La Pasarela del Fútbol: Nick Pope, algo más que un buen portero

The following two tabs change content below.

Jose Luis Guerrero

Loco del fútbol y amante de la escritura. Un gran gusto poder sumar en este proyecto e ir forjándome como periodista deportivo.

La vida de un futbolista no siempre gira en torno a la fama y el dinero; para llegar a ser algo en este mundo hace falta mucha dedicación y esfuerzo los 365 días del año las 24 horas del día. Muchos jugadores que ahora mismo están sonando diariamente en los medios han tenido que pasar por situaciones que quizá desconozcamos aún, y por eso hoy os traigo una promesa con una historia especial que he podido saber gracias a nuestros compañeros de Besoccer. Hablamos de Nick Pope

La historia y trayectoria de Nick Pope

Normal e injustamente no se tiene tan en cuenta a los porteros como a cualquier otro jugador de campo, siendo más laureados por regla general los delanteros. Nick Pope es un portero inglés de 25 años que milita en el Burnley FC, un equipo de media tabla de la Premier League, bastante humilde pero muy guerrero. Mide 1’91, por lo que controla bien el juego aéreo y tiene gran habilidad.

Cogió el puesto en las porterías de los ‘Clarets’ (apodan “los Vinotintos” al club por su vestimenta rojiza) gracias a una lesión de Tom Heaton, internacional inglés de 31 años, también un gran portero que ha llegado a llamar la atención de clubes como el Liverpool o el City, y ahora se ha afianzado en la portería y tiene como meta ir al Mundial de Rusia.

La lesión de Heaton fue crucial para el salto de Nick Pope.

La lesión de Heaton fue crucial para el salto de Nick Pope. Fuente: mundodeportivo.com

Sus grandes actuaciones han llevado a su equipo a la séptima posición, con tan solo 27 goles encajados, mientras que equipos como el Arsenal, Chelsea o Liverpool llevan más. Solo les falta tener más efectividad en el ataque para dar el salto a los puestos europeos y dejar a los grandes equipos boquiabiertos.

Los principios de Nick Pope

Como dije antes, los principios de todos los jugadores no son fáciles. De hecho, muchos se quedan por el camino, ya sea por falta de continuidad, o por la presión, por ejemplo. En este caso, el joven portero inglés tuvo que repartir leche con tan solo 12 años, levantándose a las 4 de la mañana para poder ejercer su trabajo y así ganar un poco de dinero para su familia.

Por suerte, nunca abandonó la que realmente era su pasión, muy lejos de repartir leche: el fútbol. Él tenía claro que su futuro estaba ligado a las porterías, y llevó a cabo ese sueño.

El Ipswich Town, su equipo, lo desechó con 16 años, lo que fue un gran palo para él, pero no se rindió y comenzó a jugar con el Bury Town, de la séptima categoría inglesa. Al menos, tenía donde jugar y exhibirse. De ahí dio el salto al Charlton Athletic, donde fue cedido a varios equipos, como el Welling United, el Cambridge United o el York City, con pocas oportunidades, pero convenció a su equipo y consiguió su vuelta.

De ahí pasó al Burnley, donde por fin ha podido demostrar su potencial. A pesar de todo, en su primera temporada con los ‘Clarets’ solo pudo jugar 4 partidos, pero esta temporada se ha hecho un hueco en las agendas de grandes equipos, y sobre todo en la Selección, que le convocó para los dos amistosos contra Holanda e Italia, en los que jugaron Pickford y Butland, también jóvenes y grandes porteros.

Nick Pope con la selección inglesa.

Nick Pope con la selección inglesa. Fuente: multimedios.com

Nick Pope lo tiene difícil para coger la titularidad de su selección ante estos dos cancerberos, pero si no perdió las esperanzas antes, ni mucho menos las va a perder rendir ahora. Tiene muchas posibilidades de ser convocado para Rusia, pues los números hablan por sí solos: ha jugado 28 partidos de la Premier y ha dejado hasta 11 veces la portería a cero. Tiene el segundo mejor porcentaje de paradas de la competición y parece que puede mejorar.

El fin de semana pasado consiguió una victoria (1 – 2) ante el colista, el West Bromwich, por lo que se mantiene todavía en séptima posición a tres puntos del Leicester, su seguidor. Tras solo dos temporadas en la máxima competición, es un gran hito para este equipo conseguir mantenerse en esa posición, a solo dos puestos de poder jugar en Europa, aunque son 10 puntos lo que los separan.

Estoy convencido de que Nick Pope llegará lejos, porque tiene muy buenas cualidades y sabe lo que es el trabajo duro, superarse día a día. Si sigue así, no descartamos que pronto lo veamos en un gran equipo de la Premier League y en las porterías de la Selección Inglesa, quién sabe.