Tottenham 2019-20: el equipo decepción de la temporada

Después de haber rozado la proeza, siendo finalista de la Champions 2018-19, un Tottenham entonces comandado por Pochettino se veía capaz de todo. El técnico argentino consiguió hacer casi un milagro con un equipo mermado por las lesiones, plantando cara a los grandes de Europa sin su máxima estrella Harry Kane, con la suerte un poco de su lado, sí, pero con un juego muy vistoso que garantizó el espectáculo y el buen fútbol, y que además consiguió resultados.

Pocos imaginaban que aquel Tottenham no solo dejaría escapar todos los títulos ganables, sino que acabaría esta temporada entrando en Europa League en la última jornada. El equipo londinense, ahora con José Mourinho a los mandos, ha sido, sin duda alguna, el mayor desastre de la Premier y, probablemente, del resto del mundo. De ser un equipo en bloque, con buen juego y ambición, ha pasado a ser un puñado de buenos jugadores sin orden ni rumbo. Estas son las claves del Tottenham 2019-20: el equipo decepción de la temporada.

Mal comienzo y proyecto a la basura

Dos meses después de comenzar la temporada, el Tottenham sorprendía al mundo del fútbol con la destitución de Mauricio Pochettino. Después de 5 años en el club, fue relegado antes de llegar a la Jornada 13 de la Premier League. Un Tottenham que comenzó siendo incluso favorito para ganar la competición llegaba a aquel punto prácticamente fuera de juego, a 20 puntos del líder, y eso no gustó nada a Daniel Levy. El presidente ‘Spur’ demostró no tener mucha memoria, y se lo pensó muy poco para darle el cese.

Además, los malos resultados del Tottenham no quedaron solo ahí. En la EFL Cup fue eliminado en la primera ronda por un equipo de la Cuarta División Inglesa, y los resultados en Champions tampoco eran los mejores, destacando una goleada por 2 – 7 que los ‘Spurs’ sufrieron en su propia casa ante el Bayern Múnich. Quizá esta realidad chocó fuertemente contra las grandes aspiraciones de un equipo que iba a por todas. Todo esto llevó a una decisión un tanto precipitada, que ocasionó un auténtico terremoto en el club londinense.

José Mourinho, pobre intento de levantar a un Tottenham destruido

En esa tesitura, el presidente del club no tiene mejor idea que traer al bueno de José Mourinho para intentar levantar a un equipo desunido y frustrado. El técnico portugués dio un giro al equipo y comenzó a encarrilar una serie de buenos resultados. Ganó de manera seguida sus cuatro primeros partidos, marcando 14 goles entre todos ellos, y en Champions, finalmente, consiguió pasar a la ronda eliminatoria.

Las alegrías en el Tottenham no duraron mucho. El equipo volvió a encajar una mala racha de cinco partidos sin conocer la victoria, y demostrándose incapaz de ganar frente a equipos como el Bayern o el Liverpool. Además, en octavos de final de la Champions League, fue eliminado por el RB Leipzig, un rival a priori inferior. Fue capaz de ganar en el Tottenham Stadium por 0 – 1 y de endosarle un 3 – 0 en el Red Bull Arena. Era su segunda eliminación en cuestión de días, pues también había sido eliminado en la FA Cup, precisamente por el colista de la Premier.

La temporada terminó para los ‘Spurs’ de la peor manera posible. Se vio en la última jornada luchando por entrar en la Europa League. Un empate ante el Crystal Palace y una derrota del Wolverhampton le dieron un puesto para la Fase Previa de la segunda competición europea. De no haber ocurrido esto, estaríamos hablando de un desastre aún mayor. 40 puntos los separaron de ganar una Premier que a principio de temporada se vio incluso factible. Mourinho, con sus excentricidades y su forma de jugar un tanto oxidada, intentó levantar al equipo, pero está volviendo a demostrar que es un entrenador acabado, sin fuerzas para volver a lograr nada. Ahora va a tener una nueva oportunidad, pero la situación no pinta mucho mejor.

Jugadores en una situación distinta

Finalmente, en el centro de todo y a la vez al margen, están los futbolistas. Al fin y al cabo son los que juegan, los que meten los goles e impiden que se los metan. Sin embargo, solo son un mero reflejo de lo que ocurre en el club. La inestabilidad que rodea al Tottenham ha sido un factor en contra que han venido sufriendo a lo largo de la temporada.

De la plantilla ‘Spur’ hay que destacar, como de costumbre, su ataque. De nuevo, ha estado apoyado principalmente en Harry Kane y en Son. El ariete inglés ha conseguido marcar 25 goles, dando dos asistencias, mientras que el coreano ha marcado 18 y ha dado otros 12. Por otra parte, en Lucas Moura se ha notado una bajada de rendimiento, sobre todo en cuanto a números. La pasada temporada anotó 18 goles, algunos de ellos en momentos importantes y tomó las riendas cuando Kane no estaba. Esta temporada solo ha marcado 10.

Jugadores y plantilla del Tottenham 2019-2020 - Harry Kane

Además, el Tottenham ha echado mucho en falta la figura de Fernando Llorente, que también tuvo un gran papel secundario la pasada temporada, pero se marchó al Nápoles. Sin él y sin Janssen, solo quedó el propio Kane como único ‘9’.

En cuanto a los fichajes, precisamente, la pasada temporada hacían gala los ‘Spurs’ de haber conseguido lo que consiguieron sin hacer un solo fichaje. Sin embargo, esta temporada, que sí han fichado, la cosa no ha ido del todo bien. No fueron muchos los cambios, pero sí se esperaba que fueran significantes. Ni Ndombele ha sido el ‘box to box’ que se esperaba, ni Lo Celso el mago del fútbol que se vio en el Betis, ni Sessegnon ha tenido las oportunidades que quería, ni Bergwijn ha tenido tiempo de demostrar sus cualidades.

Por otra parte, se ha echado mucho de menos a jugadores como Eriksen, máximo asistente la pasada temporada. Se ha echado de menos ese enlace entre los centrocampistas y los delanteros, porque gol no falta, pero sí un último pase para materializar las jugadas. También se ha echado de menos la figura de Kieran Trippier, jugador importante en defensa y a balón parado, un futbolista también de mucho liderazgo y una gran capacidad de trabajo. Y, por último, como antes mencionamos, se ha notado la ausencia de Fernando Llorente, quien siendo un suplente de oro tuvo pocos momentos, pero de mucha importancia.

Volver a empezar para el Tottenham 2020-21

El único deseo del aficionado del Tottenham era que acabase lo antes posible esta pesadilla de temporada. Los ‘Spurs’ preparan una nueva temporada con la esperanza de volver a estar entre los mejores de Inglaterra. Es muy complicado repetir lo que estuvieron a punto de conseguir durante la temporada 2018-19, pero no será muy difícil hacerlo mejor que esta temporada.

José Mourinho tiene de nuevo en sus manos un proyecto muy interesante, el cual intentará no echar por tierra. En una situación diferente a la de hace un año, el Tottenham buscará resurgir, tirando de su esencia, de equipo humilde que tira para adelante con lo que tiene. Tras haber sido el equipo decepción, solo queda apartar esa etiqueta y comenzar de nuevo. La Europa League es ahora una seria oportunidad para ganar un título, pero hay que darse cuenta de que la Champions quedó en un bonito sueño.

Deja un comentario