Un milagro llamado Leicester

Un milagro llamado Leicester: el análisis

Ayer por la tarde me senté en la televisión dispuesto a descubrir todos los detalles del sorprendente equipo que partía como líder de la Premier tras 13 jornadas: el Leicester. Se enfrentaba en su campo, el King Power Stadium, al Manchester United, en lo que era un duelo entre primero y segundo. También tenía interés por ver a Jamie Vardy, el jugador de moda en Inglaterra, pichichi de la Premier y que podía batir el récord de jornadas seguidas marcando, hasta la fecha en poder de Van Nistelrooy.

Aunque el partido fue más bien feo para el espectador, pude fijarme en cómo juega este Leicester, un equipo dirigido por un viejo conocido de la afición española, Claudio Ranieri, que está desafiando los pronósticos al encaramarse a la parte alta de la tabla pese a estar llamado a evitar el descenso. Solo es su segunda temporada en la Premier. Es un milagro. Un milagro llamado Leicester.

Un milagro llamado Leicester

Un milagro llamado Leicester. Los jugadores del Leicester celebran un gol. Espnfc.com

Las líneas maestras del Leicester

El Leicester no es sinónimo de espectáculo ni de juego bonito, pero sí de efectividad. Es un equipo ordenado basado en el 4-4-2 británico de toda la vida, con las líneas muy juntas, que concede poco defensivamente y que sale al contragolpe con combinaciones muy rápidas en las que se planta en el área rival con muy pocos pases. Normalmente permanece replegado en su campo esperando su oportunidad a la contra, y solo en ciertos momentos se despliega y adelanta su línea de presión para vivir más tiempo en campo contrario.

Jamie Vardy, delantero de explosión tardía que vivió muchos años en categorías desconocidas del fútbol inglés y fichó por el Leicester en 2012, ya con 25 años, cuando estaba en la Championship (segunda inglesa), es la punta de lanza de un equipo donde también destaca el argelino habilidoso y con visión de juego Mahrez. El japonés Okazaki acompaña a Vardy arriba y el ex de la liga española Leo Ulloa es el recambio ofensivo para las segundas partes. Con estas sencillas premisas es cómo este equipo modesto del centro de Inglaterra, cerca de Birmingham, está consiguiendo afianzarse en la zona noble de la Premier. Más que meritorio.

El récord de Vardy

El partido de ayer, contra un Manchester United de Van Gaal que cambió a línea de tres centrales, fue de pocas ocasiones para unos y para otros, pero nos dejó el récord de Jamie Vardy. Once jornadas seguidas marcando en Premier. La jugada del gol refleja a la perfección lo que es este Leicester: contra rápida iniciada por el portero tras córner en contra, el lateral zurdo Fuchs avanza por la banda derecha hasta que ve el desmarque perfecto entre centrales de Vardy, que recibe y la cruza con pierna derecha superando a De Gea. Casi sin ver a portería. Este chico tiene el gol entre ceja y ceja. Delirio en el King Power Stadium en apoyo de su jugador franquicia. El hombre récord. El hombre del milagro. Era el 1-0 a los 23 minutos de partido.

El Manchester United

El Manchester United fue una vez más lo que me he encontrado las pocas veces que le he visto esta temporada: mucha posesión, pero poco ‘punch’ arriba. No traduce su dominio del esférico en ocasiones de peligro. Toca mucho el balón pero no encuentra la manera de hacer daño. Ayer, frente a un ordenado Leicester, no encontró los huecos, y le hizo muy pocas ocasiones, las dos más claras en sendos remates de cabeza de Schweinsteiger en dos balones parados: el primero fue gol al hilo del descanso. Tampoco tuvo muchas más el Leicester a lo largo del partido: solo una desde la izquierda de Mahrez y otra de Ulloa en la segunda parte que obligó a lucirse a De Gea.

El 1-1 final devuelve al liderato al Manchester City, que había ganado 3-1 al Southampton, empatado a puntos con el Leicester, que no debe lamentarse. Debe disfrutar de su gran momento, que bien merecido lo tiene. Todo ello a la espera del partido del Arsenal esta tarde. Para el Leicester el partido con el United ha sido el primero del tramo difícil de calendario que les espera hasta el 12 de enero: en 7 jornadas se medirá a Chelsea, Everton, Liverpool, Manchester City y Tottenham. Unos partidos que darán una buena medida de lo qué es este equipo y dónde merece estar, pero que no debe quitar un ápice de mérito a su gran gesta. Está haciendo historia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *