. Minuto 91 de partido, Beckham saca un córner que, tras un disparo de Giggs, llega a Sheringham para empatar. Dos minutos después, y tras otro saque de esquina, llegó el gol definitivo de los Red Devils, que se alzaron con el título por 2-1. El efecto Ferguson dio sus frutos.

 

4º) Real Madrid – Inter  (Semifinales de la Copa de la UEFA, año 1986)

El Real Madrid y las grandes remontadas en competiciones europeas, un clásico del fútbol. El equipo de “la Quinta del Buitre” afrontaba una dura semifinal contra el Inter de Milán, y se vio obligado a tirar de casta en el partido de vuelta, tras caer en la ida 2-0. En aquel partido, la leyenda Juanito se acercó a un defensa italiano y le dijo una de las frases más míticas de este deporte, convertida en símbolo del madridismo: “Noventa minuti en el Bernabéu son molto longo”. El espíritu Juanito pareció ser contagiado a toda la plantilla, que en otra noche mágica superó al Inter por 5-1, un hito que lideraron Hugo Sánchez y Santillana ante un Bernabéu que era una caldera.

 

3º) España – Malta (Partido clasificatorio para la fase final de la Eurocopa 1984, año 1983)

Este partido demuestra que nada es imposible en un deporte como el fútbol. La Roja estaba en una complicada situación: debía ganar a Malta con 11 goles de diferencia para estar presentes en la Eurocopa de Francia al año siguiente. ¿Cómo marcar 11 goles en un mismo partido? Misión imposible para cualquiera. Pero no para aquella selección, liderada por Santillana. Todo se complicó al empezar el partido. Señor falló un penalti y Malta anotó. España se fue al descanso ganando únicamente 3-1. La segunda parte fue historia. Los goles caían uno tras otro, y Señor, el mismo que erró el penalti, marcó el 12-1 que conmocionó a todo un país. El estadio (Benito Villamarín de Sevilla) vibró como nunca. Fue algo irrepetible.

 

2º) Uruguay – Brasil “El Maracanazo” (Final de la Copa del Mundo, año 1950)

Maracaná, Brasil. Final de un Mundial, en un campo mítico. Todo un país convencido de la victoria. La canarinha era más que favorita, y por si fuera poco, comenzó ganando. Sin embargo, Uruguay no iba a tirar la toalla aun teniendo todo en su contra. Empató el partido, y todavía Brasil se veía ganadora. Pero a poco más de 10 minutos del final, el uruguayo Ghiggia marcó el gol de su vida, y silenció a todo un país. Aquella derrota marcó tanto al fútbol brasileño que decidieron no vestir nunca más de blanco, y cambiaron el color de la equipación al amarillo, confiando en que dicho color no les traería mala suerte.

 

1º) AC Milán – Liverpool (Final de Champions League, año 2005)

Más conocido como “el milagro de Estambul”. Probablemente la final de Liga de Campeones más vibrante y sorprendente de todas las que se han disputado. El grandioso Milán de Ancelotti se iba al descanso con una ventaja de 3-0. Los italianos se relajaron, y el Spanish Liverpool de Rafa Benítez igualó el encuentro con 3 goles en 6 minutos. LLegaron a la tanda de penaltis, donde el fallo de Shevchenko y la buena actuación del guardamenta exmadridista Dudek dieron “la orejona” al conjunto inglés.