Historias de vestuarios: Butler y otro “malos” amigos

jugadores más problemáticos de la NBA
The following two tabs change content below.

David Sanchez

Apasionado del balón, sobre todo cuando es de color naranja y los partidos son de madrugada.

Todos hemos visto la imagen. Jimmy Butler agitando la toalla en el banquillo de los Wolves al unísono con los aficionados de Golden State. Celebrando la derrota de su equipo y dejando claro algo que ya sabíamos. El ambiente no es bueno en ese vestuario. Un gesto que también le ha servido para unirse a la lista de jugadores más problemáticos de la NBA.

Y es que aunque nos parezca algo más propio del llamado deporte rey, en la NBA también pasa. Los egos y las envidias siempre han estado ahí. Aunque en muchos casos no se habían manifestado en la cancha como ha hecho el bueno de Jimmy.

Lista de jugadores más problemáticos de la NBA

Les invito a conocer otros casos en los que la convivencia en el grupo no era todo lo correcta que debía.

Quien esté libre de pecado… Michael Jordan

Comenzamos con su Alteza Real, sí, el mismísimo Michael Jordan. Cuentan que si algo caracterizaba a Jordan, aparte de su talento, era su hambre competitiva. Una intensidad que se reflejaba incluso en los entrenamientos. Tanto fue así que se recuerdan dos percances en su época en los Bulls.

El primero en la temporada 1989-1990, antes del primer anillo. Tras un duro bloqueo, MJ propinó un fuerte puñetazo al pívot Will Perdue. Y la segunda, más conocida, la pelea que tuvo con el ahora técnico de Warriors, Steve Kerr.

Nos situamos en la primera vuelta de Michael tras su retiro. Muchos analistas criticaron su juego y dudaban que Jordan pudiera volver a situarse o incluso acercarse al nivel mostrado en los años anteriores, los del primer threepeat.

Y claro, a His Airness no le hizo mucha gracia (más bien ninguna). En la pretemporada de la 95-96, el 23 de los Bulls se empeño en demostrar a todos que estaban equivocados. Y en un partido de entrenamiento se encaró con el bueno de Kerr. Insultos, empujones, roces en cada jugada… Hasta desembocar en un combate de boxeo que fue parado por el resto de compañeros.

michael jordan will perdue

Sí, Michael Jordan no se libra de ser calificado como uno de los jugadores más problemáticos de la NBA.

Adivina quién viene a cenar esta noche…

A veces es difícil de explicar que aquellos Bulls de finales de los noventa fueran una máquina tan perfecta de hacer baloncesto. Sobre todo conociendo cómo era el día a día del vestuario. Porque a lo que hemos contado de Jordan hay que unir otra pieza difícil de manejar. Dennis Rodman.

Es cierto que cuando el “Gusano” llega a la ciudad del viento, es un jugador más adulto. Pero su fama de compañero difícil no había disminuido. Criado en los bad boys de Detroit, sus peinados estrafalarios, su forma de vida y excentricidades le habían traído alguna que otra bronca con David Robinson. Para alguien como Robinson formado en la Marina, el estilo Rodman se quedaba muy lejos de sus ideales.

El caso es que Dennis aterriza en los Bulls y por primera vez en mucho tiempo se habla sólo de su faceta como jugador. Un jugador clave en el sistema defensivo y un fiero reboteador. Durante mucho tiempo se alaba que entre Phil Jackson (maestro Zen) y Jordan, consiguieron reconducir a un muy buen jugador y que se centrara en el basket.

Sin embargo, en 2011 nuestro amigo Rodman declara que en tres años en el vestuario no cruzo ni una sola palabra con Jordan ni Pippen.

“Lo importante era salir a la cancha, jugar y ganar y lo hicimos. Yo no trabajo para hablar con la gente”.

Así de claro y contundente. Y desde luego fue efectivo, tres anillos en otros tantos años. Pero ni eso le libra de pertenecer a jugadores más problemáticos de la NBA.

Los Angeles Lakers, la casa de los líos

Los más viejos del lugar recordarán la casposa serie con ese título en la cual Arturo Fernández encarnaba a un galán que sufría continuas desgracias por culpa de los familiares que vivían con él. Pues algo parecido le pasaba a Phil Jackson. Tras dejar atrás los éxitos y problemas de los Bulls en los 90, llegó a L.A para reconducir a la franquicia angelina a las mieles del éxito.

Y de nuevo un threepeat, tiempos de vino y rosas… O no. Porque la lucha de egos entre Shaq y Kobe cada temporada iba creciendo más. Frases como la mítica:

“Si hay un perro grande tienes que dar de comer al perro grande”.

Frase lanzada, obviamente, por O’Neal. O la evidente fría relación entre ambos hizo que las oficinas de Lakers se tomara la decisión de traspasar a Shaq a los Miami Heat.

Cómo no, también tuvieron su momento pugilístico. Fue en la campaña del Lockout, en 1998. Kobe cuenta que fue Shaq quien lanzó el primer puñetazo y que a pesar de sus manos enormes no se amedrentó y plantó cara… Acto seguido el resto del plantel salió para poner paz. Una guerra que en ese momento solo acababa de empezar. Y que les coloca a ambos como alguno de los jugadores más problemáticos de la NBA.

shaquille o´neal phoenix suns

Shaq O’Neal tuvo problemas en Los Angeles, pero especialmente en Phoenix.

El artículo 34: Hago lo que quiero, cuando quiero y como quiero

Vamos a poner el cierre a la lista de jugadores más problemáticos de la NBA, aunque nos dejamos muchos casos en el tintero. Los famosos Jail Blazers, Isaiah Rider y sus cortocircuitos, el incidente Portis-Mirotic (¿qué tendrán los vestuarios del United Center), etc.

Y poner el broche a este viaje por el maravilloso mundo de los compañeros de equipo lo hacemos con O’Neal en estado puro. O cómo Shaq estranguló a Gordan Giricek.

Empecemos por la víctima. Giricek había llegado a la liga de la mano de los Memphis Grizzlies en 2002. Considerado en Europa como el sucesor de Kukoc (sí tal cual) pronto demostró en la NBA su capacidad para anotar…. Y para tirarse hasta las zapatillas del chico de la mopa.

Tras pasar por varios equipos, el croata recala en los Suns de Nash, O’Neal y Grant Hill. Y será Hill quien cuente que minutos antes de un partido en Dallas, se encontró a Gordan tirado en el suelo.

“Estaba ahí, totalmente inconsciente. Se ve que le había hecho una llave que permite dejar inconsciente a través del ahogamiento y le había dejado inconsciente en el vestuario antes del encuentro”.

¿El motivo? Pues que Shaq, cansado el egoísmo de su compañero y de que apenas le pasara balones, decidió tomarse la justicia por su mano y darle una lección al pobre de Giricek.

Butler, nuevo ocupante de la lista de jugadores más problemáticos de la NBA

Hasta aquí este episodio lleno de amor y buenas maneras entre compañeros. Demostrando que lo que pasa en un vestuario, al final se acaba contando. A esta lista hay que añadir desde ya a Jimmy Butler. ¿Quién será el siguiente?