The following two tabs change content below.

Jose Maria Garrido

Entradas recientes de Jose Maria Garrido (ver todas)

Sorprendente, cuánto mínimo, la alineación mostrada ayer por el equipo sevillano. Acostumbrados a esquemas de presión alta y acumulación de jugadores ofensivos, la presencia ayer de un esquema 4-3-3 con posiciones mucho más estáticas y movimientos más conservadores nos dan muestra de que el Sevilla no solo es un equipo alocado y que sale al ataque desde el primer minuto, sino que puede adoptar otros roles y explotar los errores del rival como tan bien hiciera el Sevilla de Emery. A eso hay que añadirle la tradicional suerte que acompaña a los de Nervión en los momentos clave y la presencia de un Sergio Rico imperial que hace la portería muy pequeña.

Ayer el Sevilla jugó sin un punta y con 3 medios defensivos, algo muy distinto a los que nos tenía acostumbrados el técnico argentino. Mercado, Pareja, Rami y Escudero han sido hasta hoy la defensa de 4 más clara y clásica que le hemos visto al Sevilla, que siempre acostumbra a jugar con carrileros. N´Zonzi, Kranevitter e Iborra colapsaron ayer el medio de la Juventus y fueron extremadamente útiles para cortar las incorporaciones al ataque de Alves y Evra. Franco Vázquez canalizó el juego del equipo en la media punta (aunque estuvo más ausente en la segunda parte) mientras Sarabia y Vitolo intentaron taponar la salida de balón de la vecchia signora, Correa les sustituyó en la segunda parte y dio muestras de gran calidad.

Pero lo principal que se vio en el partido de ayer es la capacidad de adaptación táctica de este nuevo Sevilla, que le puede dar muchas alegrías ante rivales más duros. El empate de ayer no fue solo un punto más en Champions, el Sevilla anuló a la Juventus en un partido tácticamente muy interesante pero que alejó al espectador de la pantalla. Y sin perder el toque Sampaoli, aunque más seguros atrás no perdió la intención de sacar el balón jugado ni la presión en campo contrario.

Los de Sampaoli intentaron colapsar la salida de balón con la presión de 4 jugadores, cerrando las líneas de pase y obligando a la Juve a retrasar o jugar en largo, al jugar en largo la presencia de Iborra y N´Zonzi facilitó mucho las labores defensivas del Sevilla que solo se vio apurado en defensa en ocasiones puntuales, muestras de la calidad individual y la pólvora que tiene arriba el equipo italiano. En defensa el Sevilla bloqueó el centro obligando a los dirigidos por Allegri a intentar penetrar por banda donde Mercado y Escudero recibían la ayuda no solo de los medios, sino también de de Sarabia y Vitolo que se desgastaron muchísimo. Sin embargo por primera vez el Sevilla tuvo fallos de circulación, normal jugando con 3 medios defensivos, la falta de un 9 referencia también influyó, aunque Kranevitter se movía bien entre líneas pocas veces podía conectar fácilmente con Franco Vázquez, y si llegaba a él la pelota se encontraba solo ante 3 centrales y la presión de Lemina o Khedira.

higuain

Gonzalo Higuaín entre tres defensores sevillistas.

De todas formas el partido de ayer es muy esperanzador para un equipo que está todavía en proceso de construcción y que ha podido plantar cara a uno de los mejores equipos de Europa, que tampoco estuvo acertado a decir verdad. La afición sevillista puede estar tranquila por que su equipo más allá de ganar o perder dará la cara en todos los partidos y no pondrá la manida excusa “perdimos por nuestro estilo” por que como los equipos inteligentes, hará lo necesario para ganar.