Repaso a la carrera de una leyenda de los banquillos: Marcello Lippi

Marcello Lippi celebrando la Copa del Mundo conquistada en 2006
The following two tabs change content below.

Manuel Fuentes

Redactor Jefe y CM at SportBall
Máster en Comunicación. Apasionado de los deportes. Orgulloso cofundador de esta web.

“Estoy feliz por haber ganado mi tercer título de liga consecutivo en China, pero mi carrera como entrenador termina aquí”. Marcello Lippi, temporada 2013-14.

Con esta frase, anunciaba su retirada uno de los entrenadores más grandes de la historia del fútbol. Se retiraba un entrenador campeón de la Copa de Europa y campeón de la Copa del mundo. Con esta frase, Marcello Lippi se despedía del mundo del fútbol. Sin embargo, el italiano “rompió” su palabra en octubre de 2016, tras aceptar el cargo como seleccionador de China con un sueldo de 20 millones de euros anuales. En la actualidad, sigue en ese puesto, pero aquí vamos a repasar su increíble trayectoria hasta entonces.

Marcello Lippi en una rueda de prensa como seleccionador chino.

Marcello Lippi en una rueda de prensa como seleccionador chino.

El impresionante palmarés de Marcello Lippi

Muy atrás queda el año 1982, momento en el que Marcello Lippi decide cambiar el terreno de juego por el banquillo, haciéndose cargo de las categorías inferiores de la Sampdoria, club en el que más había destacado como jugador, desde su posición de defensa. 7 temporadas más tarde, haría su debut en la Serie A dirigiendo al Cesena. Desde esa temporada1989-1990 hasta hoy, ha conseguido un total de 17 títulos. Asimismo, es junto a Vicente del Bosque, el único entrenador que ha ganado Copa de Europa y Copa del Mundo y ha sido nombrado 2 veces como entrenador del año y otra como seleccionador del año.

Marcello Lippi será recordado como uno de los entrenadores más exitosos de siempre

Marcello Lippi será recordado como uno de los entrenadores más exitosos de siempre

Trayectoria en los banquillo de Marcello Lippi

Marcello Lippi se hizo un nombre dentro de la profesión tras conseguir clasificar a Napoli para la Copa de la Uefa en la temporada 1993-94, lo que fue considerado todo un éxito para un equipo que por entonces se encontraba en banca rota y llorando aún los años dorados con Maradona. Los mejores equipos del país llamaron a su puerta, y Marcelo se decidió por la Juventus. En la Vecchia Signora vivió los mejores años de su carrera. Cinco temporadas exitosas en las que consiguió levantar 3 Series A, 1 Coppa, 2 Supercoppas, 1 Copa de Europa, 1 Supercopa de Europa y 1 Copa Intercontinental. Su obra cumbre, la Copa de Europa ganada en 1996 (desde la tanda de penaltis) ante el Ajax de Louis Van Gaal.

Marcello Lippi celebrando uno de los numerosos títulos con la Juve

Marcello Lippi celebrando uno de los numerosos títulos con la Juve

De la Juve pasó al Inter, donde sólo se mantuvo una temporada y media. Fue destituido debido a los malos resultados. Ni Lippi consiguió buenos resultados fuera del equipo bianconero ni éste sin él. Por lo tanto, volvieron a unir sus caminos en la temporada 2001-02. En su segundo etapa en Turín, Marcelo conseguiría 2 nuevos Scudettos y 2 nuevas Supercoppas. En verano de 2004 se hizo cargo de la selección italiana. Esta venía de realizar una desastrosa Eurocopa, cayendo en la fase de grupos ante Suecia y Dinamarca.

Campeón del Mundo y retiro dorado en China

El impacto de Marcello Lippi al frente de la azzura fue inmediato, saliendo campeones del mundo en 2006. Vencieron a Francia en los penaltis, a pesar de todas las críticas recibidas por el pobre juego realizado.

“Somos campeones del mundo, no nos interesa el fútbol de toque”. Respondió un Lippi que acababa de conquistar un lugar en el olimpo del fútbol.

Tras el éxito, decidió no renovar su contrato. Pero volvería a acudir a la llamada de su país en 2008, de nuevo tras la decepción de la selección en la Eurocopa de ese año. En ella, caería eliminada en cuartos de final ante España. Para el Mundial de 2010, Marcello Lippi decidió contar con el grupo (ya veterano) que le había hecho campeón del mundo, pero el resultado fue nefasto. Italia empató a 1-1 contra Paraguay y Nueva Zelanda y cayó 3-2 frente a Eslovaquia, quedando última de su grupo. Marcello Lippi renunció al cargo tras este descalabro.

Marcello Lippi celebrando la Copa del Mundo conquistada en 2006

Marcello Lippi celebrando la Copa del Mundo conquistada en 2006

En 2012, Lippi fue seducido por una mareante oferta proveniente del fútbol chino. 30 millones por 2 temporadas y media de contrato con el Guangzhou Evergrande. Durante su primera temporada, consiguió el doblete Liga-Copa. En su segunda campaña, mejoró estos registros con el doblete Liga-AFC Champions League. Así, hizo del Guangzhou el primer equipo chino de la historia que gana la Championes League asiática. En su tercera y última temporada, Marcello levantó el tercer título liguero de forma consecutiva.

¿Cómo eran los equipos de Marcello Lippi?

Si por algo han destacado los equipos a los que ha dirigido es por su espíritu competitivo:

“en el fútbol, el primero es un Dios y el segundo, una mierda”.

Si algo ha caracterizado a los equipos que ha dirigido, ha sido su unidad y su compromiso. Es decir, dejar de lado los objetivos personales por el bien del conjunto:

“el mejor jugador es el que pone su talento al servicio de los demás. Hay jugadores útiles, no indispensables”.

Un detalle curiosos sobre su forma de ver el fútbol la reveló el propio Marcello Lippi en uno de sus libros. Destacaba que no es necesario tener a los mejores jugadores de fútbol, sino a los mejores jugadores de equipo:

“a una selección no se lleva necesariamente a los mejores jugadores. Se lleva a los que pueden constituir un equipo, que es con lo que se gana en el fútbol.”