Toronto Raptors: otro año más estando entre los mejores

Tenemos que hablar de los Toronto Raptors 2019-2020, y de varias de las claves que los mantienen en lo más alto. Porque si bien muchos preveían un bajón esta temporada, argumentado principalmente las salidas de Kawhi Leonard y Danny Green, otros jugadores que de entrada parecían más apartados o incluso menos responsables están respondiendo muy bien este inicio de curso. Fueron dos bajas muy duras, sí, pero Toronto sigue dando la cara.

La reivindicación de Pascal Siakam

Siakam es un jugador al que hay que dar de comer aparte, y merece su apartado propio. El MIP de la temporada 2018/2019 venía de demostrar que podía ser un gran jugador, y en más de una ocasión se tuvo que echar el equipo a las espaldas junto a Kyle Lowry ante las ausencias de Leonard. En los Playoffs esta sensación de jugador especial terminó por confirmarse, dejándose ver como el futuro de la franquicia canadiense.

Tras la renovación por 120 millones fue cuando comenzó a demostrar que ser la primera espada puede que sea un título que se le quede pequeño, porque su techo no se ve todavía. Partidos de más de 30 puntos, dominio a ambos lados de la pista, y sobre todo, una serenidad y calma dignas del robot que hace apenas un año fue su mentor y del que aprendió muchísimas cosas.

En apenas un lapso de 4 años Siakam ha pasado de ser un jugador más de los que pasan sin pena ni gloria por la NBA, a una estrella que más pronto que tarde estará peleando por los galardones individuales, y, si su equipo se encarga de rodearlo bien, por los colectivos. Sin hacer ruido, y a través de esfuerzo y trabajo (más cosas de La Garra) el camerunés se está colocando en la élite de la NBA.

Pascal Siakam
Imagen de Keith Allison en Wikimedia.

Sacar rendimiento de jugadores que pasaron por la G-League

Las historias de Siakam y VanVleet ya fueron comentadas en esta web hace unos meses. Dos jugadores que todavía no estaban para destacar en la NBA, pero que, tras un paso por la G-League, cogieron confianza y protagonismo y sí se vieron listos para dar el gran salto. Toronto es una de las franquicias que explota con mayor éxito la liga de desarrollo, y todo parece indicar que así seguirá siendo.

Otro de los nombres interesantes y que ya es uno más de estos nuevos Raptors post-Leonard es Boucher, el ala-pívot que fue MVP y DPOY de la G-League el año pasado. Ante la salida de Leonard, Siakam debía dar un paso adelante, y alguien debía completar la rotación en ese puesto. Poco a poco va rascando minutos (ya está por encima de los 15) y la tendencia parece apuntar que seguirá escalando en la rotación.

Pensar en que Boucher puede tener una explosión como la de Siakam es idealista, pero sí que es cierto que demuestra que, una vez más, aprovechar la liga de desarrollo es clave para obtener jugadores de rol que más de un equipo descartó totalmente por no estar lo suficientemente preparados, pero que una vez bien tratados y con mucho trabajo, pueden ser muy útiles para la NBA.

Estos son otros nombres que desfilaron por los Raptors 905: Bruno Caboclo, Delon Wright, Norman Powell o Malcolm Miller, además de los mencionados Siakam, VanVleet o Boucher.

plantilla Toronto Raptors 2018-19: VanVleet
Imagen de Keith Allison en Wikimedia.

Un equipo con las ideas muy claras y los roles bien definidos

Hablar de que un equipo juega de memoria es raro, sobre todo si se parte de que dos de los jugadores de su núcleo principal ya no están. Sin embargo, con Toronto se ven pocos cambios de un año a otro, y es que si algo funciona bien es preferible no tocarlo.

Con el gran paso adelante de Pascal, y con otros jugadores asumiendo más protagonismo como pueden ser Lowry, VanVleet, y el recién llegado Hollis-Jefferson, los Raptors son el 8º mejor ataque y la 5º mejor defensa de la NBA. Nick Nurse sabe de sobra cómo funcionan y juegan los jugadores que mantiene en plantilla. Si añadimos que ha acoplado a los recién llegados, simplemente quedaba ponerlos a jugar juntos. A medida que compartan más y más minutos en pista la cosa irá a mejor.

Tenemos entonces a un líder joven clarísimo que ya está en más de 25 puntos por noche. Un veterano como segundo al mando. Un jugador que desde el banquillo o como titular tiene noches que son una auténtica locura. 3 jugadores que decantan partidos y toda una serie de complementos que facilitan aguantar tramos sin las 3 referencias del equipo. Sin jugar a un ritmo exagerado (12º Pace de la NBA, 102.3 posesiones esta temporada) los Raptors tienen las ideas muy claras y aprovechan muy bien sus puntos fuertes.

Toronto Raptors 2019-2020: un par de preguntas extra

Queda una duda por resolver respecto a la franquicia, y es la distribución de los minutos, que levanta más preguntas. VanVleet, Siakam, y Lowry están en el top-10 de minutos por noche, compartiendo con Portland el dudoso honor de tener a más de un jugador entre los que acumulan más minutos. La rotación de Toronto parece muy corta, y si bien no está pesando en este arranque de temporada, quizá para enero o febrero las piernas empiecen a estar cansadas y más de un jugador sufra.

Kyle Lowry será el líder de la plantilla de Toronto Raptors 2019-20.
Lowry, el gran líder de los Raptors. Imagen de Keith Allison en Wikimedia.

La segunda pregunta es ¿dónde está el techo de estos Raptors? ¿De qué son capaces? No parecen estar entre la élite de la NBA y sin embargo sí han sido capaces de obtener victorias de mucho mérito frente a grandes rivales. Ahora bien, los Playoffs son otra historia. No parecen preparados para luchar por estar entre los mejores, sí están varios pasos por delante respecto a otros equipos de su conferencia.

Evidentemente, pasar de Danny Green y Kawhi a Siakam como referencia en todo es un bajón, y es lo que les quita la etiqueta de favoritos al anillo. Con todo y con eso, más de uno intentó matarlos e incluso sacarlos de Playoffs, y si algo han demostrado los canadienses en los últimos años es que son capaces de obtener resultados incluso cuando el equipo parece que no dará más de sí.

Y este año cuentan además con el espíritu del campeón.

Lee más artículos míos aquí.

Deja un comentario